*

X

El arte-escape: los artistas de la violenta frontera de E.U y México (FOTOS)

Por: PijamaSurf Mexico - 03/29/2014

Un fotógrafo capta los artistas que entre la violencia crean en la frontera dividida por el muro: de Tijuana a Brownsville.

La vida en la frontera entre Estados Unidos y México es particularmente extravagante. El masivo tránsito de personas hace que la mezcla cultural en la región sea 'folkloriquísima'. Esta condición y la disparidad económica entre Estados Unidos y Méxic, generan también contrastes oscuros que abonan a la irrealidad del entorno. Al otro lado de la barda, del lado 'gringo' hay una cultura de rechazo y racismo a los migrantes, acaso como una extensión de las patrullas fronterizas a la caza de indocumentados.

La frontera México-Estados Unidos está inmersa en violencia, en gran medida por ser punto de intersección del tráfico ilegal que ingresa a la economía más grande del mundo. Y hoy que los cárteles de droga pelean las zonas de trasiego, cada vez más competidas por la construcción del muro, la violencia en los últimos años se ha disparado.

Entre tal caos, también hay sitio para crear. El arte como necesidad terapéutica de creación es un aliciente discreto pero vital en las zonas de conflicto. El fotógrafo Stefan Falke documenta las obras de personas que viven, crean, denuncian y convierten su percepción diaria en expresiones creativas. Su proyecto La Frontera: Artists Along the U.S.-Mexico Border, registra el trabajo de artistas a lo largo de la 'línea'. El trabajo de estos artistas nos invita a valorar la condición humana, pues la totalidad de las emociones, concebidas culturalmente como benéficas o nocivas,  puede mutar en inspiración.

 

Te podría interesar:

Inesperadamente avalan trámite de consulta social sobre la Reforma Energética

Por: Ana Paula de la Torre - 03/29/2014

Sorpresivamente, el senado de México aceptó la solicitud de consulta popular sobre la reforma energética, propuesta por el PRD y por grupos civiles como "El grito más fuerte".

imagesLa reforma energética aprobada por el congreso mexicano ha provocado, comprensiblemente, polémica. Esta abre la posibilidad para que la empresa petrolera del país, PEMEX, posibilite contratos con la iniciativa privada para explorar, explotar, pero también compartir la renta (utilidades del petróleo mexicano).

Algunos analistas, como Lorenzo Meyer, apuntan a que abrir esta oportunidad incorporaría a poderosos actores (las grandes petroleras) a la toma de decisiones del país, pues inevitablemente pujarían por sus intereses, (por cierto empresas con una reputación bastante oscura). Otros críticos (incluyendo a la ONU), reprueban la nula sustentabilidad de la reforma, que omite la generación de energía  limpia.

El tema del petróleo es particularmente sensible en México pues está asociado con su identidad nacional. Hay anécdotas que cuentan cómo en 1938, cuando se consumó la expropiación petrolera, las personas, en un emotivo acto, hacían fila para donar sus pertenencias, incluso gallinas, para que el petróleo perteneciera exclusivamente a México.

La reforma política de 2009 incorporó a la constitución la posibilidad de emprender la consulta popular, que consiste en preguntar a la sociedad sobre decisiones de trascendencia nacional. Cuahutémoc Cárdenas (hijo del presidente que expropió el petróleo, Lázaro Cárdenas) y el partido PRD consiguieron un millón 700 mil firmas, esto es, 2% del padrón electoral que marca la ley para solicitar una consulta, pero apenas hasta hoy el senado aceptó el trámite.

Aunque aun la Suprema Corte de Justicia de la Nación deberá resolver si aplica jurídicamente la consulta, se trata de una decisión inesperada, sobre todo porque la reforma energética ya fue aprobada con el apoyo general de las dos principales fuerzas políticas del congreso, el PRI y el PAN.

La aceptación de la consulta es un caso inédito. El petróleo en este país siempre ha sido símbolo de orgullo nacional, y aunque PEMEX exige una reestructuración, pues está inmerso en escandalosos casos de corrupción, es un hecho que compartir las ganancias petroleras con empresas tan poderosas como las que manejan el petróleo no es asunto menor para muchos mexicanos.

Twitter de la autora: @anapauladelatd

 Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad del autor y no necesariamente reflejan la posición de Pijama Surf al respecto.