*

X

Los signos del Zodiaco según Salvador Dalí (IMÁGENES)

Por: pijamasurf - 09/24/2013

La imaginación plástica y delirante de Salvador Dalí (español del signo Tauro y probablemente uno de los pintores más influyentes y famosos en la estética del siglo XX, junto con Andy Warhol, del signo del león) abarcó desde el hiperrealismo milimétrico hasta el surrealismo metafísico, y en su larga trayectoria hizo además de pintura, joyería, muebles y dejó un hermoso libro de memorias, Diario de un genio.

Como ilustrador es destacable su interpretación de imaginarios sumamente populares, atravesados por su particular toque: desde las series realizadas ex profeso para Alicia en el país de las maravillas Don Quijote de la Mancha, pasando por su aproximación al Tarot (muy influido por la estética del Rider-Waite) y por una edición limitada de los 12 signos del Zodiaco, pintados en 1967, y que atestiguan las intuiciones místicas de Dalí: el cangrejo de Cáncer se vuelve la langosta lunar, y los peces besan el azufre invertebrado. 

Los folios originales pueden comprarse en línea, pero lo advertimos, no son precisamente baratos.

7 inquietantes ilustraciones anatómicas de la antigüedad

Por: pijamasurf - 09/24/2013

Como si fueran al mismo tiempo navegantes y cartógrafos, destacados médicos de la antigüedad legaron dibujos en los que representaron sus exploraciones y sus decubrimientos sobre el cuerpo humano, esa entidad que aunque cercana, por mucho tiempo fue desconocida.

Una de las paradojas de nuestra relación con nuestro propio cuerpo es que, hasta cierto punto, nos es esencialmente desconocido. Y esto puede verse incluso históricamente: tuvo que pasar mucho tiempo, probarse y descartarse muchas teorías, para que alcanzáramos un conocimiento más o menos aceptable sobre sus procesos y las muchas formas en que este funciona. El enigma de la vida, que puede abordarse desde numerosas perspectivas, comienza en aquello que no es más íntimo, ese soporte carnal con el que convivimos diariamente y el cual, hasta ahora, es nuestro medio más inmediato de la existencia cotidiana.

El sitio Popsci ha reunido una interesante selección de imágenes anatómicas de la que quizá sea una de las etapas más inquietantes de la medicina: aquella que según la división histórica europea podríamos fechar a partir del Renacimiento, cuando la investigación y los saberes comenzaron a sacudirse poco a poco pero ya irreversiblemente el yugo más bien limitante de la doctrina religiosa. El cuerpo transitó entonces hacia un concepto menos sublime, menos intocable, hacia uno más terrenal, hacia el atrevimiento de la experimentación y la exploración.

En este sentido, los médicos de la antigüedad parecen reunir en su labor la doble empresa del navegante y el cartógrafo: como si Colón y Vespucio se fundieran en una sola persona, estos incipientes conocedores de la anatomía y la fisiología humanas utilizaron el doble trazo del bisturí y el lápiz para legar impresionantes mapas de “esta carne demasiado, demasiado compacta” (this too too solid flesh”; Hamlet, I, ii).

También en Pijama Surf:

TOP 9: los libros más controvertidos (y bellos) que cambiaron la historia de la ciencia

“Ya estuve aquí”: sobre la posibilidad de una cartografía emocional