*

X

Te Enseño a Andar en Bici: la mujer que enseña a otras a pedalear la Ciudad de México

Por: ps mexico - 11/29/2013

La mexicana Laura Endoqui comenzó a enseñar a sus conocidas a andar en bici trazando rutas viables para desplazarse en la Ciudad de México. A partir de esto, ha enseñado a mujeres a montar una bici, perder el miedo y usarla como medio de transporte citadino.

biciTal vez damos por hecho que uno de los principales retos para que las ciudades del mundo puedan recorrerse en bici son los provenientes de una planeación urbana pensada exclusivamente para el uso del coche, o bien, de una carencia de cultura de movilidad integral que permite que los ciclistas reciban malos tratos y peligros de parte de los automovilistas. Pero hay una realidad que la mexicana Laura Bustos Endoqui encontró y es que hay muchas personas, por lo menos en nuestro país, que no saben andar en bici, y  muchas de ellas son mujeres, pues recordemos que, culturalmente, el uso de ésta era visto mayormente como un hábito masculino.

Ante esta situación, en sus días libres, esta economista comenzó a enseñar a mujeres que quisieran hacer de la bici su medio de transporte, lo anterior, motivada por la sensación de libertad y autonomía que le da recorrer distancias en su bicicleta; su labor se ha enfocado en hacer que más personas puedan disfrutar de estas mismas sensaciones, que afortunadamente enriquecen la experiencia cotidiana, y que, además, permiten que el flujo de la ciudad sea más dinámico y disminuyan los niveles de contaminantes.

Hoy, Laura participa en Insolentes, un grupo de mujeres que enseña a otras a usar la bici e incluso a hacerlo en vestido y tacones, pues, aunque sea ridículo, todavía hay empleos que demandan que la ropa que se use sea estrictamente formal. No obstante, siendo esto una realidad, estas mujeres sacan provecho de la situación y encuentran un enfoque simpático; se puede y además, dicen: “Nos acompañan un par de buenas piernas y la coquetería; así, nos ves y volteas”. 

Probablemente entre las aportaciones más importantes de Bustos Endoqui en sus dos proyectos, Te Enseño a Andar en Bici: Muévase usted misma. e Insolentes, es su trazo de rutas; ella y otras mujeres, están creando vías inteligentes para recorrer la ciudad, acortar los tiempos y mejorar los recorridos, ubicando centros estudiantiles y zonas residenciales por ejemplo, o creando estrategias de movilidad factibles, que animen a más personas a que usen la bicicleta, sobre todo aquellas que tienen miedo a la peligrosidad de la ciudad y sus automovilistas. A fin de cuentas nadie dijo que las grandes ciudades no fueran una selva, pero incluso éstas pueden ser explotadas en el mejor sentido de la palabra, mientras, a la par, se crea una cultura de respeto al peatón y al ciclista.

 

Te podría interesar:

¿El efecto Superman? Hacer una pose de poder aumenta la confianza en ti mismo

Por: pijamasurf - 11/29/2013

Las posturas de poder sirven en la naturaleza para intimidar a los rivales, pero en nuestros días parecen tener aún funciones que pueden jugar a favor o en contra nuestra.

clark

Todos podemos recordar en nuestras vidas un momento en el que hubiéramos querido entrar en una cabina telefónica, sacarnos la ropa y salir ondeando una capa roja, vestidos de Superman, a enfrentar los problemas del mundo... o una entrevista de trabajo, o incluso una primera cita. Ese movimiento que transforma a Clark Kent en Superman, esa escenografía y esos gestos de poder han sido analizados por Dana Carney, Amy Cuddy y Andy Yap, un grupo de psicólogos que afirman que las poses de poder como estas no expresan solamente poder, sino que inducen la sensación de poder en quienes las realizan.

En una conferencia ofrecida dentro de TED (ver más abajo), la cual ha sido vista más de 10 millones de veces, la doctora Cuddy habla sobre el estudio que ella y sus colegas realizaron en una muestra de 42 estudiantes, los cuales debían realizar una "pose de poder" durante dos minutos.

Antes y después de que aullaran como orangutanes o emularan la pose de algún héroe griego, los investigadores tomaron muestras de saliva de los participantes para medir sus niveles de testosterona y cortisol. Esta última es una hormona que ayuda a reducir el estrés. Ambas hormonas aumentaron luego de las poses de poder, y los participantes se sintieron más cómodos arriesgándose en experimentos de apuestas, además de reportar sentirse más "poderosos".

Pero tal vez gritar "THIS IS SPARTA!" antes de entrar a tu entrevista de trabajo puede no ser tan buena idea: según los investigadores Pablo Briñol, Richard Petty y Ben Wagner, las posturas o poses de poder pueden ser de utilidad para aquellos que ya tienen cierto nivel de confianza en sí mismos; si la persona no ha desarrollado esta confianza y si tiene pensamientos negativos sobre sí mismx, afirman en su estudio, estos pensamientos negativos crecerán.

En otras palabras, las poses de poder pueden convertirte en Superman o en Lex Luthor (en el héroe o en el villano), lo que nos recuerda que la percepción (especialmente cuando se trata de uno mismo) genera la realidad. Tal vez el verdadero poder se encuentre en aprender a construir nuestra propia realidad.