*

X

¿Cuáles son los países más corruptos del mundo?

Por: pijamasurf - 12/03/2013

La corrupción es una enfermedad que lamentablemente comparten decenas de gobiernos alrededor del mundo. ¿Quiénes encabezan esta poco decorosa lista?

Screen Shot 2013-12-03 at 11.21.39 AM

Históricamente la corrupción ha sido uno de los más grandes enemigos de una nación. Promovida por gobiernos poco éticos y, generalmente, poco eficientes, cabe señalar que este fenómeno también es alimentado por una sociedad enviciada, o al menos permisiva. Recientemente la organización Transparency International publicó su 2013 Corruption Perceptions Index (CPI), un listado que evalúa los índices de corrupción entre las instituciones administrativas y políticas de cada país. Cabe señalar que, como ante cualquier ejercicio similar, es bueno tomar este índice con reservas.

La región menos decorosa del índice la encabezan naciones árabes y africanas, con Corea del Norte siendo el único país que no pertenece a alguna de estas dos regiones. Es difícil imaginar el nivel de putrefacción administrativa que debe reinar en lugares como Somalia o Afganistán, para estar ubicados tan por encima de países como México o Argentina (ambos ubicados en el lugar 106 de 177), entre otros latinos, donde la corrupción por momentos parece ser un componente del ADN de los funcionarios públicos.

Los 10 países más corruptos del mundo, de acuerdo con el CPI, son:

10 Uzbekistan 

9 Siria

8 Turkmenistán 

7 Irak

6 Libia

5 Sudán del Sur

4 Sudán

3 Afganistán

2 Corea del Norte

1 Somalia

Como suele suceder con este tipo de ejercicios, los lugares más honrosos están acaparados por los países escandinavos, siendo Dinamarca el país menos corrupto durante este año. Por cierto, llama la atención que Estados Unidos ocupe el lugar 17, entre los menos corruptos.

 

 

Te podría interesar:

Propone PRI penalizar la descarga ilegal de música en México (mientras miles de criminales gozan de impunidad)

Por: ps mexico - 12/03/2013

Los diputados priístas Manlio Fabio Beltrones y Héctor Gutiérrez intentan proteger los intereses de las compañías musicales, penalizándote directamente por tus descargas musicales en México.

compEl derecho de autor es cada vez más cuestionado en el mundo: ¿la cultura es de alguien?, ¿el arte tiene dueño?, ¿no es la cultura propiedad colectiva porque todos la alimentamos, cuestionamos o inspiramos? Una cosa es que un autor cobre por dar un concierto, y otra, muy distinta, es que quiera controlar la transmisión y consumo de su música. ¿No es esto a lo que todo artista verdadero aspiraría, más allá de las ganancias financieras? Y lo anterior, sin considerar que una buena parte de las ganancias ni siquiera terminan en manos de su creador, sino de disqueras, promotoras, etc.

Tenemos derecho al acceso al conocimiento y a la cultura, y esta es una aspiración universal de desarrollo. Lo que no han comprendido los  fervientes defensores pro derechos de autor, es que la realidad rebasa las aspiraciones de control sobre la información y el conocimiento, pues  la sociedad está ansiosa de compartir contenidos.

¿Qué pasa cuando alguien presta libros? No es lo mismo que lo que hace alguien que difunde contenido cultural en Internet?, ¿no es el fin de la cultura expandirse para permearnos con sus propuestas? En una movida anacrónica, y quizá condescendiente con los intereses económicos detrás de la industria musical,  el coordinador del PRI en la Cámara de Diputados, Manlio Fabio Beltrones y el también priísta Héctor Gutiérrez de la Garza, presentaron una iniciativa para perseguir y sancionar con multas que van de entre 30 hasta 20 mil días de salario mínimo a usuarios de Internet que descarguen música de sitios no autorizados.

Ambos legisladores presentaron la iniciativa en rueda de prensa, acompañados de Roberto Cantoral (hijo), Armando Manzanero, Martín Urieta y la cantante Dulce. Lo anterior resulta paradójico en un país en donde los problemas nacionales de seguridad, pobreza, salud, entre otros, son urgentes, confirmando que hay legisladores que priorizan  las propuestas de minorías que buscan favorecerse, (claro ejemplo es también, la propuesta de Beltrones para permitir la venta directa de playas a extranjeros, con el argumento de que éstos las adquieren por medio de prestanombres, pero cínicamente, en lugar de combatir el fenómeno, el legislador busca facilitarlo).

Si estás en contra de que se penalice a los ciudadanos por consumir cultura gratuita, escribe al twitter de ambos priístas y presiónalos con tu voz para que se ocupen de asuntos prioritarios, en lugar de coquetear con artistas y disqueras.

@HectorHGutierre

@MFBeltrones

Con información de La Jornada