*

X

Año récord: 99 películas mexicanas llegaron a los cines comerciales, pero ¿qué calidad tienen estos filmes?

Por: PijamaSurf Mexico - 12/26/2013

Hay quienes afirman que el hacer cine mexicano es ya en sí una ventaja, sin embargo, ¿qué pasa si ese cine que está llegando a las salas populares simplemente replica una fórmula de espectáculo?

nosotros losUna de las bondades del arte con el espíritu humano, es que representa una vía para  sacar, encausar y recrear lo que traemos dentro. La creatividad, de esta manera, representa una de las más valiosas herramientas para vivificar las distintas artes, en una especie de búsqueda inagotable que responde a una necesidad cuasi espiritual. Pero ¿qué ocurre cuando la producción cinematográfica de un país, pareciera que responde, en muchos casos, a criterios comerciales y a fórmulas predecibles?

¿Qué valor tiene preservar la llamada industria del cine mexicano si ésta no está generando una búsqueda de experimentación en este arte?

Este año, el IMCINE (Instituto Mexicano de Cinematografía) apoyó financieramente 70 por ciento del total de filmes mexicanos que llegaron a la cartelera comercial, es decir que, durante el 2013 se estrenaron 99 cintas mexicanas, 69 de ellas con participación de este instituto. Estas 99 cintas representan un récord para el cine mexicano en carteleras comerciales.

Las dos películas más taquilleras mexicanas con un récord también histórico, fueron Nosotros Los Nobles, y No se aceptan Devoluciones.

Aquí algunas de las películas mexicanas que llegaron a los cines comerciales este año. Echando un vistazo general, las fórmulas repetidas aparecen (historias de amor trilladas, exacerbación a los símbolos tradicionales patrios y uso de un lenguaje juvenil y coloquial como atracción). En efecto, parecería un logro la llegada de cine mexicano a las salas de exhibición masivas, sin embargo, siempre será positivo cuestionarnos qué tanto aporta esta oferta como arte y no únicamente como entretenimiento.

 

Te podría interesar:

Ralph Steadman (el psicópata favorito de Hunter S. Thompson) y el orgullo de los raros (FOTOGALERÍA)

Por: pijamasurf - 12/26/2013

Relatos e ilustraciones en el alucinante nuevo libro del ilustrador Ralph Steadman.

"Además odio la palabra 'ilustración'. Suena como una especie de diagrama." Escribe Ralph Steadman en su nuevo libro, Proud Too Be Weirrd ("Orgulloso de ser Rraro"), lo cual no es una amenaza, sino la constatación de una vida dedicada a dibujar la rareza.

Y es que "ilustración" ciertamente no describe el trabajo de Steadman: la sensación de vértigo y peligro, el sórdido humor, la agudeza para el comentario y el despliegue de alucinación visual lo vuelven un creador complejo.

No por menos el "ilustrador Gonzo" trabajó de cerca en muchos proyectos con uno de nuestros héroes favoritos, el doctor Hunter S. Thompson, uno de los cuales probablemente sea la obra maestra de ambos: Fear and Loathing in Las Vegas.

Otras colaboraciones con escritores incluyen a Ted Hughes y una versión de Farenheit 451, sin olvidar su edición de una obra que parece ser la meca de los ilustradores en algún momento de sus carreras: Alicia en el País de las Maravillas.

Sin afán unitario, Proud Too Be Weirrd reúne diversas obras de Steadman: de lo político a lo satírico y del retrato al cartoon; mirar por demasiado tiempo estas imágenes produce serios desórdenes visuales similares a las drogas más fuertes. Será por eso que el novelista Kurt Vonnegut llamó a Steadman "el más dotado y efectivo artista existencialista de mis días", y el actor Johnny Depp dijo de él "Ralph es... tan bueno. Y también, al mismo tiempo... es un psicópata."