*

X

Vestirse de manera extravagante puede hacer que los demás se sometan ante ti

Buena Vida

Por: pijamasurf - 02/20/2014

Comportarse de manera extraña o vestirse con ropa osada, que no encajaría en la norma, podrían traer beneficios insospechado en sociedad.

bowie-glam-rock-6

Aunque muchas personas pensarían que vestirse de manera extravagante, de tal forma que una persona resalte entre un grupo, no es una conducta que asegure el loor social, lo contrario podría ser cierto. Vestimentas coloridas y atrevidas pueden hacer que una persona sea percibida como superior, dueña de su propias reglas, según sugiere un estudio de la Universidad de Harvard.

"Proponemos que, bajo ciertas condiciones, comportamientos no-convencionales pueden beneficiar a a alguien más que simplemente tratar de encajar. En otras palabras, cuando parece deliberado, una persona puede aparentar tener un estatus más alto y un sentido de competencia", escriben los autores del estudio Silvia Bellezza, Francesca Gino y Anat Keinan. Esto mismo en palabras de Wired: "Vístete con calcetines de colores y logra la grandeza".

En el estudio, los investigadores encontraron que las personas percibían un mayor nivel de estatus y de competencia en personas que no se conformaban con la norma que en aquellos que sí lo hacían. Esta no conformidad se exhibía en cosas tan sencillas como un abogado usando calcetines de colores. En otro caso un profesor de una universidad reconocida usó una camiseta y una barba sin rasurar mientras otro profesor de una universidad local usó un traje y un rostro afeitado. Las personas percibieron como de más alto estatus al profesor que apareció casualmente sin rasurar y usando una t-shirt.

Como suele ocurrir, la invetsigación podrá ser usada para el beneficio de marcas que quieren apelar a los compradores que no se conforman con las normas de la moda, capitilizando en la tendencia de "aparentar ser no conformista", de la mano de la tendencia de marcas que buscan enviar mensajes anticapitalismo y anticonsumo para que las personas consuman sus productos, buscando irónicamente empatizar con el sentimiento anticorporativo de algunas personas, muchas de ellas líderes de opinión. De este tipo de estudios surgen, por ejemplo, productos que cuestan muy caro pero que se ven como productos que usaría una persona que no tiene tanto dinero. La clave para las marcas es "entender cómo los consumidores pueden demostrar que están haciendo un acto intencional de no conformidad a través de estas marcas y productos".

La atracción por lo extravagante y diferente, puede observarse también en otro estudio que muestra que las personas prefieren una obra de arte cuando saben que el artista estaba loco o tenía ciertas conductas estrafalarias. Ambos estudios contribuyen a la conclusión de que ser raro no es tan malo como nos querían hacer creer.

Te podría interesar:

Científico propone un intoxicante sustituto del alcohol, pero sin efectos dañinos

Buena Vida

Por: pijamasurf - 02/20/2014

David Nutt está fabricando una droga que podría sustituir al alcohol, e incluso provocar ebriedad, de manera inofensiva.

Flaming_cocktails

De acuerdo a un reporte del World Health Organization publicado este mes, la incidencia del cáncer está destinada a aumentar globalmente en un 70 % entre hoy y el 2024. El reporte declara que mucho de ese incremento se deberá a factores de estilo de vida; no sólo fumar sino también inactividad física y consumo excesivo de azúcar y alcohol.  

Obviamente, cambiar el comportamiento de la gente es muy difícil y costoso, pero el profesor de neuropsicofarmacología del Imperial College London, David Nutt, está cosechando una alternativa rarísima e interesante. ¿Qué pasaría si fuera posible reducir el efecto tóxico del alcohol?

Nutt lleva veinte años tratando de reducir los efectos dañinos del alcohol, pero hace diez años imaginó una especie de sustituto que tendría efectos intoxicantes pero al mismo tiempo sería inofensivo. La nueva droga suena demasiado buena (y demasiado sospechosa) para funcionar, pero la explicación es la siguiente:

La alternativa al alcohol funciona estimulando los mismos receptores que el neurotransmisor Gaba, que tiene un efecto “relajante” en el sistema nervioso central. Estos receptores son el objetivo de varias drogas muy conocidas: barbitúricos, benzodiazepinas (como el Valium), y, por supuesto, el alcohol.

El sustituto de Nutt es un derivado de la benzodiazepina, pero él insiste en que lo que está ofreciendo es más que sólo otro tipo de Valium. Se enfoca en las mismas regiones del cerebro, pero cree que la droga no causará los mismos problemas de adicción y síndromes de abstinencia.  

La droga ya se está usando en humanos para otras indicaciones, apunta Nutt. “La adicción es un proceso complicado. Estoy seguro de que las propiedades físicamente adictivas de esta droga son mínimas, y que es mucho menos adictiva que el alcohol. Sin embargo se requiere más trabajo para poder demostrar esto concluyentemente”.

Por razones comerciales aún no está listo para revelar la identidad de esta droga. Pero mientras tanto planea ofrecerla como un coctel sin alcohol. Lo más impresionante de ello es que, según él, las dosis intoxicantes de las primeras tres dosis serán acumulativas, pero las dosis subsecuentes no tendrán efecto alguno. Y además también creó un antídoto o “píldora para recuperar la sobriedad”. Es decir, esta nueva sustancia te intoxica hasta cierto punto pero después de tres bebidas ya no te sigue intoxicando, y si te sientes muy “ebrio” puedes revertir el efecto con otra droga de diseño.

Lo siguiente, de acuerdo a Nutt, es incentivar al público a decir “necesitamos esto”, y que los gobiernos lo apoyen como un sustituto sano.