*

X

Festival BESTIA 2013 presenta al ensamble Moonchild (Zorn, Patton, Medeski, Dunn y Baron)

Por: pijamasurf - 10/29/2013

En su primera edición el Festival BESTIA se une a los festejos por el 60° aniversario de John Zorn, quien con su ensamble Moonchild contará la historia de los Caballeros Templarios con los recursos de la disonancia y la improvisación.

 

Como toda disciplina artística, la música también ha acuñado sus formas y sus modales, reglas escritas y no escritas que en ocasiones limitan la creatividad musical.

Por fortuna, existen músicos arriesgados cuyo propósito es trascender esos límites. Y, por otra parte, espacios que permiten la expresión de dicha voluntad y hacen del riesgo el fundamento de su propuesta para el público.

Este es el caso de BESTIA, un festival internacional de música que se identifica por presentar variedad y fusión de vertientes sonoras y audiovisuales en torno a una estética atravesada por el rock, el hardcore, el metal y la distorsión, en una mezcla que busca oscilar entre el talento nacional y el extranjero, el emergente y el ya reconocido.

Este año marca el inicio de este encuentro musical que apuesta por bandas y proyectos que resulta poco fácil calificar y definir de acuerdo con las categorías que usualmente se utilizan en este ámbito. Por ejemplo, John Zorn y su ensamble Moonchild, probablemente el principal atractivo del programa, un músico y una agrupación que a partir del eclecticismo y de la puesta en juego de diversas tradiciones y géneros —del jazz a la música clásica, de la música popular judía al metal— han consolidado un estilo singular que representa un desafío para quien se enfrenta a la propuesta.

En el caso de BESTIA, Moonchild presentará su disco más reciente, Templars: In Sacred Blood, la historia de los Caballeros Templarios contada con ritmos de cantos litúrgicos, avant-garde con jazz, rock e improvisación. Esta presentación, por cierto, también forma parte de los festejos del 60° aniversario de John Zorn, quien ha celebrado con conciertos en lugares como los museos Guggenheim y el MET de Nueva York. Moonchild está integrado además por Trevor Dunn en el bajo, Joey Baron en la batería y Mike Patton en la voz. El evento tendrá lugar el próximo 29 de noviembre en el Museo Diego Rivera-Anahuacalli de la Ciudad de México.

Se trata, en suma, de un festival que se pronostica novedoso y decidido, que ofrece al auditorio un panorama selecto de las rutas por donde transita la composición musical contemporánea.

Para más información te sugerimos visitar el sitio del Festival BESTIA en este enlace.

Te podría interesar:

¿Los ciudadanos organizados son más efectivos que el gobierno? El caso de Michoacán, México

Por: Ana Paula de la Torre - 10/29/2013

Las leyes y el estado pierden sentido cuando son incompetentes, en Michoacán las cuestionadas policías comunitarias han disminuido la violencia ante la incapacidad estatal, asegura una carta del Arzobispado de Apatzingán

 

pol3-440x293

Desde finales del sexenio del ex-presidente Vicente Fox (2000-2006), el estado mexicano Michoacán ha sido campo de batalla entre grupos del crimen organizado. Los Caballeros Templarios, principalmente, han sembrado frustración y miedo entre los michoacanos, mediante una indiscriminada extorsión y, como si viviéramos en un país carente de gobierno, estos criminales permanentemente amenazan la vida de los habitantes.

Para recuperar la seguridad de la entidad, en mayo pasado el actual gobierno desplegó elementos del Ejército, la Marina y la Policía Federal. Sin embargo, la violencia persiste. Desde la cámara de diputados y el senado se cuestiona al gobierno federal por permitir la existencia de los grupos de autodefensa (ciudadanos armados que, ante la violencia de sus localidades y un gobierno omiso, están autodefendiéndose al margen de la ley).

No obstante, una carta publicada por el arzobispo de Apatzingán, Miguel Patiño Velázquez, confronta los precarios resultados del gobierno, pues la ciudadanía continúa reprimida –principalmente por los Caballeros Templarios–, y advierte que únicamente en  los seis municipios donde operan las policías comunitarias han disminuido los niveles de hostigamiento.

El caso de Michoacán resulta útil para cuestionar nuestro papel colectivo: lejos de que la solución ante un gobierno ineficiente sea la justicia “por mano propia”, o emprender acciones ilegales como mera rebeldía, este ejemplo nos encamina hacia una reflexión sobre el poder de la organización ciudadana, funciona como un recordatorio sobre los beneficios de actuar superando la cómoda apatía y, además, nos invita a cuestionar el valor de  las leyes cuando la realidad demanda otras salidas urgentes.

Twitter de la autora: @anapauladelatd