*

X

Voyager 1 deja el Sistema Solar e inicia el viaje interestelar

Ciencia

Por: pijamasurf - 09/26/2013

Después de casi 35 años de viaje, la sonda espacial robótica Voyager 1, lanzada al espacio el 5 de septiembre de 1977, durante la presidencia de Jimmy Carter en los Estados Unidos, ha dejado atrás la heliósfera para incursionar en el espacio interestelar.

Todo parece indicar que efectivamente el 25 agosto de 2012 el ser humano puso una huella fuera del Sistema Solar y comenzó, con ello, la era de los viajes interestelares. 

Después de casi 35 años de viaje, la sonda espacial robótica Voyager 1, lanzada al espacio el 5 de septiembre de 1977, durante la presidencia de Jimmy Carter en los Estados Unidos, ha dejado atrás la heliósfera, es decir, el sistema solar o la región que se encuentra bajo la influencia del viento solar y el campo magnético del sol, para incursionar en el espacio interestelar. 

A911

Imagen NASA

Durante un año de intenso análisis los científicos de la NASA evaluaron la información que la sonda robótica mandó a la tierra al momento en que pasaba a través de una nueva y única región en las afueras del sistema solar

La discusión se centró en si efectivamente Voyager 1 pasaba la helipausa, es decir, la frontera entre la heliósfera y  el espacio interestelar. De acuerdo con la información analizada.el 25 de agosto de 2012, la sonda registró un abrupto y duradero cambio en la densidad de las partículas energéticas por las que iba cruzando. 

Los científicos de la NASA evaluaron la información que mandó el Voyager 1 a lo largo de 12 meses y concluyeron que éste cambio en la densidad de las partículas significó no sólo la entrada a la super-carretera magnética, sino la el espacio interestelar. 

A20-1

Imagen NASA

De acuerdo con la NASA, la misión del Voyager 1 en el espacio durará 7 años más, ya que el satélite sólo tiene energía para poder seguir mandando información a la Tierra hasta el año 2020. 

El Voyager 1 ha viajado 126 (AUs) Unidades Astronómica (17.47 horas a la velocidad de la luz),  mide 20 mts, pesa 773 kg y viaja a un velocidad calculada en 17 kilómetros por segundo, es decir 61 mil km/h. Se encuentra a una altitud de 72º 12’; el acimut 229º 53’ hacia la constelación de Ophiuchus.  

 Sonidos del espacio interestelar :

El reloj de 10 mil años que existe enterrado en una montaña

Ciencia

Por: pijamasurf - 09/26/2013

Diseñadores e ingenieros crearon un reloj que correrá por 10,000 años (la edad de la humanidad) sin detenerse nunca. Este generará melodías que nunca se repetirán y que fueron compuestas por Brian Eno.

122839498-b947e5bd-27cd-43ba-883e-23d242394abf

Existe un reloj gigantesco, de cientos de metros de altura, funcionando en las profundidades de una montaña en el oeste de Texas. Este reloj está diseñado para no parar en 10 mil años y cada cierto tiempo sus campanas tocan una melodía. Las campanas del reloj fueron compuestas por el músico Brian Eno, quien llamó al proyecto el The Long Now Foundation para indicar el sentido expandido del tiempo que provoca el reloj; el “largo ahora” de los siglos. Las campanadas están programadas para no repetirse por 10 mil años. La mayoría de veces el reloj suena cuando un visitante lo lastima, pero el reloj almacena energía de otras fuentes y ocasionalmente sonará cuando no haya nadie alrededor que lo escuche. Quién sabe cuántas hermosas melodías que nunca se hayan escuchado antes se perderán en el eco de la montaña.

 

Este reloj es el primero de muchos relojes milenarios que serán construidos alrededor del mundo. Hay otro de estos relojes que será construido en el este de Nevada, un sitio cubierto por los famosos brisltecone pines, que son los organismos vivos más viejos del planeta. Los diseñadores de los relojes esperan que las campanadas del reloj suenen el doble de tiempo que estos árboles, que viven alrededor de 5 mil años.

Diez mil años es aproximadamente la edad de la civilización, así que un reloj que dure lo mismo y que comience a correr ahora mediría el futuro de una civilización igual a su pasado. Eso asume que estamos a la mitad del extraño viaje en el que estamos (algo que implica un optimismo real).

El inventor del reloj, un inventor e ingeniero en computación llamado Danny Hills, introdujo la idea del reloj (en 1995) en este contexto:

No puedo imaginar el futuro, pero me interesa. Sé que soy parte de una historia que comienza mucho antes de lo que pueda recordar y continúa mucho más allá donde nadie me recordará. Siento que estoy vivo en un momento de cambios importantes, y siento la responsabilidad de asegurarme de que el cambio salga bien. Planto mis bellotas sabiendo que nunca viviré para cosechar los robles.

Quiero construir un reloj que suene una vez al año. La manecilla del siglo avanza una vez cada 100 años, y el cucú salga en el milenio. Quiero que el cucú salga cada milenio cada 10,000 años.