*

X

Festival de Artefactos Sonoros: máquinas sensibles orquestadas simultáneamente

Por: ps mexico - 12/06/2013

La tecnología y el arte se conjugan en este evento, en donde 15 artistas mostrarán simultáneamente artefactos creados por ellos mismos para crear una orquesta ambiental de sonido improvisado.

Gilberto Esparza

Los Artefactos como constructores de instantaneidad

El arte sonoro trasciende la música como tal, pues en éste la experimentación y la relación con ideas y reflexiones se conjugan sin límites: en el arte sonoro no hay reglas y sí muchas posibilidades, además, está  fervientemente relacionado al arte tecnológico.

Como parte del Festival de las luces de invierno organizado por Conaculta, este 14 de diciembre se realizará la primer edición de Facto: Festival de Artefactos Sonoros, en la Ciudad de México, el cual presentará en los jardines del Cenart (Centro Nacional de las Artes) a quince artistas repartidos en distintos puestos, en donde cada uno expondrá simultáneamente máquinas de sonido creadas por ellos mismos; todas bajo un concepto o idea detrás de la creación tecnológica.

Los paseantes podrán experimentar distintas vivencias sonoras conforme caminen el lugar, y así ellos mismos, a partir de su propio ritmo motriz y situación en el espacio, podrán ejercer su propia experiencia "sonírica", en una especie de creación individual de vivencia artística.

El curador del evento es el artista Arcángel Constantini, quien ha experimentado incansablemente con la relación en el arte y la tecnología, y a quien se reconoce por sus propuestas conceptuales que trascienden lo convencional en el mundo sonoro.

En el Festival se presentarán los siguientes artistas: Leslie García, Ivan Puig, Marcela Armas, Yair López, Hugo Solís, Gilberto Esparza, Yurian Zerón,Víctor Hugo Rodríguez, Bárbara Lazara, Juan Pablo Villegas, Juan José Rivas, Taniel Morales, Ivan Abreu, Daniel Lara.

Algunos de los temas trabajados por los artistas son:

Las poéticas del arte, produciendo artefactos sonoros que dialogan con distintos modelos de producción, como el hackeo a la tecnología obsoleta. La transducción sonora de microorganismos, la interferencia a circuitos electrónicos, el "senso" de condiciones medioambientales, etc.

Se trata de una muestra de artistas que combinan su creatividad aplicada a la tecnología y la electrónica; el concepto y la experimentación sonora. Tres alicientes que vuelven interesante y misteriosa esta presentación que pretende generar una orquesta de sonidos simultáneos en un acto improvisado.

 

Evento:

Fecha: 14 de diciembre, 13 a 17:00 hrs.

Lugar: Centro Nacional de las Artes (jardines)

Más información

Te podría interesar:

Prepara un perfecto martini seco, con la receta de Luis Buñuel

Por: pijamasurf - 12/06/2013

El cineasta Luis Buñuel confeccionó una receta para preparar, acupuntúricamente, un martini seco.

Evening Martini

Difícil negar que el martini es uno de los tragos con mayor linaje. La estética de su figura, color y aroma, aunado a su potencial psicoactivo, lo convirtió en una de las bebidas favoritas de múltiples personajes, entre ellos Humphrey Bogart, Roosevelt, y Clark Gable, quienes quizá encontraran en el martini un vehículo para surfear con éxito los azares de la noche.

Otro de los legendarios bebedores de este elixir, fue el cineasta surrealista Luis Buñuel. La devoción del español por el martini era tal, que incluso le llevó a promover su receta para elaborar un 'perfecto' martini seco:   

En un bar, para inducir y mantener el ensueño, hay que tomar gin inglés. Mi bebida preferida es el Dry Martini. Dado el papel primordial que ha desempeñado el Dry Martini en esta vida que estoy contando, debo consagrarle una o dos páginas […]. Básicamente se compone de gin y unas gotas de vermouth, preferentemente Noilly-Prat.

Permítaseme dar mi fórmula personal, fruto de larga experiencia, con la que siempre obtengo un éxito bastante halagüeño. Pongo en la heladera todo lo necesario, copas, ginebra y coctelera, la víspera del día en que espero invitados. Tengo un termómetro que me permite comprobar que el hielo está a unos veinte grados bajo cero. Al día siguiente, cuando llegan los amigos saco todo lo que necesito. Primeramente, sobre el hielo bien duro echo unas gotas de vermouth y media cucharadita de Angostura, lo agito bien y tiro el líquido, conservando únicamente el hielo que ha quedado, levemente perfumado por los dos ingredientes. Sobre ese hielo vierto el gin puro, agito y sirvo. Esto es todo, y resulta insuperable.

Vale la pena advertir que el martini, como digno embajador de la ginebra, es un abridor de vórtices, los cuales, tras ser atravesados, hacen del destino un juego aleatorio. Así que si prefieres evitar jugar un poco de neuro-ruleta, lo mejor sería consumir el "martini zen", que en palabras de PJ O'Rourke, consiste en: "un martini sin siquiera una pizca de vermouth, pero tampoco de ginebra", es decir, un martini de aire e intención.