*

X
A 25 años de que Tim Berners-Lee concibiera Internet, esta Red de redes evoluciona y transforma nuestras interacciones como ningún otro medio de comunicación en la historia.

A-map-of-internet-bloggin-001

Este domingo 9 de marzo se celebran 25 años del nacimiento del Internet, marcado por un artículo seminal presentado por Tim Berners-Lee del laboratorio CERN de Suiza. Una idea genial inspirada en la libertad de la información —aunque hoy parece que la balanza no se decide y se puede inclinar a ese otro origen de Internet global, el militar, a partir de Arpanet.

Para festejar este cumpleaños un poco arbitrario de la Red, que es vasta y complicada, un proceso más que un momento, The Guardian enlista 25 cosas importantes de Internet, ya sean desafíos que enfrenta así como algunas de las cosas que han transformado nuestra civilización. Destacamos algunas y los remitimos a la lista del sitio británico.

The Guardian considera que una de las principales aportaciones de Internet es  "la innovación sin necesidad de permisos". No existe un centro de control, la información está distribuida y esto es el paradigma que al menos originalmente se buscaba por Berners-Lee: el brote de nodos o rizomas de innovación, hongos informáticos de creación.

Mientras que en realidad nadie es dueño de Internet, muchas de las cosas que se crean en la Red no son abiertas y libres. Por ejemplo, si algo se crea en una red como Facebook, la plataforma es dueña de esta innovación.

The Guardian considera que Berners-Lee es el heredero de Gutenberg, evolución de un mismo proceso de distribuir y liberar la información que tuvo su gran hito en la invención de la imprenta.

El Internet actualmente está dominado por las corporaciones: de los 100 sitios más visitados en el mundo casi todos pertenecen a corporaciones, con alguna excepción, como Wikipedia.

Hay una enorme desigualdad que equivale a leyes de monopolio no reguladas en la Red. Por ejemplo, Google puede prácticamente hacer que un sitio no exista si no lo "indexa" o si lo penaliza. Cuando Google cambia su algoritmo para los resultados de búsqueda, una revolución ocurre entre numerosos sitios equivalente al colapso del mercado de valores.

El Internet se ha convertido en una memoria prostética del mundo. Ya no nos acordamos o necesitamos acordarnos de datos que antes memorizábamos porque están a una búsqueda en Google de distancia. Se incrementa nuestra capacidad de manejar más información, ¿pero qué efectos tiene esto en nuestra retención o en nuestra capacidad de profundizar en la misma información? Algunas personas sugieren que Internet y el exceso de bits de información nos están haciendo estúpidos, otros creen que Internet mismo es una extensión de nuestra mente en evolución, una capa pensante que materializa la inteligencia y que cada vez somos más capaces de reconocer patrones.

El hipertexto o los hipervínculos, inventados en 1963 por Ted Nelson, muestran una sintaxis, una relación metalingüística que va más allá de Internet, es una red de relaciones que determina nuestra era: simultaneidad, superposición y multidimensionalidad.

Internet ha creado una explosión de plataformas personales para exponer trabajo creativo. Tumblr, Wordpress, Blogger, Vimeo, Youtube, Flickr, y muchas más albergan páginas de cientos de millones de personas que muestran su trabajo al mundo sin intermediarios. Más allá de la calidad de este trabajo, esto es algo que era inimaginable hace algunos años.

La idea de Berners-Lee era que el Internet fuera un medio read-write, en el que las personas pudieran modificar la estructura misma de las páginas, de alguna forma que todos fuéramos programadores. En la actualidad sólo los dueños pueden modificar las páginas. Este factor a fin de cuentas ha sido determinante en que las corporaciones dominen la Red.

El Internet es una muestra del poder del software. El software es "pura sustancia de pensamiento", lenguaje que se materializa. Una forma de magia secular.

Las revelaciones de Snowden sugieren que la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos podría haber intencionalmente debilitado el protocolo de seguridad HTTP.

Hay una red profunda que no ha sido indexada de una magnitud de hasta 2.3 mil millones de páginas. Lo que conocemos como la Web es sólo la punta del iceberg.

Internet es el medio de comunicación que más rápido ha crecido en la historia. Y sus usuarios están igualmente acostumbrados a esa velocidad: la mayoría de las visitas a un sitio duran menos de un minuto.

Berners-Lee imagina una web semántica en la que los programas "sean capaces de analizar toda la data de la Red".

 

También en Pijama Surf: La memoria en tiempos de Google (de Akasha a Internet)

 

 

Te podría interesar:
El gobierno federal, apoyado por la bancada de su partido y el verde ecologista, junto con el Partido Nueva Alianza y quizá el PAN y el PRD, están listos para bloquear nuestras libertades sin ningún miramiento.

Captura de pantalla 2014-04-21 a la(s) 14.02.39Te has puesto a pensar ¿qué pasaría si estás en un municipio en Morelos o Veracruz (por poner un ejemplo) y de pronto escuchas una balacera? ¿Sabes lo que ocurriría si te lanzas pecho tierra con tu teléfono en mano y cuando intentas ver en redes sociales si hay algún aviso y no hay señal? ¿O qué tal si te avientas el tiro de avisar que los balazos entre las calles –tales o cuales– no paran con su estruendo, te encuentras con que tu Internet está completamente bloqueado?

¿Has pensado en que alguna tarde, así nomás porque a tu gobernador le apetece, tocan a tu puerta un par de policías y extraen toda la información de tu equipo de cómputo sin orden judicial? ¿O lo que es más sencillo, extraen tu información con el apoyo de hackers “oficiales” que pagas tú con tus impuestos?

¿Te imaginas hoy en día que algún periodista intente enviar notas con fotografías y videos del momento clave en el que algún político está cometiendo un acto ilícito, pero se vea imposibilitado porque las autoridades han obligado al concesionario de Internet a bloquearlo en esa zona?

Pues eso está a punto de suceder y no significa que los mexicanos nos mudemos a China. Es sólo que el gobierno federal, apoyado por la bancada de su partido y el verde ecologista, junto con el Partido Nueva Alianza y quizá el PAN y el PRD, están listos para bloquear nuestras libertades sin ningún miramiento.

En China desarrollaron una red de Internet dentro de su plan llamado "Gran Muralla Electrónica" en la que tienen control absoluto de su contenido, además tiene la colaboración del Consejo Supremo del Ciberespacio, Guardianes de la Revolución y un grupo de trabajo que evalúa y da categorías a los contenidos de grupos criminales. 

Podríamos parecernos también un poco a Rusia, en donde el  gobierno ejerce control sobre los contenidos que circulan en la red; han bloqueado sitios por atacar al propio gobierno. Hoy en día, sin que la ley se haya aprobado, nuestro flamante gobierno pidió ya a la embajada estadounidense que le exigiera a la concesionaria que hospedaba la página de 1dmx que la diera de baja. Así se las gasta.

En Siria, Turquía, Turkmenistán y Vietnamlas autoridades locales tienen el control de la mayoría de las infraestructuras que permiten la vigilancia de las redes de Internet. A eso aspira nuestro “nuevo” gobierno. Y ahora que tenemos a Venezuela tan presente, tras la violencia que el gobierno ha ejercido con la oposición, parece que Nicolás Maduro le parece un ejemplo atractivo a nuestro presidente, pues su propuesta de ley lo imita al obligar a los proveedores que filtren la información, con el fin de que no se publiquen ciertos contenidos, además han bloqueado diversos sitios.

No contentos con concentrar aún más el mercado de telecomunicaciones, cierran el resto de las ventanas con las que ventilamos aquella información que se queda bloqueada o se maquilla previamente en los espacios hoy concesionados. 

Si la reforma constitucional nos pareció un evento para celebrar y los dictámenes del Instituto Federal de Telecomunicaciones habían dado señales de que la competencia en condiciones igualitarias y la libertad de expresión estarían por encima de los intereses privados, nos ha quedado claro que Peña Nieto y quienes apoyan esta propuesta le apuestan justamente a lo contrario.

Votar la ley así es levantar una muralla anacrónica y aislante que amenaza las libertades de los ciudadanos. Sus sueños no son libertarios, sus deseos cierran las puertas de los que piensan distinto, sus iniciativas sujetan por la fuerza lo que no saben sostener con la convicción.

 

Twitter de la autora: @maiteazuela

Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad del autor y no necesariamente reflejan la posición de Pijama Surf al respecto.