*

X

El Espectro de Brocken, tu fantasma en las nubes

Por: corrector - 10/31/2013

El fenómeno conocido como el  “Espectro Brocken” o Brockenspöke debe su nombre a la montaña alemana en donde muchas veces se ha visto esta ilusión. El espectro se ve como la Fata Morgana (en la cual los objetos parecen estar flotando por encima del horizonte) y, más específicamente, como halos de luz en la niebla. El espectro en sí es una combinación de un fenómeno óptico y una ilusión óptica en la cual la sombra de una persona u objeto se proyecta en las nubes debido a que el sol está atrás, en frente o abajo. La sombra se engrandece enormemente, a veces hasta parecer una figura de cientos de metros de altura. El “efecto halo”, conocido también como “Gloria”, ocurre cuando la luz del sol se posa en una superficie de pequeñas gotas uniformes. Cuando pones los dos fenómenos juntos, el resultado es el Espectro.

No por nada desde al menos el siglo XVII, la montaña Brocken está envuelta en leyendas espectrales y mitos oscuros de brujas y rituales demoniacos. Fue ahí, después de todo, donde Goethe situó su Fausto, con todo y brujas que volaban a espalda de cabras.

Al día de hoy, los alpinistas se dirigen a la montaña Brocken en la Noche de Walpurgis a finales de abril, donde pueden visitar el “Púlpito del diablo” y el “Altar de brujas”. Pero además de asustar a alpinistas, la ilusión del Espectro (el fantasma en el arcoíris) ha sido referida por escritores tan diversos como Lewis Carroll, Thomas Pynchon, David Foster Wallace y Carl Jung. Las siguientes fotografías muestran avistamientos de este encantador fenómeno en distintos lugares de la Tierra y desde distintas perspectivas.

Te podría interesar:

Salario mínimo $65 x día, sueldo de diputado: $5,000 x día. ¿Quieres cambiarlo? Firma la Iniciativa #ReformaTripleA

Por: Ana Paula de la Torre - 10/31/2013

El movimiento Triple A te invita a firmar para disminuir los suelos de los políticos: en México los salarios mínimos son de los más bajos de América Latina, mientras que los ingresos de los funcionarios, paradójicamente, son de los más altos del mundo

trabajadoresEn México, cada vez que aumentan los impuestos, inevitablemente, nos remitimos a los exorbitantes salarios que ganan los funcionarios. Los políticos justifican sus altos ingresos argumentando que sus responsabilidades son mayores comparadas a las de los demás habitantes, o bien, que su integridad física peligra más que la del resto. Sin embargo, los ingresos que reciben resultan evidentemente desproporcionados.

Esta situación es aún más nociva si consideramos el mensaje simbólico que conlleva, pues evidencia el cinismo de quienes gobiernan que se abona a una sensación colectiva de que somos abusados constantemente por las autoridades. Los políticos también argumentan que disminuir sus salarios no impactaría significativamente en los porcentajes de las finanzas públicas. No obstante, este gesto sí tendría implicaciones simbólicas, pues se estaría transmitiendo un mensaje de respeto ante la realidad económica de la mayoría de la población.

Cabe recalcar que en los últimos meses se han popularizado las plataformas digitales de recolección de firmas: hoy son tan comunes, que incluso podrían resultar molestas. Sin embargo, estas iniciativas han comprobado tener efectividad; al menos para mediatizar los temas y que, como consecuencia, los políticos se sientan presionados. Un ejemplo claro es la liberación del profesor Tzotzil Aberto Patishtán, quien pasó injustamente 13 años en la cárcel, y que, tras un continuo apoyo civil, el soporte de Avaaz.org y la presión de Amnistía Internacional, el gobierno mexicano se vio obligado a liberarlo a través de un indulto presidencial.

Puedes apoyar  aquí esta iniciativa ciudadana, que pretende eliminar los exagerados sueldos de los políticos. 

Twitter de la autora: @anapauladelatd