*

X

Lecciones de vida tras observar a una niña que experimenta la lluvia por primera vez (VIDEO)

AlterCultura

Por: Pedro Luizao - 02/08/2014

Al experimentar por primera vez la lluvia, esta pequeña nos invita a re-encantar nuestra existencia, recordándonos que todo es risueñamente sagrado.

 ¿Te acuerdas de cuándo eras capaz de maravillarte con miles de pequeñas experiencias? ¿Cuándo tu vida era una secuencia de micro epifanías y el asombro genuino un vehículo de tu existencia? ¿Cuándo un columpio era una nave espacial y ocultarte debajo de tu cama equivalía a visitar un exuberante jardín secreto?

Por alguna razón la mayoría de estas sensaciones forman ahora solo parte de una vasta biblioteca de recuerdos, pero cada vez se hacen menos presentes en el ahora. Lamentablemente, algo sucede con nosotros, con nuestra mente, que en algún momento de la vida comienza a bloquear o diluir esa capacidad de fascinación ante un 'todo' por demás estimulante. Pero por fortuna existen vídeos como este, recordatorios frontales de que absolutamente todo es risueñamente sagrado.

Desde hace un par de días un video ha circulado en la red que, tengo la esperanza, nos remita a este tipo de recuerdos y nos invite no solo a revivirlos, también a cuestionarnos nuestra filosofía de vida y a regresarlos a nuestra cotidianidad. La escena muestra a una pequeña niña asiática experimentando por primera vez la lluvia. La protagonista de este conmovedor ritual comprueba la magia impresa en el acto de ser rítmicamente impactada por cientos de gotas de lluvia, y se maravilla con un fenómeno que para nosotros, los adultos, no solo ha pasado a formar parte de un acervo de eventos cuya percepción hemos automatizado, incluso en muchas ocasiones les rehuimos o lamentamos. 

La escena me recuerda a lo que plantean múltiples personas y corrientes, entre ellos Erik Davis, autor del libro Techgnosis, cuando sugieren la necesidad de re-encantar el mundo. Básicamente se trata de recuperar vínculo con lo que está más allá del plano material, que inevitablemente honramos cuando niños –pero que luego fue sepultada por horas de escuela, cánones culturales, y prejuicios.

Todo es esencialmente sagrado, disfrutable, y si dudas de esto ojalá que este video ayude a desmentirte. 

Te podría interesar:

Ondalinda x Careyes: el exclusivo festival en un punto paradisíaco del Pacífico mexicano

Arte

Por: pijamasurf - 02/08/2014

Este evento es una celebración de la vida y el espíritu, una congregación de personas afines que buscan encontrar la inspiración, la belleza y la fuerza espiritual para transformar el mundo

El festival Ondalinda x Careyes, apenas en su tercera edición, es sin duda uno de los más exclusivos y atractivos de México. La revista Vogue lo ha llamado el nuevo (y deluxe) Burning Man, pero mientras que la ciudad itinerante de Black Rock ha crecido hasta el punto de albergar unas 70 mil personas en los últimos años, en esta playa del Pacífico mexicano el aforo es limitado y aunque el festival se está expandiendo, se esperan menos de mil personas.

El festival pretende algo mucho más que poner unos DJs en la playa y pasarla bien un rato. Los 4 días del evento, del 8 al 12 de noviembre, son una celebración de la vida y el espíritu, una congregación de personas afines que buscan encontrar la inspiración, la belleza y la fuerza espiritual para transformar el mundo, según las palabras de sus fundadores, Lulu Luchaire y Filippo Brignone. De acuerdo con Luchaire, que trabajó en Apple y luego se retiró a Todos Santos (Baja California), la idea detrás del festival es reconectarse con la cultura ancestral. El festival pone un especial énfasis en el arte indígena y en los conocimientos chamánicos y medicinales de estas culturas. Cada año, se celebra a cierta etnia (el año pasado fueron los purépechas). El festival cuenta con una galería de arte en la que venden pinturas de artistas indígenas. Y las ganancias son donadas a diferentes comunidades indígenas.

Este año el tema del festival son los alebrijes, en el sentido de ser "animales espirituales personales" y de la conexión que tienen diferentes tradiciones con los animales, en los que encuentran sabiduría, guía y una posibilidad simbólica de transformación.

El line up cuenta con artistas como Oceanvs Orientalis, Nick Barbachano, Viken Arman, Goldcap y KMLN, entre otros.

El boleto al festival llega a costar casi mil 400 dólares, los cuales no incluyen el alojamiento. Así que no es barato, pero no hay duda de que los asistentes serán agasajados con música, paisajes, gastronomía, arte, espectáculos de luz y sonido y demás banquetes multisensoriales. El festival está asociado con Mayan Warrior, el famoso carro alegórico fiestero que todos los años acampa en Burning Man. Cuenta además con temazcales, sesiones de yoga y otras bondades.

Para volar alto a este festival de máximo deleite sensorial, las tarjetas American Express te ofrecen la posibilidad de pagarlo de contado o en parcialidades, además de su servicio 24/7, diseñado para resolver imprevistos en viajes. No vivas esta experiencia sin ellas.