*

X

¿Angustiado por no cumplir tus propósitos de año nuevo? Italo Calvino puede decirte algo al respecto

Por: pijamasurf - 01/05/2014

En una carta escrita a los 26 años, el futuro novelista Italo Calvino pondera las formas que a veces puede tomar la preocupación y, en contraste, propone una manera de lidiar con la angustia de un Nuevo Año que se ofrece vacío y pleno de posibilidades.

tiempoAceptemos que, en efecto, un año nuevo es una gran oportunidad, un periodo que, en cierta forma, se nos presenta vacío, lleno de posibilidades, dispuesto a convertirse en cualquier cosa que deseemos o, mejor, que nuestra voluntad moldee.

Esto, sin embargo, puede ser recibido de distintas maneras. Para algunos puede ser motivo de alegría, un estímulo para verdaderamente fijar metas y empeñarse en conseguirlas. Para otros, en el punto medio, quizá les sea indiferente el cambio de cifras, acaso porque consideren que a fin de cuentas el tiempo es uno y lo mismo. Una tercera opción es la preocupación exacerbada, la toma de conciencia súbita de que otro año ha empezado y de nuevo hay tanto por hacer, tantos proyectos que realizar, tantos pendientes y los días pasan y….

Para este último grupo, algunas palabras del joven Italo Calvino, un fragmento de una carta que el futuro novelista envió a un amigo suyo, Mario Motta, cuando contaba con 26 años, en enero de 1950. Ahí Calvino pondera las diferencias entre los matices de la preocupación, de la angustia por la vida diaria, y propone un método para contrarrestarla: no se trata, en efecto, de desgastarse inútilmente en la pesadumbre de lo que es y lo que puede o no ser, sino de creer en un objetivo casi inamovible (y quizá algo más que esto: una vocación) y, a partir de éste, canalizar los esfuerzos y la energía para conseguirlo ―siempre “dentro de los límites de las posibilidades históricas”, como dice el escritor.

Quisiera señalar el fin en mi vida de la “angustia desperdiciada”: nunca me he arrepentido tanto de algo como de tener preocupaciones individuales, anacrónicas en cierto sentido, mientras que las preocupaciones generales, preocupaciones sobre el tiempo (o en cualquier caso las que pueden reducirse a eso, como tu problema para pagar la renta, por ejemplo) son muchas y muy vastas y tan “de mí”, que siento que son suficientes para llenar mi “preocupabilidad” e incuso mi interés y mi gozo de vivir. Así que desde ahora quiero dedicarme por entero a estas últimas ―pero estoy consciente ya de las trampas de esta cuestión y por eso de un tiempo para acá mi primera necesidad ha sido “desperiodizarme”, quitarme la correa que ha dominado los últimos años de mi vida: leer libros y reseñarlos inmediatamente, comentar sobre algo incluso antes de tener tiempo para hacerme una opinión sobre ello. Quiero construirme una nueva forma de programa diario en la que finalmente pueda profundizar en algo, algo definitivo (dentro de los límites de las posibilidades históricas), algo ni deshonesto ni insincero (a diferencia de como son los periodistas de hoy en día, de una forma u otra). Por esa razón he hecho varios planes para mí mismo, para mantener contacto con la realidad y con el mundo, pero siendo cuidadoso, claro, de no perderme en actividades innecesarias, y también para crear mi propio trabajo individual no más como “periodista”, sino como “investigador”, con lecturas sistemáticas, notas, comentarios, cuadernos y una cantidad de cosas que nunca he hecho; y también para, eventualmente, escribir una novela.

También en Pijama Surf:

Qué es exactamente la ansiedad y qué puedes hacer con ella

Atención presente, la clave de la felicidad

La paradoja de la fuerza de voluntad: plantearte propósitos de Año Nuevo es garantía para no cumplirlos

¿Cuáles países de OCDE trabajan más y cuáles menos? Infográfico

Por: pijamasurf - 01/05/2014

Visualización de los países de la OCDE que trabajan más y los que trabajan menos.

De acuerdo con el índice de trabajo realizado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo (OCDE), los países que trabajan más, es decir, cuyos trabajadores trabajan más horas al año no son los más ricos. 

El estudio de la OCDE muestra que México, seguido por Chile, Grecia, la Federación Rusa e Israel, son los países miembros de la OCDE tuyos trabajadores promedian más horas de trabajo al año. En México el promedio de horas de trabajo en 2012 fue de 2,226 horas al año, sin que haya existido una importante disminución desde el año 2000. 

De acuerdo con la OCDE en México los trabajadores laboraron en promedio 46.3 horas a la semana, contra los trabajadores de países como Noruega, que laboran en promedio 29.5 horas a la semana, es decir, 16 horas menos que los mexicanos. En España el promedio anual de trabajo fue de 1,686 horas, en Chile de 2,029, en Alemania de 1,397 y en Grecia de 2,034. 

El equipo de vizual-statistix.tumblr desarrolló una interesante visualización de la estadística presentada por la OCDE que nos muestra cuáles países trabajan más y cuales menos dentro de los miembros de la OCDE.

 

Captura de pantalla 2014-01-06 a la(s) 13.39.16

 

 

Captura de pantalla 2014-01-06 a la(s) 13.39.46

 

La paradoja es clara, los países más ricos no son los que trabajan más, sino todo lo contrario, los países menos ricos miembros de la OCDE son aquellos en los cuales los trabajadores pasan más tiempo en sus empleos, esto por supuesto sin evaluar, además, las condiciones del trabajo y posibles mejoras en la productividad por trabajador. ¿Podemos pensar entonces que alguien, que no son los trabajadores, se está quedando con la rebanada más grande del pastel?