*

X

El gobierno de México reduce drásticamente el presupuesto de cultura ¿cuál es el mensaje?

Por: ps mexico - 11/16/2013

En el 2013 CONACULTA recibió 9 mil 127 millones de pesos, para el próximo 2014 habrá una incoherente reducción de 42%, quedando en un total de 5 mil 260 millones

 

cult

Se dice que la cultura es una de las principales herramientas para recomponer un tejido social dañado. En México los niveles de violencia evidencian un sector de la sociedad que está dispuesto a los mayores niveles de crueldad cuando se trata de obtener poder y dinero, y, conscientes de que se trata de un problema más complejo que tiene origen en la pobreza y la falta de oportunidades, entre otros vicios,  la cultura (vista como medio de difusión mediante el arte), entre otros aspectos, bien podría ser una de las herramientas más útiles para revertir esta situación.

Al gobierno federal mexicano parece  no importarle lo anterior, pues más allá de los discursos, los montos de presupuesto asignados a cada partida se convierten en un discurso simbólico, y a la vez explícito, para que los ciudadanos sepamos en dónde están las prioridades del estado; así, siguiendo la lógica de que ahí donde se encuentran el dinero también se encuentran las prioridades, evidentemente la cultura no ha estado entre ellas.

Para darnos una idea del presupuesto aprobado para el siguiente año, y por lo tanto de las prioridades del gobierno en turno, los sectores más privilegiados en el presupuesto de 2014 serán los siguientes:

Propuesta de Enrique Peña Nieto:

1.  Pemex 527,676,229,238 millones de pesos

2. CFE 313,565,799,227 millones de pesos

3. SEP 289,972,169,720 millones de pesos

4. SEDESOL 289,972,169,720 millones de pesos

5. SCT 114,749,317,047 millones de pesos

 

Presupuesto 2014 aprobado por los diputados:

  1. Pemex 521 676. 2 millones de pesos
  2. IMSS 114,749,317,047 millones de pesos
  3. CFE 306,065,799,227 millones de pesos
  4. Educación 292 mil 548.7 millones
  5. Sedesol 111 mil  211. 2 millones 

 

Como puede reconocerse en los anteriores datos,  no cambiaron drásticamente las prioridades presupuestarias de parte del gobierno federal de las aprobadas por el congreso. En términos generales, muchos quedamos atónitos ante la gran cantidad de recursos asignados a las empresas paraestatales CFE (Comisión Federal de Electricidad) y PEMEX (Petróleos Mexicanos), pues lo anterior únicamente podría justificarse si estos presupuestos estuviesen planeados tan estratégicamente que detonasen un crecimiento en la economía, derivado quizás de la disminución de los precios de ambos productos, panorama que parece bastante lejano (por los llamados "gasolinazos", entre otras cosas).

A pesar de que el sector educación recibió 7% más que el año pasado, el Consejo para la Cultura y las Artes (Conaculta) recibió una caída que resulta incoherente ante cualquier probable sentido estratégico; para el gobierno de Enrique Peña Nieto, al parecer, la cultura nunca ha sido una prioridad: en el 2012, éste propuso una partida de 5 mil 69 millones de pesos, pero la cámara de diputados aprobó finalmente 9 mil 42 millones de pesos; sin embargo, para  este 2014, el monto disminuyó a 5 mil 260 millones de pesos, tal como se propuso desde la presidencia.

Según información de La Jornada, la Cámara de Diputados constituyó un fondo de cultura de 4 mil millones de pesos en los que se incluirán todos los proyectos estatales y municipales, no obstante, esto no excluye que se trate de una iniciativa del legislativo y no de Enrique Peña Nieto.

Es necesario entender cómo un gobierno en turno percibe la realidad; entre otras cosas, esto se expresa a partir de la jerarquización de los problemas nacionales. Al parecer, para el actual, la cultura no figura entre las posibles soluciones de uno de los problemas que más ha recalcado como prioridad desde el inicio de su mandato: la inseguridad y los niveles de violencia que vivimos hoy en México. La cultura es, quizás desde la administración de Enrique Peña Nieto, reducida a entretenimiento, con lo cual evidentemente se le desliga de su papel educativo y sanador.

*Datos relevantes sobre presupuesto de egresos para el 2014:

Ciencia y tecnología tuvieron un incremento del 12%

El presupuesto para el 2014 se trata del más cuantioso de la historia del país, alcanza la cifra de 4 billones 467 mil millones de pesos.

Parece que el presupuesto privilegia el supuesto crecimiento económico, que apuesta al fortalecimiento de PEMEX y CFE, pero  ambas empresas carecen de  transparencia en el ejercicio de sus recursos por lo que suelen ser proclives a la corrupción.

Una vez más el presupuesto prescinde de reglas claras para la transparencia y la rendición de cuentas-

La solución sobre lo anterior: presionar al gobierno para que transparenten los recursos, vía twitter ( a @epn) es un buen inicio.

 

 

Te podría interesar:

¿La revancha de Quetzalcóatl? Mexicanos abandonan E.U. y se llevan su dinero

Por: ps mexico - 11/16/2013

En los últimos diez años las remesas de E.U. a México han disminuido por la crisis económica, esto ha provocado que muchos mexicanos vuelvan a su país ante un panorama ligeramente prometedor. ¿Finalmente los gringos valorarán el trabajo de los mexicanos?

quetSegún estudios del Pew Research Center, prestigiado centro de investigación, las remesas que inmigrantes en Estados Unidos envían a México, han disminuido notablemente (aunque no ocurre lo mismo con las del resto de latinos en este país). Para darnos una idea, en el 2003 las remesas mexicanas significaron más ingresos para el país que aquellos derivados del sector turístico o de la tan presumida y cuestionable inversión extranjera. Lo anterior evidentemente representa un fracaso para el gobierno mexicano, pues esto evidenció que son los mismos paisanos en el extranjero, los que mantienen funcional la economía mexicana.

Sin embargo, desde la crisis financiera de Estados Unidos del 2008, que por cierto fue ocasionada por los abusos de ciertos bancos y sectores financieros, algunos ámbitos, como el de la construcción, principalmente, se vieron afectados, lo que perjudicó directamente a los trabajadores inmigrantes que suelen contribuir en esta rama productiva, muchos de ellos mexicanos. Esto repercutió negativamente en las remesas enviadas a México; tanto que, según Pew, entre 2006 y 2013 los envíos de estos recursos cayeron de casi 30 mil millones de dólares a un poco más de veinte mil.

Aunque pareciera lógico que ante la falta de empleo en E.U  los mexicanos regresen a su país, para el migrante, quien ya ha recorrido un arduo camino para estar ahí, esa posibilidad es poco viable, ya que de cualquier manera en su país no habría oportunidades. Sin embargo, aunado a que también es cada vez más difícil cruzar la frontera hacia Estados Unidos (lo cual generalmente no representa un impedimento para quien quiere buscar otra vida), ha disminuido la migración al llamado 'vecino del norte'. Lo anterior se debe no solo a factores como los anteriores, sino también a que México presenta un panorama quizá atractivo frente a la difícil realidad norteamericana: en el 2000, la cifra de migración hacia Estados Unidos alcanzó un importante tope de 770 mil migrantes; para 2010, esta cifra había caído a 140 mil, una descenso impresionante del 81.82%, según cifras de Pew Research.

Por primera vez después de muchos años, se cree que la migración de Estados Unidos hacia México es mayor que la de este último hacia el norte. Lo interesante del actual fenómeno es que las cifras revelan que las remeses del país norteamericano hacia Latinoamérica en general se han recuperado después de la crisis del 2008, excepto en el caso mexicano, donde estas han continuado a la baja.

Si las deportaciones de latinoamericanos son generalizadas, y los sectores más golpeados por la crisis, como el de la construcción, contratan entre sus trabajadores a latinos en general, ¿por qué las remesas mexicanas siguen sin recuperarse? ¿Será que los mexicanos están decidiendo volver a casa, porque presenta un escenario más atractivo para su situación que en E.U.? ¿Qué implicaría para E.U. el abandono de mexicanos de su país? El tiempo lo dirá, y quizá en esta ocasión serán ellos los que valoren la contribución que hacían los paisanos mexicanos para su economía y, por qué no, para la riqueza del entorno social.