*

X

¿Es la música un lenguaje? La improvisación como forma de conversación

Por: pijamasurf - 03/22/2014

Ejecutar música junto a otros activa las mismas áreas del cerebro que una conversación en voz alta. Sin embargo, la música no es lenguaje del mismo tipo que el verbal --pero sí comunicación.

jazz1024

Cuando vemos a un grupo musical en vivo podemos decir que tienen química o que carecen de ella. Sobre todo al tratarse de improvisaciones, como en el jazz y el blues, la música parece ser una forma de conversación, esto es, de transmisión de sentido. ¿Pero podríamos deducir de esto que la música es un lenguaje, del mismo modo en que decimos que la comunicación verbal lo es?

Un equipo de investigadores de la Universidad John Hopkins estudió la base neuronal del intercambio musical al observar la actividad cerebral de 11 músicos de jazz. Sus descubrimientos permiten aseverar que la música se comporta como un lenguaje estructuralmente, pero no semánticamente.

Once pianistas improvisaron piezas musicales junto a otros músicos (en condiciones lamentables, francamente) con un pequeño teclado mientras permanecían hasta por 10 minutos al interior de un escáner de MRI. Se trataba de jammear, de construir una pequeña y efímera estructura sonora mientras los neurólogos hurgaban en sus cabezas.

Durante las improvisaciones, las áreas sintácticas del cerebro —las que interpretan, por ejemplo, la estructura de una oración verbal— estuvieron sumamente activas, como si los pianistas estuvieran conversando en voz alta. Sin embargo, las áreas semánticas del cerebro —las que procesan el significado del lenguaje— estuvieron apagadas.

De esto dedujeron que los cerebros no discriminan o diferencian estructuralmente entre música y lenguaje, lo que implica, a su vez, que nuestro cerebro parece entender todas las formas de comunicación de la misma manera, al menos en cuanto a su procesamiento. Por otra parte, el estudio indica que nuestro cerebro deriva el significado del mensaje basándose en el medio en que dicho mensaje es codificado. 

Charles Limb, responsable del estudio, afirmó que "el significado en la música es específicamente contextual e impreciso, por lo que difiere completamente del lenguaje natural". Pero aunque la música no sea como tal un lenguaje, ciertamente la utilizamos para comunicar emociones de otra forma imposibles de comunicar: bailamos o lloramos, cantamos o analizamos, en fin, nos identificamos con ella, y hasta cierto punto, la música es nosotros.

Te podría interesar:

Te soprenderá que esta imagen no es una pintura de un extraterrestre gris

Por: pijamasurf - 03/22/2014

Los grandes ojos negros ovalados, el cráneo prominente y abultado y demás características del extraterrestre de la imaginaria poo se presentan en esta imagen de alta falsificación.

alien2

A todas luces esta imagen parecería la pintura de un extraterrestre gris o incluso un verdadero extraterrestre gris, con una alta dosis de realismo. Estos sere,s parte de la nueva mitología moderna, son identificado casi de inmediato cuando alguien habla del extraterrestre prototípico, paradójicamente común y familiar: el cuerpo humanoide (aunque con menor estatura que una persona promedio), los grandes ojos negros ovalados, el cráneo prominente y abultado, piernas cortas pero brazos alargados, la escasa masa muscular y, claro, la piel de un inquietante tono grisáceo.

Lo impresionante de esta imagen no es su naturaleza extraterrestre sino su muestra de un descollante talento humano. En realidad se trata de una extraordinaria muestra de maquillaje, realizado por la usuaria de Reddit, MissyDeanna, quien debería de trabajar en Hollywood. Sólo fue hecha con sombra en los ojos, delineador negro, una base y polvo. Sin duda una excelente opción para una fiesta de disfraces.

Los aliens grises comenzaron a ganar popularidad a raíz del incidente Roswell o, mejor dicho, en las especulaciones que surgieron casi cuarenta años después, en las décadas de 1980 y 1990, a propósito del origen y la tripulación de la nave que se estrelló en dicha región estadounidense en junio de 1947. Algunas personas sugieren que iconografía de estos seres parece provenir de las operaciones mágicas del ocultista británico Aleister Crowley, quien en una de sus sesiones teúrgicas se encontró con una entidad de cabeza protuberante a la cual llamó LAM y dibujó imperecederamente. En 1918 (aunque algunos lo citan en 1915 y otros en 1917) en la ciudad de Nueva York, Crowley realizó los “Trabajos de Alamantrah”, una serie de operaciones de magia sexual junto con su pareja y medium Roddie Minor, la Mujer Escarlata del momento. Aparentemente Crowely habría abierto un portal dimensional por el cual entró en contacto esta entidad, la cual lo exhortó a “encontrar el huevo”. 

aliens-3