*

X
¿Al inahlar una línea de cocaína estamos contribuyendo a una industria de la muerte de dimensión genocida?

US GUNS IN MEXICO

 

La cocaína está manchada de sangre: su blancura es la esencia del engaño de la pureza. Esto, entre otras cosas, sugiere Erick Vance, escribiendo para la revista Slate. Vance vive en México y es científico, pero ha cubierto historias en las que ha conocido pescadores de Sonora (se especializa en criaturas marinas), los cuales ocasionalmente se ven forzados a transportar cocaína (mulas de agua).

Vance claramente se pronuncia en contra de la cocaína como sustancia, a la cual considera, por sus efectos, nefasta y sobre todo se pronuncia en contra de sus efectos indirectos (la violencia y la industria criminal que genera).  Haciendo una serie de cálculos libres, Vance señala que la cocaína ha producido en el mundo más o menos las mismas muertes que el Partido Nazi. "La razón impronunciable aquí es que los estadounidenses no están tan escandalizados o no sienten la misma culpa ya que las personas que mueren son gente pobre de piel morena, y muchos de ellos, en una trágica ironía, son clasificados como narcos para que nuestros gobiernos puedan decir que se trata de violencia entre pandillas".

Muchas personas que consumen cocaína (hombres ricos en ciudades cosmopolitas) al mismo tiempo donan para caridades como la crisis de los océanos, el cambio climático o ayudar a las familias pobres de México. Según Vance, todo esto se borra al momento en el que estas personas inhalan una línea de cocaína. "No existe la cocaína producida libre de crueldad".

La noción de que la cocaína es la culpable de todos los problemas del narco, es un tanto reduccionista y sobresimplificada. ¿La marihuana es exculpada sólo porque tiene usos medicinales? ¿Podríamos quizás decir que votar y participar en supuestas democracias que fomentan la guerra contra el narco y se benefician de manera elitista de la misma, con políticos y empresarios que encabezan la más alta jerarquía de los cárteles, es también avalar  y aportar a esta sangrienta reyerta? Tal vez esto sea llevar las cosas demasiado lejos. De cualquier forma, la propuesta de Vance nos hace reflexionar sobre cómo nuestros actos están conectados con cosas que parecen distantes.

[Slate]

Twitter del autor:@alepholo

Te podría interesar:

Indignación en Sudáfrica por pequeño conejo en el oído de una estatua de Nelson Mandela

Política

Por: pijamasurf - 01/02/2014

Como una manera de expresar su incoformidad silenciosa aunque casi permanentemente, los escultores Andre Prinsloo y Ruhan Janse van Vuuren colocaron un pequeño conejo al interior de uno de los oídos de la estatuta de Nelson Mandela recién develada.

Nelson+Mandela+statue

Como parte de los homenajes póstumos a Nelson Mandela, fallecido el pasado 5 de diciembre, recientemente se instaló una monumental estatua del épico dirigente, una escultura de bronce con 9 metros de altura develada el 16 de diciembre a las afueras de las instalaciones principales del gobierno sudafricano, los “Union Buildings” de la ciudad de Petroria. En esta representación Mandela tiene los brazos abiertos, en un gesto que el actual presidente, Jacob Zuma, describió como un abrazo para la nación entera.

Este monumento, sin embargo, no es uno más de los que usualmente se erigen en honor a los próceres nacionales, pues hace unos días se descubrió que al interior de su oreja derecha se esconde un pequeño conejo, detalle que ha despertado la indignación de algunos y la confusión de la mayoría por el enigmático significado que pudiera tener el animal.

mandelarabbit

De acuerdo con los escultores responsables, Andre Prinsloo y Ruhan Janse van Vuuren, entrevistados por el periódico local Beeld, el conejo está ahí como una especie de protesta silenciosa aunque duradera por la presión que recibieron del gobierno sudafricano para terminar la estatua en tiempo. En afrikaans, el idioma de país formado en parte del holandés, conejo se dice “hass", pero esta misma palabra también se usa como sinónimo de “prisa” (“haste” en inglés). Asimismo, el pequeño animal funciona como la firma de los autores, misma que el gobierno les impidió poner en el pantalón de la escultura.

Por su parte Mogomotsi Mogodiri, vocero del Departamento de Artes y Cultura de Sudáfrica, declaró que “[el conejo] no pertenece a ese lugar” y, en una aseveración en el mismo tono, que es es inapropiado “porque Nelson Mandela nunca tuvo un conejo en su oído”.

La autoridades ya estudian cómo remover al animal sin dañar la escultura y, por otro lado, los artistas se han disculpado por la posible ofensa cometida al legado de Mandela.

También en Pijama Surf: Lepufología: el arte de seguir al conejo blanco