*

X

Festival de Artefactos Sonoros: máquinas sensibles orquestadas simultáneamente

Por: ps mexico - 12/06/2013

La tecnología y el arte se conjugan en este evento, en donde 15 artistas mostrarán simultáneamente artefactos creados por ellos mismos para crear una orquesta ambiental de sonido improvisado.

Gilberto Esparza

Los Artefactos como constructores de instantaneidad

El arte sonoro trasciende la música como tal, pues en éste la experimentación y la relación con ideas y reflexiones se conjugan sin límites: en el arte sonoro no hay reglas y sí muchas posibilidades, además, está  fervientemente relacionado al arte tecnológico.

Como parte del Festival de las luces de invierno organizado por Conaculta, este 14 de diciembre se realizará la primer edición de Facto: Festival de Artefactos Sonoros, en la Ciudad de México, el cual presentará en los jardines del Cenart (Centro Nacional de las Artes) a quince artistas repartidos en distintos puestos, en donde cada uno expondrá simultáneamente máquinas de sonido creadas por ellos mismos; todas bajo un concepto o idea detrás de la creación tecnológica.

Los paseantes podrán experimentar distintas vivencias sonoras conforme caminen el lugar, y así ellos mismos, a partir de su propio ritmo motriz y situación en el espacio, podrán ejercer su propia experiencia "sonírica", en una especie de creación individual de vivencia artística.

El curador del evento es el artista Arcángel Constantini, quien ha experimentado incansablemente con la relación en el arte y la tecnología, y a quien se reconoce por sus propuestas conceptuales que trascienden lo convencional en el mundo sonoro.

En el Festival se presentarán los siguientes artistas: Leslie García, Ivan Puig, Marcela Armas, Yair López, Hugo Solís, Gilberto Esparza, Yurian Zerón,Víctor Hugo Rodríguez, Bárbara Lazara, Juan Pablo Villegas, Juan José Rivas, Taniel Morales, Ivan Abreu, Daniel Lara.

Algunos de los temas trabajados por los artistas son:

Las poéticas del arte, produciendo artefactos sonoros que dialogan con distintos modelos de producción, como el hackeo a la tecnología obsoleta. La transducción sonora de microorganismos, la interferencia a circuitos electrónicos, el "senso" de condiciones medioambientales, etc.

Se trata de una muestra de artistas que combinan su creatividad aplicada a la tecnología y la electrónica; el concepto y la experimentación sonora. Tres alicientes que vuelven interesante y misteriosa esta presentación que pretende generar una orquesta de sonidos simultáneos en un acto improvisado.

 

Evento:

Fecha: 14 de diciembre, 13 a 17:00 hrs.

Lugar: Centro Nacional de las Artes (jardines)

Más información

Te podría interesar:

Desoladores retratos de adictos al krokodil en Rusia (FOTOS)

Por: pijamasurf - 12/06/2013

Con efectos similares a los de la heroína, pero fabricado con ingredientes que puedes hallar en una farmacia y una ferretería, la adicción al krokodil crece en Rusia al nivel de una epidemia.

El krokodil es probablemente la droga más aterradora de cuantas sustancias adictivas existan hoy en el mundo. La droga debe su infame nombre a las escarificaciones que va provocando en la piel de los adictos, las cuales semejan la rugosa piel del cocodrilo; sin embargo, lo aterrador comienza cuando la piel se va desprendiendo hasta dejar huesos expuestos. De ahí que la revista TIME haga eco del nuevo apodo del krokodil: "la droga zombi".

¿Pero por qué alguien querría inyectarse krokodil al saber sus funestas consecuencias (lo que garantiza una expectativa de vida de máximo tres años, además)? Sencillo: porque tiene efectos muy similares a la heroína, pero cuesta apenas una fracción de su costo.

El costo se explica porque el ingrediente más difícil de conseguir es la codeína, un opiáceo que hasta hace poco podía comprarse en Rusia sin prescripción (desde el año pasado es más difícil conseguirla, lo que provocó un despunte del precio de la sustancia en el mercado negro). Otros ingredientes incluyen thinner (diluyente) para pintura, ácido clorhídrico y fósforo, este último puede obtenerse de los cerillos comunes.  

En 2011, la agencia antinarcóticos de Rusia confiscó 65 millones de dosis, y a pesar de las medidas restrictivas para controlar el acceso a la codeína, el gobierno estima que hasta un millón de personas son adictas al krokodil en aquel país, pero reportes de consumo de krokodil al otro lado del Atlántico ya han sido consignados en la American Journal of Medicine.

El fotógrafo italiano Emanuele Satolli pasó el último año en la ciudad de Ekaterinburgo, en los Montes Urales, documentando la vida de media docena de adictos al krokodil. Al igual que otras drogas durasla vida de estos hombres y mujeres gira en torno al momento de su próxima dosis.