*

X

Más de 100 organizaciones denuncian el abuso policial del pasado 2 de octubre en la Ciudad de México

Por: Ana Paula de la Torre - 10/11/2013

El pasado 2 de octubre, paradójicamente en el marco de la conmemoración de la represión estudiantil de 1968, la policía de la Ciudad de México realizó detenciones indiscriminadas, incluyendo a periodistas; más de 110 organizaciones han manifestado su rechazo

policías vestidos de civiles

En México la opinión y la presión pública aún son débiles para perturbar realmente al gobierno, esto porque carecemos de herramientas que nos empoderen para incidir en las decisiones de gobierno, pero también porque vivimos un individualismo exacerbado, justificado por la apatía y la desconfianza hacia el gobierno, lo que genera un círculo vicioso y también cómodo, por lo menos en el mediano plazo.

Sin embargo, únicamente la presión pública puede generar cambios en la manera en que se ejerce el poder en México, el cual desde hace décadas está coptado por  una misma clase política. Y cuando se cree que hay victorias ganadas de derechos humanos, la historia demuestra que siempre habrá alguien que esté dispuesto a revertirlas.

Ante esto, la presión pública, siempre deberá estar viva. Según afirma Daniel Innerarity, “una sociedad es democráticamente madura cuando ha asimilado la experiencia de que la política es siempre decepcionante, y eso no le impide ser democráticamente exigente”.

El pasado 2 de octubre, durante la marcha en conmemoración del asesinato de estudiantes efectuado por el gobierno en 1968, elementos de la policía del Distrito Federal realizaron detenciones arbitrarias de por lo menos 23 periodistas, agrediendo a 25 de ellos, según documentó la organización Article 19. Si bien la misma organización advierte que civiles incurrieron en actitudes violentas que resultaron, entre otras consecuencias, en quemaduras graves de miembros de la policía, también denunció la presencia de oficiales  encubiertos y otras arbitrariedades por parte de los cuerpos de seguridad.

En este contexto, 110 organizaciones en pro de los derechos humanos hicieron un pronunciamiento denunciando la falta de profesionalismo del cuerpo policiaco, cuyos elementos, ante una falta de protocolos formales, cometieron abusos al reaccionar torpe y arbitrariamente, e incluso se registraron agresiones a observadores de derechos humanos del Centro Prodh y la LIMEDH. El objetivo del comunicado es que los medios publiquemos este tipo de pronunciamientos, para la generación de opinión pública, y de paso, que conozcas a algunas agrupaciones que luchan sin fines de lucro por los derechos colectivos.

Aquí el comunicado original y el listado de las organizaciones civiles que lo firmaron

Twitter de la autora: @anapauladelatd

Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad de la autora y no necesariamente reflejan la posición de Pijama Surf al respecto.

Te podría interesar:

Astrónomos descubren el primer planeta fuera del Sistema Solar donde pudo surgir vida

Por: pijamasurf - 10/11/2013

La combinación de suelo rocoso y agua es clave en la búsqueda astronómica de planetas donde podría existir alguna forma de vida; por vez primera se localizan los restos de uno que cumple con esta condición.

palenta

Uno de los principios astronómicos básicos de los que se parte para buscar planetas donde podría existir alguna forma de vida, es la combinación de rocas y agua. Hasta ahora, la Tierra es el único planeta conocido donde estos dos elementos coexisten, según se ha teorizado, como una base fundamental que hizo posible el surgimiento de vida.

De ahí la importancia del descubrimiento recientemente anunciado de un asteroide o cuerpo planetario que, de acuerdo con observaciones realizadas con los telescopios Hubble y Keck (este último instalado en Mauna Kea, Hawái), que al parecer en algún momento de su historia contó también con la presencia de un suelo rocoso y abundante agua en su superficie, “clave en la búsqueda de planetas habitales fuera de nuestro Sistema Solar”, según declaró el astrónomo Boris Gänsicke, dela Universidad de Warwick.

El cuerpo en cuestión ha sido denominado GD 61 y se encuentra a  unos 150 años luz de la Tierra, orbitando una moribunda estrella enana blanca que ha perdido ya su energía nuclear. Ahora el GD 61 no es más que los restos del que alguna vez fue un planeta de 90 km de diámetro y con un 26% de agua en su composición (en la Tierra este porcentaje es de apenas el 0.023%).

Como sea, este cementerio planetario orbitando en torno a las brasas de su estrella parental es una rica fuente de información acerca de su vida pasada. En estos remanentes se encuentran las pistas químicas que indican la existencia previa de un cuerpo terrestre rico en agua”, agregó Gänsicke.

También en Pijama Surf: 6 planetas habitables fuera de nuestro Sistema Solar