*

X
El simulacro, la copia y la faslsifiación son parte fundamental de la naturaleza, esto comparten los dioses y las arañas.
peru-cyclosa-660x440

Imagen: http://www.wired.com/wiredscience/2014/01/more-decoy-spiders-philippines/

El descubrimiento reciente de dos distintas especies de arañas (y podrían ser varias más) que fabrican arañas falsas para engañar a otros animales es una muestra más  de cómo la simulación o la falsificación están arraigadas en la naturaleza.

Científicos descubrieron en el Amazonas peruano la existencia de la araña Cyclosa, la cual esculpe arañas falsas que coloca en su telaraña con fragmentos de cadáveres de sus presas. Los simulacros arácnidos que construye son mucho más grandes que ella, por lo que investigadores creen que se trata de un sistema antipredatorial.

Otra segunda araña que forma arañas señuelos fue encontrada también en la Isla de Negros, en Filipinas. Los científicos se preguntan como evolucionó este comportamiento. La diferencia entre las arañas falsas yace fundamentalmente en que las patas de la peruana apuntan hacia abajo y la de la filipina irradian en todas direcciones, una diferencia de estilo de diseño.

Se cree que deben de existir numerosas otras arañas que construyen arañas falsas, pero justamente no han sido observadas porque parecen propiamente arañas —la verdadera araña se oculta en la araña artificial como una imagen dentro de un fractal. No se sabe caetgóricamente si la conducta está orientada a burlar a posibles depredadores o atraer presas, pero los investigadores se inclinan por la primera.

La naturaleza ama el simulacro, recurso primordial para la evolución y la supervivencia. Estas arañas parecen operar en línea con el demiurgo. El simulacro incluso parece estar en el origen de la creación, como muestra la literatura védica. 

phillipines-cyclosa-01-660x440

¿Puedes detectar dónde esta la araña? http://www.wired.com/wiredscience/2014/01/more-decoy-spiders-philippines/

[Wired]

 

Te podría interesar:

Descubren que el sonido de una nota hace estremecerse de placer a los cocodrilos

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 02/02/2014

Estudio revela que cierta nota musical, interpretada por una tuba, puede hacer que los cocodrilos respondan con excitados llamados de apareamiento.

Swimming With Alligators

¿Alguna vez te has preguntado cuál será el equivalente de escuchar a Barry White o Al Green para un cocodrilo?

Corría 1944, en tiempos de la Segunda Guerra Mundial, cuando la Orquesta Filarmónica de Nueva York se encontraba ensayando en el Museo de Historia Natural, antes de una presentación. Durante el ensayo notaron que Óscar, uno de los cocodrilos residentes del museo, parecía visiblemente agitado, sobre todo en el momento en que interpretaban ciertas partes de la obra. Pronto los naturalistas del lugar decidieron realizar un experimento. El experimento fue titulado “Respuesta de cocodrilos en cautiverio a estimulación auditiva”, y en él observaron que estas antiguas criaturas rugían en respuesta al tono de algunos sonidos.

En 2007, después de que la NPR (National Public Radio) transmitiera un programa acerca del misterioso efecto que la nota “Si bemol” tiene en la naturaleza, el Tampa Bay Times recuperó la noticia y decidió replicar el experimento de 1944 en Gatorland, un santuario/parque de diversiones, cerca de Kissimmee, Florida. Así, William Mickelsen, tuba principal de la orquesta de Florida, y John Banthers, estudiante del conservatorio de Nueva Inglaterra, hicieron equipo con el domador de cocodrilos Tim Williams para probar la respuesta de estos lagartos a la música.

Cuando tocaron un Si bemol a través de la madera del muelle, los cocodrilos se volvieron locos, como se esperaba. Los rugidos y bramidos de los machos eran iguales a sus llamadas de apareamiento, y se volvieron tan ruidosos como lo son durante los meses de primavera.

Williams añade que los cocodrilos no sólo responden al sonido de las tubas, sino que también los ha escuchado responder al ruido de las lanchas de pantano y al de los transbordadores que pasan sobre Gatorland de regreso a Cabo Cañaveral.

¿A ti que sonidos o frecuencias te pondrán en el mood ideal para salir de cacería? ¿Qué nota te desarmará cual flecha lanzada a tu talón de Aquiles?

[The Huffington Post]