*

X

Manifestantes en Ucrania protestan con espejos para perturbar a policías antimotines

Sociedad

Por: pijamasurf - 01/09/2014

¿Qué efecto puede tener en un policía que recibe órdenes de reprimir una manifestación encontrarse con su propio rostro y su cuerpo? Esta inquietante forma de manifestarse se ha probado recientemente en Ucrania

Ukraine-police-mirror-protest-e1388874814514

La policía es quizá uno de los instrumentos gubernamentales más ambiguos de cuantos se derivan del pacto social, si bien desde una perspectiva que podríamos calificar de hobbesiana, las llamadas “fuerzas del orden” parecen necesarias para recurrir a ellas en caso de que ese orden se quebrante (por ejemplo, cuando ocurre un crimen, una agresión, etc.). En otro sentido, quizá podríamos preguntarnos por qué, en todo caso, dicha “interrupción del orden” sucede; si más bien, en el fondo, no se trata de una ilusión ideológica que el gobierno necesita para justificar su existencia y mantener su supuesto monopolio legítimo de la violencia. Con cierta adscripción a las ideas de Foucault acaso podríamos preguntarnos si ese desorden no es la condición usual y aun imprescindible que genera el propio sistema, que sólo en apariencia dice combatirlo, pues de no ser así, probablemente caeríamos en cuenta de que los policías, el gobierno, las instituciones, quizá no son tan necesarios como nos han hecho creer.

Recientemente, en Ucrania algunas de las manifestaciones que han tenido lugar en Kiev en contra del presidente Viktor Yanukovych y el mucho poder que concentra en su función, han contado con un elemento quizá inédito hasta ahora: espejos. Como respuesta a la brutalidad con que ha actuado la policía del país, participantes de estas protestas pretendieron que con este simple gesto los elementos se dieran cuenta de en qué se habían convertido, como se ha repetido en tantas ocasiones de este tipo, agrediendo al mismo pueblo del que también ellos forman parte.

En un ejercicio especulativo y de imaginación podríamos preguntarnos qué podría pasar por la mente de un policía cuando mirara su propio reflejo, su rostro y su cuerpo y, como si se tratara de un artificio mágico, de súbito se encontrara, por un lado, consigo mismo, pero también del otro lado, el de los otros que se manifiestan. Aun en su condición de simulacro, por el espejo el policía se ha convertido de pronto en parte de esa multitud estrecha que alza la voz contra un gobierno que cree injusto. Quizá, como sucedió hace poco con un policía brasileño que en un momento de catarsis, o aun de anagnórisis, dejó su arma, se avergonzó del gobierno al que defendía al obedecerlo y se unió a las protestas de sus compatriotas, ¿así también esto podría repetirse con tantos espejos como llevaran consigo los manifestantes?

Ukraine-police-protest-crowd-e1388874733685

Finalmente, el ingenioso recurso de estos ucranianos recuerda la respuesta del subcomandante Marcos cuando casi por todos lados se le pedía que mostrara su rostro, como si esto fuera necesario para entablar un diálogo auténtico (o como si esa autenticidad se diera per se cuando dos rostros hablan aparentemente descubiertos). Entonces Marcos respondió de este modo:

Si quieres saber quién se esconde tras el pasamontañas, coge un espejo y mírate en él.

 

También en Pijama Surf: Alter-instructivo: ¿cómo derrocar a un dictador? (VIDEO)

En Faena Sphere: 5 grandes ejemplos de desobediencia civil

En Internet: Henry David Thoreau: Desobediencia Civil (PDF)

Te podría interesar:

Estas son las cosas que hacen que una pareja sea feliz, según la ciencia

Sociedad

Por: pijamasurf - 01/09/2014

Investigaciones sobre lo que hace que las parejas duren y sean felices, según la mano fría de la ciencia.

anagrams

De acuerdo con un estudio de Sara Boboltz para el Huffington Post, la compilación de estos puntos forma “la relación más feliz del mundo”. Su investigación está basada en décadas de estudios que han intentado localizar exactamente qué es lo que hace a una pareja feliz. La siguiente es una selección de los consejos más interesantes que cita Boboltz; el resto de los predictores científicos son demasiado obvios: estar genuinamente feliz por el otro; reírse de los mismos chistes; ser sexualmente activos; no estar aburridos el uno del otro; tener el mismo interés por la fiesta y las sustancias.  

Entonces, de acuerdo con las investigaciones, la pareja más feliz es la que…

 

No manda demasiados mensajes de texto.

Investigadores de la Universidad de Brigham Young encontró que las parejas que se disculpan o toman decisiones por medio de mensajes de texto tienden a ser menos felices en su relación. Lo mejor, obviamente, es verse en persona o de perdida llamar.

 

Ya no pelea mucho, pero lo hizo en algún momento.

Un estudio de Florida State encontró que parejas que tuvieron “conversaciones acaloradas pero honestas” en los principios de su relación son más felices a largo plazo.

 

Uno es primogénito y el otro es el último hijo.

Algunos psicólogos afirman que cuando el más chico de su familia y el más grande de la suya se unen, tienes a una persona que generalmente disfruta de que lo cuiden y otra que tiende a cuidar de los otros. Ésta, de acuerdo a ellos, es una de las mejores parejas.

 

Contribuye equitativamente en los gastos del hogar.

Aquellos que están de acuerdo en compartir las tareas del hogar y los gastos tienden a sentirse más satisfechos en su relación, según un estudio conducido por UCLA.

 

Son homosexuales.

Recientemente Open University publicó un estudio  de 5,000 personas que sugiere que las parejas homosexuales son “más felices y más positivas” acerca de su relación. Las parejas heterosexuales, por otro lado, tendieron menos a dedicar tiempo al otro, encontrar intereses comunes y comunicarse bien.

 

Son heterosexuales pero uno es feminista.

Un estudio de Rutgers encontró que los hombres y mujeres con parejas feministas estaban más satisfechos en su relación heterosexual.

 

Ella es más atractiva que él.

Una mujer más atractiva lleva a los hombres a sentirse más satisfechos en su matrimonio, e interesantemente, a las mujeres también. Lo mismo no funciona si ellos se consideran más atractivos que sus parejas, según una investigación de la Revista de Psicología Social.

 

Ambos fueron a la universidad.

La Universidad de Pittsburg publicó un artículo en que afirman que la educación y la inteligencia son dos de los aspectos más importantes en una pareja.

 

Cabe mencionar que la mayoría de estos puntos no son algo que una pareja pueda decidir o diseñar antes de involucrarse con alguien que le gusta (como que sea un primogénito o que sea feminista), pero los esfuerzos de la ciencia en torno estos temas no dejan de ser fascinantes (a la vez que si los queremos aplicar, ridículos). Seguramente estos hallazgos científicos cambiarán mientras las relaciones continúen evolucionando. Son, por ahora, nociones generales de lo que parece funcionar mejor.