*

X

¿De dónde viene la voz interior? La neurología enfrenta las alucinaciones auditivas

Por: pijamasurf - 12/10/2013

No es necesario ser esquizofrénico o padecer síndrome de Tourette para notar que las palabras a veces se manifiestan por sí mismas en nuestros cerebros.

inner-voice

¿Las voces que escuchan los esquizofrénicos y los fanáticos religiosos tienen alguna relación con el origen de la conciencia en el cerebro o con el fenómeno del "monólogo interior"? En un estudio clásico sobre el tema, Julian Janes imaginaba que los antiguos escuchaban de hecho voces en sus cabezas, a las cuales ceñían personalidades y atributos sobrenaturales, confundiéndolos tal vez con expresiones vocales de su propia conciencia. ¿Pero qué pasa con las experiencias de alucinación sonora o con el síndrome de Tourette, en el que la gente es incapaz de controlar las palabras que salen de su boca? 

Vaughan Bell del King's College, en Londres, publicó un interesante acercamiento a este antiguo fenómeno, buscando un enfoque diferente para entender nuestra función neurolingüística. Se parte de que damos por sentado que nuestras acciones y nuestra narrativa interna son congruentes en todo momento, ¿pero cómo se establecen estas coherencias en los sordos de nacimiento, quienes nunca han escuchado palabras?  ¿O bien en los esquizofrénicos, cuya noción de coherencia podría resultarnos "patológica"? Bell afirma que las teorías neurocognitivas tienden a ignorar cómo aquellos que oyen voces adquieren lo que el investigador describe como "actores sociales interiorizados".

Estos actores internos no son sino modelos de interacción social que interiorizamos debido a su poder significante en nuestras vidas. Los role models como padres o profesores (aquello que un psicoanalista encuadraría en el superego), en algunos individuos, adquieren presencia y preeminencia al grado de manifestarse en la conciencia a través de alucinaciones sonoras; por otra parte, la localización del origen de estas voces en el cerebro no está subordinada a los dos hemisferios: como dijo el poeta Walt Whitman, un hombre puede contener multitudes, y podríamos añadir que cada "individuo" de esa multitud inconsciente puede tener su propia voz, su propio tono y su propio lugar dentro de la jerarquía de nuestra mente.

Desafortunadamente, teorías como la de Bell quedan en el terreno de la suposición, pues no existen mecanismos que permitan registrar el cerebro con la precisión requerida sin ser absolutamente invasivos. La esperanza de los neurocientíficos es que nuevas herramientas del futuro permitan analizar a uno de los posibles candidatos de este ágora mental: la intersección temporoparietal que, por su localización geométrica en el área cortical, podría desvelarnos los misterios de las voces que pueblan (voluntaria o involuntariamente) nuestro silencio.

Tras 5 horas de compras con su novia, hombre en China prefiere suicidarse a continuar en el centro comercial

Por: pijamasurf - 12/10/2013

Una vez que su novia le dijo que entraría a otra tienda de zapatos, el hombre comenzó a discutir con ella y al final prefirió arrojarse desde un séptimo piso, impacto que provocó su muerte.

chinaPara muchos esta temporada es sobre todo una temporada de consumo, de centros comerciales y compras desbordadas. Tiendas de zapatos, ropa, electrónicos y grandes almacenes concentran durante un par de semanas a un máximo de población en un mínimo de espacio, consiguiendo niveles de densidad que pocas veces se repiten en otros momentos del año. Un comportamiento que además se ve aderezado por las sesiones maratónicas que algunas personas emprenden: horas y horas de arrobamiento mercantil y cosificador que culminan en la adquisición de un par de tenis, un suéter, un juguete o cualquier otro objeto con el que se busca satisfacer esa imperiosa necesidad de tener algo para hacer sentir bien a los otros.

A veces, sin embargo, las cosas no resultan tan bien como siempre, y el simulacro del consumo como satisfactor se quiebra, revelando de pronto su condición prefabricada y desechable.

En el este de China, en la provincia de Jiangsu, un hombre prefirió suicidarse arrojándose del séptimo piso de un centro comercial, a entrar por enésima ocasión con su novia a una zapatería. La pareja llevaba ya más de cinco horas deambulando en uno de estos templos contemporáneos del capitalismo y el hombre, simplemente, no pudo más.

Por testigos y por las grabaciones del CCTV del lugar se sabe que Tao Hsiao, de 38 años, llevaba varias horas escoltando a su novia, entrando y saliendo de tiendas y cargando numerosas bolsas. En algún momento del día, el hombre comenzó a gritarle a su pareja y a pedirle que se fueran a su casa, al parecer le decía que tenía ya suficientes zapatos, tantos como nunca podría usar en toda su vida, y que era inútil comprar más. Ella por su parte también respondió a gritos y lo acusó de ser un tacaño y de que con su actitud arruinaba la Navidad.

La pelea terminó de modo imprevisible. El hombre dejó caer bolsas y paquetes y se arrojó desde el séptimo piso en donde se encontraba, cruzándose en su caída con los adornos propios de la época y estrellándose al final con un impacto que le causó la muerte instantánea.

“Removieron el cuerpo bastante rápido […], esta temporada del año puede ser de mucho estrés para muchas personas”, comentó un hombre que vio el incidente.