*

X

Niño perdido vuelve a casa después de 26 años gracias a Google Earth

Por: pijamasurf - 10/21/2013

La tecnología permite contar en nuestros días historias apasionadas e improbables, como la de Saroo: literalmente una aguja en un pajar.

Saroo salió de su casa en 1987 rumbo a las transitadas calles de un pueblo de la India. Cuando volvía a su casa en tren se quedó dormido y despertó en un lugar que no conocía, sin saber cómo regresar.  

26 años después, bajo el nombre de Saroo Brierley y luego de ser adoptado por una familia australiana, el niño perdido volvió a casa gracias a su memoria fotográfica y a Google Earth, y en el video anterior nos cuenta la historia de un extravío y un emotivo encuentro con la familia que dejó atrás.

Sabemos que Google no es ni por mucho una compañía perfecta, pero lo increíble de vivir en nuestra época es que la tecnología permite contar este tipo de historias y conmovernos con sus protagonistas.

Te podría interesar:

¡Únete! para eliminar la propaganda política de las calles de la Ciudad de México

Por: Ana Paula de la Torre - 10/21/2013

El colectivo “Quita Un Anuncio” te invita a apoyar su petición a los diputados para que prohíban la publicidad electoral de los espacios de equipamiento urbano.

adopta-tu-calle

En el 2012, un grupo de ciudadanos de la Ciudad de México, hartos de la propaganda política  montada ilegalmente en lugares públicos, se organizaron en  Twitter para combatirla. La campaña se llamó “Quita Un Anuncio” y logró eliminar más de dos mil anuncios.

Recientemente, este grupo presentó en la Cámara de Diputados del D.F una iniciativa para castigar y prohibir la publicidad electoral colocada en sitios de equipamiento urbano, como  bancas, parabuses, cabinas telefónicas, buzones de correo, columnas, carteleras publicitarias, sanitarios públicos, bebedores, quioscos para venta de periódicos, libros, revistas, dulces, flores y juegos de azar para la asistencia pública; vallas, bolardos, rejas, casetas de vigilancia, semáforos, recipientes para basura, etc.

Los presupuestos asignados a los partidos políticos para sus campañas políticas resultan indignantes –en 2012 recibieron 4,936 millones de pesos para las elecciones presidenciales, y cada candidato tuvo un tope de campaña de 336 millones de pesos. La publicidad electoral en el espacio público explota un trillado y vacío lenguaje entre fotos y slogans, que más que comunicar algo, contaminan visual y ambientalmente nuestro entorno.

Los partidos han justificado el empleo de los sitios de equipamiento urbano como espacios publicitarios pues argumentan que el 318 del Código Electoral lo autoriza. Sin embargo, la Procuraduría Ambiental y de Ordenamiento Territorial (PAOT) del Distrito Federal ha advertido, según el colectivo ciudadano, que sólo el 0.7 por ciento de la propaganda electoral colocada en calles de la Ciudad de México es legal.

“No se trata de pensar contra los partidos políticos, sino de lo que es mejor para la ciudad”, declaró  recientemente Jesús Robles Maloof, integrante de “Quita un Anuncio”.

Te invitamos a votar en apoyo a  esta campaña, lo cual presionaría a los legisladores para que aprueben esta propuesta. Además, si te resuena esta filosofía anti-publicitaria, es gran momento para iniciar una campaña en tu lugar de residencia.

Para apoyar la campaña haz click aquí.

Twitter de la autora: @anapauladelatd