*

X

¿De nuevo 1914? Historiadora asegura que el mundo está repitiendo los errores que provocaron la Primera Guerra Mundial

Sociedad

Por: pijamasurf - 01/06/2014

A casi 100 años del inicio de la Primera Guerra Mundial, el conflicto que demostró la capacidad destructiva del ser humano para su propia especie, la historiadora de Cambridge, Margaret MacMillan asegura que el mundo está incurriendo en los errores que desencadenaron aquel conflicto.

1914_2014

Numerosos teóricos, intelectuales y activistas contemporáneos aseguran que el nuestro es un momento crítico, una suerte de non plus ultra civilizatorio en el que, como especie, deberíamos replantearnos seriamente algunos de los postulados que hemos seguido durante siglos y siglos de historia hasta provocar la situación de precariedad, desigualdad, disturbios climáticos y naturales y otros escenarios poco esperanzadores que, sin embargo, cada vez parecen más cotidianos. Noam Chomsky y Slavoj Zizek, por mencionar sólo dos ejemplos, tienen esa opinión, aunque cada uno lo sustente de maneras más o menos distintas.

En este contexto, la historiadora Margaret MacMillan, de la Universidad de Cambirdge, aseguró recientemente que el mundo está repitiendo las decisiones y los errores que en 1914 condujeron al cataclismo de la Primera Guerra Mundial, el conflicto en el que la conciencia europea, pero también la especie humana descubrió la magnitud destructiva de la que somos capaces, todo el daño que nos podemos infligir a nosotros mismos y el sufrimiento que nos podemos provocar.

La carrera armamentista que podría comenzar si Irán consuma su proyecto de desarrollar una bomba nuclear; los nacionalismos de inspiración islámica; el terrorismo que se ampara en la pretensión de “alcanzar un mundo mejor”; el creciente poder de China como una amenaza a la menguante fuerza de Estados Unidos (una situación equiparable a la relación Alemania-Reino Unido de inicios del siglo XX) y el auge de ideologías de derecha en diversas partes del mundo son algunos de los paralelos que MacMillan observa entre nuestra época y la de 1914.

“Ahora, como entonces, la marcha de la globalización nos ha adormecido en una falsa sensación de seguridad”, agrega la historiadora.

Te podría interesar:

Esta es la carta intimidatoria que el FBI envió a Martin Luther King con la intención de provocar su suicidio

Sociedad

Por: pijamasurf - 01/06/2014

En 1964, por temor del reciente acercamiento de Martin Luther King al Partido Comunista de Estados Unidos, el FBI envió anónimamente una carta intimidatoria al pastor, amenazándolo y chantajeándolo con la intención de provocar su suicidio.

mlk

En la historia del desafío al establishment y el statu quo el nombre de Martin Luther King ocupa un sitio destacado, ejemplar. Al menos para el caso de Estados Unidos, los derechos de la minoría negra y su lugar dentro de la sociedad estadounidense, no serían los que son de no ser por la valiente lucha de King, quien en la década de los '60 encabezó una lucha nacional que contribuyó decisivamente a la conquista de la igualdad civil y jurídica para dicho sector de la población.

El proceso, sin embargo, no fue fácil, comenzando con el aspecto personal. Durante casi todo el periodo de su vida como luchador social, King sufrió numerosas amenazas, que desgraciadamente culminaron en su asesinato el 4 de abril de 1968.

Recientemente el sitio Letters of Note, una de las mejores colecciones en línea de registro epistolares, dio a conocer una carta intimidatoria enviada anónimamente al pastor en noviembre de 1964, pero la cual se sabe que fue redactada por personal del FBI luego de que el pastor entrara en contacto con el Partido Comunista por medio de Stanley Levison. Además de la misiva, el FBI envió también cintas en las que supuestamente se escuchaba a King en compañía de varias mujeres, con quienes supuestamente se había citado en distintos hoteles. Tanto el texto como esta “evidencia incriminatoria” pretendían orillar a King al suicidio como única forma de evitar la vergüneza pública y el fin de su movimiento civil que se desencadenaría al revelarse los audios.

A continuación ofrecemos la traducción del texto en inglés publicado Letters of Note.

 

KING:

En vista de su baja extracción… no dignificaré su nombre ni con un "Sr." o un "Reverendo" o un "Dr." Y su apellido hace pensar únicamente en un tipo de rey como Enrique VIII.

King, examine su corazón. Usted sabe que es un completo fraude y un gran riesgo para todos nosotros, los negros. La gente blanca en este país ha tenido suficientes fraudes por su cuenta, pero estoy seguro de que ahora no tienen, en ningún lado, ninguno como usted. Usted no es clérigo, y lo sabe. Le repito que es un fraude colosal y malévolo, vicioso en ello. Usted no podría creer en Dios… Claramente no cree en ningún principio moral personal.

King, como todos los fraudes, su fin se aproxima. Usted pudo haber sido nuestro líder más grande. Usted, incluso desde una época temprana, se convirtió no en un líder, sino en un imbécil disoluto, moralmente anormal. Ahora tendremos que depender de nuestros antiguos líderes, como Wilkins, un hombre de carácter, y gracias a Dios que tenemos a otros como él. Pero usted está acabado. Sus grados “honorarios”, su Premio Nobel (qué farsa más sombría) y otros premios no lo salvarán. King, le repito que usted está acabado.

Nadie puede pasar por encima de los hechos, ni siquiera un fraude como usted. Le repito: ninguna persona puede argumentar exitosamente contra los hechos… Satán no pudo hacerlo más. Qué maldad más increíble... King, usted está acabado.

La sociedad estadounidense, las organizaciones religiosas que le han estado ayudando —protestantes, católicas y judías— sabrán lo que usted es: una bestia anormal y malvada. Y también otros que lo han respaldado. Está acabado.

King, hay una sola cosa que usted puede hacer. Usted sabe cuál es. Tiene solo 34 días para hacerla (este número exacto ha sido elegido por una razón específica, tiene un significado práctico definido). Está acabado. Solo hay una salida para usted. Mejor que la tome antes de que su inmundo, anormal y fraudulento ser quede desnudo ante la nación entera.