*

X

El soundtrack del cerebro: ¿a qué suena una convulsión cerebral?

Por: pijamasurf - 10/09/2013

Las ondas cerebrales pueden transformarse en sonidos mediante los cuales los médicos pueden saber en qué hemisferio se produce una convulsión cerebral, en tiempo real.

La música, según John Cage, es el estado de atención del escucha, es la libertad del sonido más que la organización de este. Pero en la gama de sonidos posibles, la música puede servir también como una especie de gráfica emocional, que un neurólogo de la Universidad de Stanford cree que puede tener aplicaciones médicas.

Sin embargo, la música de las convulsiones cerebrales no es más agradable que sufrir un episodio de crisis convulsiva, en realidad...

Josef Parvizi tuvo la idea de "musificar" las ondas cerebrales de los pacientes que sufren crisis convulsivas cerebrales al escuchar un disco experimental de una banda que hace música con señales de radio. Con la ayuda de un paciente y de Chris Chafe, profesor de investigación musical y experto en "musificación" de signos naturales en música, tradujeron las ondas cerebrales del paciente utilizando encefalogramas y fMRI.

Sobre el resultado (que puede escucharse en el video sobre estas líneas) puede escucharse en un extremo de onda al hemisferio derecho, y en el otro (más agudo) al izquierdo. Según explica Parvizi en los comentarios del video en YouTube, "alrededor de 0:20 comienza la convulsión del paciente en el hemisferio derecho, y el paciente habla y actúa normalmente. Cerca del 1:50 el hemisferio izquierdo comienza a convulsionar mientras el derecho está en estado postictal. El paciente no habla y está confundido. A los 2:20, ambos hemisferios  están en estado postictal. El paciente mira en torno suyo, aún confundido..."

La "traducción" de los impulsos cerebrales en música fue posible al asignar sonidos de voces humanas que responden a dichos impulsos, lo que permite diferenciar la actividad de los hemisferios y rastrear el origen de la actividad convulsiva. Sin embargo, el método aún debe mejorarse, pues en su estado actual el paciente necesita tener unos 100 electrodos conectados al cerebro, lo que lo vuelve poco práctico; Chafe y Parvizi esperan que en el futuro podrán utilizar electrodos no invasivos a través de una diadema para transmitir la resonancia electromagnética a un dispositivo más pequeño, que traducirá las ondas cerebrales en esta extraña forma de música y permitirá a los médicos saber cuándo el paciente sufre crisis, y de qué forma.

Te podría interesar:

Científicos descubren que la culpa hace que tu cuerpo se sienta más pesado

Por: pijamasurf - 10/09/2013

El estudio revela que el sentimiento de culpa hace que nos cuesta más trabajo hacer cosas físicas como cargas cajas o subir escaleras porque nos hace sentir "más pesados".

420soldier-420x0La ligereza es quizá el aspecto más bello al que podríamos aspirar (“Tread softly” decía W.B.Yeats), y es algo que se adquiere cuando nos sentimos bien, contentos, de alguna manera libres. Así, sentirse “pesado” es más que sólo una metáfora. Muchas personas dicen que están “cargando con culpa” o que están “aplastados por la culpa”, y esto motivó a científicos a investigar si había algo de ciencia detrás de las metáforas.

Para determinar si la culpa realmente es como un “peso en la consciencia”, los investigadores de Canadá y Estados Unidos instaron a estudiantes y miembros del público a recordar un momento en que hicieron algo poco ético.

La gente recordó cosas como mentiras, robos, traiciones, y después, en una tarea separada, les preguntaron si sus cuerpos se sentían más livianos, del mismo peso o más pesados de lo normal. Compararon las respuestas de los participantes que recordaron algo ético, algo poco ético y a los que no se les pidió que recordaran nada.

Los resultados de aquellos que recordaron algo poco ético, que estuvo acompañado de sensación de peso, fueron que estos no podían llevar a cabo tareas físicas como cargar cajas o subir escaleras sin hacer un gran esfuerzo. Es decir, que la sensación de peso realmente afectaba su cuerpo haciendo que se sintiera más cansado y menos ágil.

Es importante tener en cuenta que asumir la culpa de nuestros errores y el daño que le hemos hecho a otros es una tarea fundamental del espíritu. Ciertas tendencias de la psicología pop rebajan la culpa a una especie de tope que hay que remontar cuanto antes y dejar atrás. Pero, sin ser exagerados como algunas religiones lo son, la culpa está ahí para denotar algo.

En general, este estudio arroja luz sobre la teoría de la “encarnación de emociones”, que más que ser una subjetividad de la mente es algo real que le sucede al cuerpo cuando experimentamos emociones; y el cuerpo puede ser ligero y fácil de llevar o pesado y difícil de mover. Esto podría ser un mecanismo asociado con regular nuestro comportamiento moral.