*

X

Estos países son los predadores más importantes del mundo

Buena Vida

Por: pijamasurf - 12/27/2013

Los siguientes infográficos muestran el consumo de carne de acuerdo a cada país del mundo, y es increíble observar cómo ha cambiado este hábito en los últimos cincuenta años.

20130909141832_9334759301156112612

Los humanos somos parte de la cadena alimenticia, aunque a veces parece que lo olvidemos. Los siguientes infográficos muestran los niveles tróficos (conjuntos de especies o de organismos de un ecosistema que coinciden por el lugar que ocupan en el flujo de energía y nutrientes) del ser humano. Al parecer nuestros hábitos de consumo han variado muchísimo en los últimos cincuenta años. Los datos fueron publicados en La Academia Nacional de Ciencias, que también documentó a un mundo cada vez más hambriento de carne.

3023061-inline-trophicgraph

Para explicarlo mejor: los niveles tróficos cubren el espectro de los hábitos alimenticios, de herbívoros a los predadores más carnívoros. Un nivel trófico de 1 significa que eres una planta o un plancton, un nivel de 2 significa que te alimentas del nivel 1. Un nivel de 2.5 significa una dieta mezclada de plantas y comedores de plantas, y un nivel trófico de 5.5 (el más alto) significa que eres algo así como un oso polar. Los humanos estamos entre el nivel 2 y el 2.6, lo cual significa que ocupamos el mismo lugar en la cadena que los puercos y las anchoas.

3023061-inline-landanimal1961

Así, contrario a lo que muchos piensan, no somos el depredador número 1 del mundo. Lo que los mapas muestran es la historia de consumo de energía a través de nuestras bocas por los últimos 49 años. Un nivel trófico más alto significa que estamos agotando más recursos naturales, y subsistiendo de comida que, para hacerse, requiere la mayor energía de la cadena alimenticia.

3023061-inline-landanimal2009

En suma, el nivel trófico mediano ha crecido 3% durante los últimos cincuenta años, y la mayoría de ese crecimiento viene de India y China, mientras poblaciones de Norte América, Europa, Australia y Nueva Zelanda, que llevaban la delantera en los resultados de 1961, han declinado en cuanto a niveles tróficos. Debido también a la conciencia de los riesgos cardiovasculares por consumir demasiada carne, los niveles de Estados Unidos han declinado también. Pero al parecer el mundo aún no pone suficiente energía en cultivar vegetales.

3023061-inline-ustrophicgraph

Para siempre, no vayas a trabajar los viernes. O trabaja sólo 6 horas al día... de esta forma mejora tu productividad, tu salud, tu vida afectiva y hasta tu creatividad.

hardwork

¿Has reflexionado sobre si en realidad te conviene trabajar 5, 6 y hasta 7 días a la semana? Aunque en primera instancia trabajar más supondría producir más, esto no siempre es así, especialmente considerando el desgaste físico y mental que el trabajo puede ocasionar. Tomarte un día libre, posiblemente los viernes para reunir un fin de semana "largo" o recortar tu jornada laboral a máximo 6 horas al día podría ser la decisión más inteliegente que puedes tomar, claro si puedes darte ese "lujo" (lo cual no debería de ser un lujo si tu prioridad es tu bienestar).

El Center for a New American Dream ha generado un infográfico en el que compila una serie de estadísticas que presentan un argumento convincente para recortar la semana laboral, sugiriendo que dejemos de trabajar los viernes. Al parecer el sueño americano del éxito a través del trabajo duro, sin cuartel, debe ser reformulado, un poco más a la europea —la calidad de vida por sobre la acumulación de dinero.

Personas que trabajan 11 horas al día, por ejemplo, tienen 2.5 veces más posibilidades de deprimirse; 60% más probabilidades de tener una enfermedad del corazón. En Estados Unidos, 40% de las personas dice que su trabajo es muy estresante (el estrés, sabemos hoy, es la muerte lenta, el paso de la somatización de todos los nervios y preocupaciones).

Las consecuencias de trabajar de lunes a viernes de 8 a más horas son que 75% de los padres dice no tener suficiente tiempo para dedicarse a sus hijos; 59% no tiene suficiente tiempo para sí mismos (el famoso quality time). Aunque la maligna corporación en la que trabajas te haya lavado el cerebro, en realidad tu vida personal es más importante que aportar a una abstracción, a una supraentidad ilusoria, y darle tu tiempo a cambio de dinero (un dinero que es sobre todo para tu empresa y tus jefes y del cual vez siempre recibirás una parte superflua en comparación con lo que se genera).

Además, dejar de trabajar un día a la semana tiene numerosos beneficios para el medio ambiente, reduce la contaminación y por supuesto abre un espacio que puede ser mágico para tus propios proyectos o para simplemente relajarte y recargar. Algo que Google sabe bien al pedirle a sus empleados que trabajen un día a la semana en sus propios intereses —claro que para luego cooptar estas ideas. 

lab-jor (1)

Evidentemente existen algunas excepciones, particularmente si eres un artista o estás creando tu propia empresa, o hayas hecho la preciada fusión del placer y los negocios sin esfuerzo, quizás entonces puedes turbocargar tu realidad por alguna temporada, pero sólo para poder descansar a tiempo antes de quemarte y darte cuenta que has vivido como un esclavo de cuello blanco: ¿sabes que hoy en día trabajamos más de lo que se le obligaba a un esclavo romano?

A esta propuesta se debe cotejar la realizada por Cristian Bronstein y Eric Winer de reducir la jornada laboral a 6 horas, apoyándose en un concienzudo marco teórico. Bronstein y Winer citan estudios que esta reducción permite: avances tecnológicos, capacitarse más, mejorar la salud, incremento en la productividad y otros beneficios.

Y si tu trabajo no te lo permite, aquí te decimos por qué lo mejor que puedes hacer hoy es renunciar.

 

Picture 380 Picture 381 Picture 382

Sal de tu apartamento. Conoce a alguien del sexo opuesto. Deja de comprar cosas y deja de masturbarte. Renunacia a tu trabajo. Inicia una pelea. Prueba que estás vivo. Si no reclamas tu humanidad te convertirás en una estadística. Haz sido advertido... Tyler. - Fight Club.

Twitter del autor: @alepholo