*

X

Rescate de una semilla ancestral: el amaranto de México

Por: Mauricio del Villar - 10/04/2013

El Día del Amaranto, que se celebrará en la ciudad de Oaxaca, busca reivindicar la importancia de esta semila autóctona, una de las más nutritivas y saludables que existen en México.

Cartel Dia del Amaranto_R

El amaranto fue sembrado por numerosos pueblos de América. En nuestro país fue casi eliminado por motivos religiosos a raíz de la conquista española. Durante el período precolombino, los aztecas cultivaban el Amaranto como un alimento básico, llegando a producir hasta 20,000 toneladas por año.

El Amaranto no solamente era para el pueblo azteca una gran fuente de nutrientes, sino también era importante en diversas ceremonias. La principal consistía en elaborar figuras a manera de estatuas que simbolizaban a sus Dioses en forma humana. Estas piezas se hacían con una masa llamada Tzoalli que se lograba a partir de la mezcla de semillas tostadas y molidas de amaranto y maíz, que se integraban con miel de agave. Al final de largos ayunos y rituales en donde se salpicaban con sangre estas piezas simbólicas, el Tzoalli se compartía como “la carne de los Dioses” en una ceremonia parecida a la Comunión Sagrada de la religión Cristiana. Situación que lo hizo incompatibles para ambas creencias. Desde la perspectiva hispana, la adoración azteca a "dioses falsos" y la asociación de la sangre y el amaranto con los sacrificios humanos, hicieron que se prohibiera el consumo y el cultivo del amaranto hasta casi desaparecer. Afortunadamente su cultivo sobrevivió de manera aislada en aquellas áreas remotas en donde la imposición de los españoles se vio limitada.

Desde hace casi 50 años su cultivo va en aumento a nivel mundial. Su producción y consumo representan una oportunidad única para subsanar parte de las causas y consecuencias de la pobreza rural. Es sin duda una opción para elevar los ingresos económicos familiares pero principalmente un alimento saludable. Hay alrededor de 60 diferentes especies de Amaranto, y algunas de ellas son originarias de Mesoamérica.

En la última década Puente a la Salud Comunitaria AC ha estado promoviendo el cultivo del Amaranto como respuesta ante los retos alimentarios de la actualidad. En julio del 2013 las Naciones Unidas anunciaron que México había superado a Estados Unidos como el país “más obeso” del mundo. Causas de la epidemia de obesidad en México son en buena parte la amplia publicidad y disponibilidad de la llamada “comida rápida” y “comida chatarra”, la urbanización acelerada, la disminución de la actividad física, el limitado respaldo institucional a la agricultura tradicional familiar y la falta de una congruente educación alimentaria.

Paradójicamente muchas familias mexicanas se han mantenido en constante labor para evitar el hambre, y aun así unas 10.000 niñas y niños mueren de desnutrición cada año. Recientemente se habla incluso de la correlación de ambos fenómenos, ya que una persona que padeció desnutrición infantil es siete a ocho veces más propenso a tener sobrepeso u obesidad en su edad adulta.

Puente considera al Amaranto como un grano estratégico para un ejercicio pleno, participativo y sustentable de soberanía alimentaria. Prioriza en sus distintos proyectos las acciones solidarias, el respeto a  los derechos humanos, la preservación de los procesos agroecológicos y la toma de decisiones y responsabilidad compartida.  Sus actividades se centran en: la facilitación de redes regionales, agrupaciones colectivas y familiares, el apoyo a equipos de promotores locales, la facilitación de eventos de intercambio de conocimientos y experiencias, la aportación de medios para la producción y el consumo local de Amaranto, así como una amplio difusión de los temas relacionados con la soberanía alimentaria.

Sin duda alguna el Amaranto puede ser un cultivo asociado a la milpa con la ventaja de requerir  menos agua para completar su crecimiento, lo cual es particularmente valioso en algunas partes del Estado de Oaxaca en donde es escaso este recurso.

Website 15

Tal vez el paso más difícil es motivar a los consumidores mexicanos a consumirlo cotidianamente. Para esto además de motivar la elaboración de tortillas de maíz y hoja o semilla de amaranto, Puente promueve  la innovación de productos y la incorporación de recetas con amaranto en la dieta tradicional, así por ejemplo sus hojas se pueden añadir a sopas, panes, pastas, guisados, aguas fresca y jugos.

La necesidad de diversificar la base nutricional de la población, tanto en una escala global como a nivel individual, impulsó a la Academia Nacional de Ciencias de los EE.UU. a llevar a cabo un amplio estudio para determinar los cultivos con mayor potencial de desarrollo y diseminación y por lo tanto con mayor impacto nutricional. El resultado del estudio realizado fue concluyente: de entre 36 de los cultivos más prometedores en el planeta, el Amaranto fue seleccionado como “el mejor alimento de origen vegetal para consumo humano”. 

Por tal razón los invitamos a celebrar el rescate de una semilla ancestral en el “Día del Amaranto” en donde quiera que te encuentres, este sábado 5 de octubre de 2013.

* Y si estás cerca, en la Plaza de la Danza, Ciudad de Oaxaca, México, habrán diversas actividades de 10 a 16 horas. 

Buen provecho

 

Te podría interesar:
El budismo y la ciencia parecen ámbitos cada vez más cercanos: las conclusiones de uno y otra dialogan inesperada y también fructíferamente a la sombra de una promesa, el día en que todos los seres serán budas, habitando en éxtasis el perfecto vacío.

ripples-300Uno de los atributos más sorprendentes del budismo es su capacidad de ser consistente en contraste con los cambiantes paradigmas científicos y ontológicos. 

El principal ejemplo tiene que ver con la sustancia de la realidad. De acuerdo con el budismo, el shunyata o la vacuidad es la verdadera naturaleza de todos los fenómenos; cualquier cosa que existe es un objeto de conocimiento y es vacío en el sentido de que no existe por sí mismo, sino que depende de una mente que lo conozca o lo experimente.  Hoy es relativamente más fácil entender este concepto que en los tiempos de Buda. Entonces, explicar porque un átomo era vacío (se decía que al tener partes direccionales: arriba, abajo, etc.. era divisible al menos conceptualmente) exigía más un entendimiento de la magia que de la ciencia. Hoy en día sabemos, gracias a la física de partículas, que el átomo también está vacío de existir inherentemente, que no es indivisible y que las partículas se comportan no de la forma esperada, sino probabilísticamente. Se sabe también que los átomos son en un 99.9% espacio vacío y el restante .01%, si se lo mira con atención, también desaparece. Persiste una visión de la realidad como un mapa psico-emocional holográfico, cuyas coincidencias tienen más que ver con convenciones culturales, con formas de nombrar y entender a los objetos-del-mundo-allá-fuera.  

Hay paralelos muy interesantes entre conceptos como el de la bodhichitta y el de la empatía o distribución de la conciencia  mediante las neuronas espejo. La bodhichitta es el deseo de alcanzar la iluminación para poder liberar del sufrimiento a los incontables seres sintientes. Para lograr este objetivo el aspirante a bodhisattva debe contemplar y meditar repetidamente en el dolor de los demás. Para cierto sentido común es incomprensible cómo es que la receta para obtener la felicidad verdadera pasa por el suplicio de visualizar a los seres que estimamos sufrir; pero desde otro punto de vista, según las investigaciones con las neuronas espejo, la empatía extrema puede generar un círculo virtuoso mediante el cual, entre más disolvamos la conciencia individual en la colectiva y más sintamos que el sufrimiento y la felicidad de cualquier ser es de suma importancia, más feliz y poderosa se volverá nuestra experiencia. Algo sucede entonces, un cambio trascendente: el practicante se convierte en un bodhisattva y es una persona en el camino seguro para convertirse en un Buda. Es el entendimiento de la conciencia repartida entre todos los seres, y la puerta de acceso es la compasión universal.

Una anécdota científica: el monje francés Mathew Riccard es cuantitativamente el hombre vivo más feliz sobre la Tierra. Las mediciones que se le practicaron mientras meditaba dieron valores fuera de la norma en cuanto a niveles de “felicidad” en la química de su cerebro. Estaba meditando en la compasión universal. 

Hay cierta discrepancia, sin embargo, con las corrientes materialistas, que siguen tratando de encontrar el asiento de la conciencia o del ser, ya sea en el cerebro, en la glándula pineal o en el sistema nervioso en su conjunto. Según el budismo, y algunas otras corrientes filosóficas, el ser es una ilusión producida por la conciencia mental y por los sentidos. 

El budismo afirma junto con las teorías evolucionistas que no hubo creación, sino que todo fenómeno tiene causas y condiciones. El tiempo-sin-principio es uno de los pilares cosmogónicos budistas.  Aunque se discrepaba entre este punto y la teoría de Big Bang, recientemente físicos como Neil Turok  alzan juiciosamente la pregunta: what banged? En efecto, el Big Bang no puede ser el principio del espacio-tiempo, no puede haber un efecto sin causa. 

El budismo se encuentra lejos de las teorías new-age-easy-going que pretenden una visión del universo como una entidad armónica, completa, perfecta, que resuena como una metáfora de Dios, y que posee una especie de voluntad que se ocupa de los destinos contradictorios de sus habitantes. Sin embargo, según las leyes de la termodinámica, en particular la ley de la entropía , en el universo reina el caos, causa y efecto en efervescencia, buscando equilibrios para nuevas rupturas, sistemas que se crean y se destruyen.  Desde este punto de vista la coincidencia es total: el samsara es impuro e imperfecto, es caótico. Sin embargo este caos, o karma es perfecto e implacable. 

Finalmente, según el cosmólogo Sean Carroll, el futuro final del universo es convertirse en espacio vacío: se cree que en un futuro muy lejano así será. Y según el budismo llegará un día en que todos los seres serán budas, habitando en éxtasis el perfecto vacío… y ahí es cuando empezará la fiesta, dicen.

Twitter del autor: @kusali