*

X

Indignación en Sudáfrica por pequeño conejo en el oído de una estatua de Nelson Mandela

Política

Por: pijamasurf - 01/23/2014

Como una manera de expresar su incoformidad silenciosa aunque casi permanentemente, los escultores Andre Prinsloo y Ruhan Janse van Vuuren colocaron un pequeño conejo al interior de uno de los oídos de la estatuta de Nelson Mandela recién develada.

Nelson+Mandela+statue

Como parte de los homenajes póstumos a Nelson Mandela, fallecido el pasado 5 de diciembre, recientemente se instaló una monumental estatua del épico dirigente, una escultura de bronce con 9 metros de altura develada el 16 de diciembre a las afueras de las instalaciones principales del gobierno sudafricano, los “Union Buildings” de la ciudad de Petroria. En esta representación Mandela tiene los brazos abiertos, en un gesto que el actual presidente, Jacob Zuma, describió como un abrazo para la nación entera.

Este monumento, sin embargo, no es uno más de los que usualmente se erigen en honor a los próceres nacionales, pues hace unos días se descubrió que al interior de su oreja derecha se esconde un pequeño conejo, detalle que ha despertado la indignación de algunos y la confusión de la mayoría por el enigmático significado que pudiera tener el animal.

mandelarabbit

De acuerdo con los escultores responsables, Andre Prinsloo y Ruhan Janse van Vuuren, entrevistados por el periódico local Beeld, el conejo está ahí como una especie de protesta silenciosa aunque duradera por la presión que recibieron del gobierno sudafricano para terminar la estatua en tiempo. En afrikaans, el idioma de país formado en parte del holandés, conejo se dice “hass", pero esta misma palabra también se usa como sinónimo de “prisa” (“haste” en inglés). Asimismo, el pequeño animal funciona como la firma de los autores, misma que el gobierno les impidió poner en el pantalón de la escultura.

Por su parte Mogomotsi Mogodiri, vocero del Departamento de Artes y Cultura de Sudáfrica, declaró que “[el conejo] no pertenece a ese lugar” y, en una aseveración en el mismo tono, que es es inapropiado “porque Nelson Mandela nunca tuvo un conejo en su oído”.

La autoridades ya estudian cómo remover al animal sin dañar la escultura y, por otro lado, los artistas se han disculpado por la posible ofensa cometida al legado de Mandela.

También en Pijama Surf: Lepufología: el arte de seguir al conejo blanco

Te podría interesar:

El show mediático del gobierno de Felipe Calderón y la muerte de Nazario Moreno, “El Chayo”

Política

Por: pijamasurf - 01/23/2014

Ante una evidente construcción mediática de la muerte de “El Chayo” por parte del gobierno de Felipe Calderón, los ciudadanos no somos más que víctimas de la manipulación, el abuso y el engaño del poder político

chayo_nazario_la_familiaCon una mentirosa pero exquisita parafernalia y elocuencia discursiva, en diciembre de 2010, el entonces vocero de Seguridad Nacional durante el gobierno de Felipe Calderón, Alejandro Poiré Romero, confirmó que había caído abatido por las fuerzas federales uno de los principales líderes de la organización criminal “La Familia Michoacana”, Nazario Moreno, "El Chayo", después de un enfrentamiento de horas con las autoridades y en donde también habían caído otros delincuentes y algunos civiles víctimas del enfrentamiento. 

Sin embargo, el pasado 9 de marzo, la Agencia de Investigación Criminal de la Procuraduría General de la República (PGR), aseguró haber acabado, ahora sí, con la vida de “El Chayo”. Ante la natural sorpresa de medios, como de los ciudadanos, la PGR mostró las pruebas de la muerte del narcotraficante: huellas dactilares en comparación con registros anteriores de la Cartilla del Servicio Militar y la credencial del IFE.

Ante una evidente construcción mediática de la muerte de “El Chayo”, otra más en la cuenta del gobierno de Felipe Calderón, los ciudadanos no somos más que víctimas de la manipulación, el abuso y el engaño del poder político.  Ahora las preguntas obligadas son: ¿Acaso fue esto un fabricación total por parte del gobierno de Felipe Calderón y su “guerra” contra el narcotráfico que dejó miles de muertes a lo largo del territorio nacional? ¿Quiénes son los responsables del engaño y de qué manera deben rendir cuentas? ¿A quiénes entonces mataron las fuerzas federales en esa ocasión? y ¿a muerte de “delincuentes” y “civiles” fue acaso resultado de una verdadera acción en contra de le delincuencia organizada? ¿Dónde están los cuerpos y dónde están los responsables de ésta acción a la que refiere el señor Poiré?