*

X

Increíble imagen de la isla que nació con el terremoto ocurrido en Pakistán, cortesía de la NASA

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 09/30/2013

El satélite de la NASA Earth Observing-1 captó esta increíble imagen de la isla que surgió en el Mar Arábigo a causa de las fuerzas sísmicas liberadas durante el terremoto que azotó el suroeste de Pakistán el 24 de septiembre pasado.

nasa_isla_terremoto_pakistan

El 24 de septiembre pasado ocurrió un terremoto de 7.7 grados Richter en el suroeste de Pakistán, el cual afectó a más de 300 mil personas, provocó la muerte de 500 y destruyó aproximadamente 21 mil casas y edificios.

En este sentido el seísmo fue catastrófico pero, por otro lado, desde una perspectiva natural, también es motivo de admiración, pues en medio de su poder destructivo dio origen a una isla, la cual se encuentra en el Mar Arábigo, a 380 km del epicentro del terremoto, cerca de la ciudad paquistaní de Swadar.

La fotografía que acompaña esta nota fue tomada por el satélite Earth Observing-1 de la Agencia Espacial de Estados Unidos (NASA) el 26 de septiembre pasado y es, hasta ahora, la más impresionante al respecto. En estas imágenes se puede ver el antes y el después de la zona donde ahora se encuentra la nueva isla.

nasa_isla_terremoto_pakistan_2

nasa_isla_terremoto_pakistan_1

RT recupera declaraciones de Bill Barnhart, geólogo adscrito al Observatorio Terrestre de la NASA, quien explica que “la isla es realmente solo una gran pila de lodo de la superficie marina que fue empujada hacia arriba […]. Necesitas una capa enterrada apenas de gas ―metano, dióxido de carbono u otra cosa― y fluidos. Cuando la capa se perturba por ondas sísmicas (como un terremoto), los gases y los fluidos se vuelve boyantes y surgen hacia la superficie, trayendo consigo rocas y lodo”.

La isla, por cierto, ya fue bautizada como Zalzala Jazeera.

La bella semejanza entre los embriones equinos y los humanos (FOTOS)

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 09/30/2013

El fotógrafo Tim Flach muestra la semejanza entre los bebés equinos y los bebés humanos en una serena y fantasmal serie de fotografías.

Phenom-equinimity-Flach-embryo-963

Los caballos y los humanos han estado juntos desde siempre. Las pinturas rupestres son prueba de ello. El afamado fotógrafo Tim Flach quiso mostrar esta concomitancia de una manera evocadora y por lo tanto no incluyó seres humanos en sus fotografías. En cambio sugirió el vínculo entre especies mediante retratos de fetos en crecimiento, mediante la documentación de la gestación de un caballo.

Phenom-equinimity-Flach-day-963

Su manera íntima de tratar este tema revela una semejanza biológica. En sus días tempranos, la blancura lechosa, fantasmal del feto podría ser tanto de un ser humano como de un equino. Pero para el día 85, la figura agraciada del caballo ya ha alcanzado los 14 centímetros.

“Espero que inspire un poco de asombro”, apunta Flatch. “Estas viendo algo en su etapa de diseño”.

Phenom-equinimity-Flach-day65-963

Las imágenes de los fetos fueron tomadas a través de un cristal mientras éstos flotaban en formol. La siguiente imagen del embrión fue capturada mientras éste estaba en tránsito de una yegua a otra, en la Unidad de Fertilidad Equina en Newmarket, Reino Unido. Flach tuvo pocos minutos con una placa de Petri para poder capturar la formidable imagen.  

Phenom-equinimity-Flach-4

.