*

X

Doble o nada: las mellizas que comparten novio y gastan miles de dólares en ser aún más parecidas (FOTOS)

Por: pijamasurf - 03/13/2014

Las hermanas Lucy y Anna DeCinque son un ejemplo de que la muerte del yo también puede darse a partir de integrar un yo colectivo: una personalidad escindida de la que ninguna de las dos es expresión última.

Tal parece que la identidad genética no fue suficiente para un par de mellizas australianas, quienes en conjunto han gastado más de $200 mil dólares en cirugías plásticas para moldearse una a la imagen de la otra —el problema viene cuando tratas de saber cuál es cuál, pues su obsesión identitaria, por llamarla de algún modo, o su compartir cada aspecto de la vida, llega al punto en que tienen una misma cuenta de Facebook, duermen en la misma cama y tienen un mismo novio.

"Hay tres personas en nuestra relación. Estamos compartiendo", dice Anna DeCinque, quien está de acuerdo con su hermana Lucy en que "tenemos el mismo gusto en todo, así que obviamente nos va a gustar el mismo chico también."

Las mellizas de 28 años nacieron con un minuto de diferencia, y desde entonces han sido inseparables, al grado de hacerse colocar los mismos implantes de senos, el mismo trabajo en los labios y el mismo diseño de tatuaje para las cejas.

Las hermanas viven con su madre de 71 años en la ciudad de Perth y trabajan sirviendo comida en un albergue para ancianos, pero incluso aquí viven como si fueran una sola, dividiendo el horario de trabajo y la paga. Todo lo que ganan lo gastan en ropa y cirugías: dos muñecas como dos gotas de plástico.

En un mundo donde la premisa de la individualidad y la diferencia rige las decisiones existenciales y de consumo, es curioso ver que en las hermanas DeCinque, la individualidad se exprese en una búsqueda de ser indiferenciables una de otra. Como una especie de muerte del yo individual en favor de la exaltación de un yo colectivo o bipartita, del cual ninguna de las dos es expresión completa.

 

Te podría interesar:

10 videos musicales que te volarán la tapa de los sesos

Por: Daniel Patrón - 03/13/2014

[caption id="attachment_73130" align="aligncenter" width="630"]Sami-reindeer-Salvasskard-009 Clay Rodery[/caption]

Si eres de los que cree que el arte del videoclip está en decadencia, seguramente estás en lo cierto. Pero es a veces, en ese punto en que un arte alcanza tal madurez en empieza a pudrirse, cuando la vida empieza a poseerlo. Es en la decadencia donde surgen los “enfants terribles”, esos seres que al destruirlo todo dejan al descubierto ruinas subterráneas y antiguos ídolos. Los animadores y directores de estos videos hace mucho se excedieron con sus dosis de Hendrix y Ovidio. Así que te advierto que no te pedirán permiso para conectar y desconectar cables en tu cerebro.

Estoy seguro de que tus ojos disfrutarán el masaje psicodélico, pero los efectos posteriores son incalculables. Algo pasa después de ver estos vídeos. Te costará regresar, reencontrar tu punto de anclaje con la realidad. Sentirás que los colores brillan más, que se salen de sus límites, que se derraman. Tu imaginación, que parecía tan bien domesticada, empezará a inquietarse. Cuando ves que imágenes salvajes rompen los amarres con los que el lenguaje intentaba contenerlas, la metamorfosis se vuelve la regla.

Intentarás explicarte lo que pasa, pero lo único que vas a lograr es enredarte en un laberinto de palabras que te llevará a un callejón sin salida y a un espejo. Entonces quedarás paralizado al ver del otro lado a un minotauro que empaña el cristal con el hedor de su aliento.  

Subirá la marea, no sabrás distinguir donde empieza la costa de la realidad y terminan las aguas del sueño. Viendo estas imágenes añorarás a la maestra de la que estabas enamorado, te acordarás del cráneo que llevas bajo el rostro, bailarás por paisajes que nunca recorriste, te acosaran como serpientes tus más recónditos deseos, comerás del árbol del poder y la fama. Amarás al gran hermano.

Mi última recomendación: súbele al volumen y arranca la perilla del estéreo.

 

 

Forest. Música: Ready, Able por Grizzly Bear. Animación y Dirección: Allison Schulnik

 

Zodiac Shit. Música: Flying Lotus. Animación y Dirección: lilfuchs

 

The Music Scene. Música:  Blockhead. Animación y Dirección: Anthony Francisco Shepperd

 

Ghosst(s). Música: Lorn. Animación y Dirección: CRCR

 

Arctic Monkeys - Do I Wanna Know? from David Wilson on Vimeo.

 

Fantasy

Música: DyE. Animación y Dirección: Jérémie Périn.

 

The Wend. Música: Secret por Clark feat. Martina Topley-Bird Animación y Dirección: Daniel Farah

 

Mind Mischief. Música: Tame Impala. Dirección: David Wilson. Animación: Jonathan Harris.

 

G.I. Jane (Fill Me Up). Música: Jackson and his Computerband. Animación y dirección: Mrzyk & Moriceau

 

Mondo Taurobolium. Música: Devendra Banhart. Animación y dirección: Galen Pehrson