*

X
Descubren en el fondo del Océano Pacífico un volcán con una base de 650 km, tan voluminoso como el Monte Olimpo de Marte.

8bkm9ptv-1378464824

Científicos han confirmado que un megavolcán ubicado en el fondo del Océano Pacífico es el más grande del mundo, al menos de lo que se conoce actualmente. El volcán Tamu Massif podría ser incluso tan voluminoso como el Mons Olympus de Marte, considerado el más grande del sistema solar.

El Tamu Massif fue descubierto en 1993 por William Sager y un equipo de la Universidad de Texas A&M (el nombre del volcán lleva las siglas de la universidad unido a la palabra "masivo" en francés). En un principio se estudió la posibilidad de que se tratara de una falla montañosa de múltiples volcanes, pero experimentos recientes confirman que el flujo de lava del volcán emergió de una sola apertura de magma. El volcán mide 4 km de alto (el Monte Olimpo de Marte alcanza 25 km), pero tiene una base de 650 km, casi el tamaño del estado de Nuevo Mexico. Este tipo de volcanes se conocen como "volcanes escudo"  ya que su creación a través de flujos de lava los hace parecerse a escudos de guerrero.

El volcán Tamu Massif se formó hace unos 145 millones de años al este de Japón en un punto donde tres microplacas de la tierra se unen. Sager y su equipo creen que, debido a que gran parte del fondo del océano no ha sido explorado aún, deben de haber volcanes todavía más voluminosos. Verdaderos gigantes dormidos, fuerzas ctonianas en un sueño de eones dignas de las creaturas de Lovecraft.

[Popsci]

Los ojos de los venados cambian de dorado a azul conforme cambian las estaciones

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 09/08/2013

Es la primera vez que se ha visto que los colores de los ojos de un mamífero cambien de esta manera.

reindeer-Erling-Nordoy

En la alquimia, el venado simboliza la piedra blanca y la refinación femenina del espíritu; en la naturaleza, evoca una elegancia y una paz bastante únicas entre las especies. Estos atributos, que consciente o inconscientemente percibimos, son parte de la razón por la cual han sido la presa favorita de cazadores y el ornamento más común de los salones de casas poderosas. Pero además de esto, acaban de descubrir que sus ojos cambian de color del dorado al azul en el transcurso de un año. Dos colores, por lo demás, altamente connotativos.

Llevado a cabo por el Profesor Jeffery y sus colegas de University College London, el estudio reveló que los animales tienen una adaptación única a los inviernos árticos, en los cuales experimentan luz del día continua en el verano y oscuridad absoluta en el invierno. Como muchos otros mamíferos, los venados reflejan la mayoría de la luz a través de la retina durante los veranos y es por ello que parecen dorados.

En el invierno interviene una especie de visión nocturna aumentada, en la cual una capa de tejido detrás de la retina se vuelve menos reflectora y se ve azul. Este cambio es vital para ayudarlos a sobrevivir las intensas condiciones árticas.

Reindeer-eyes-Glen-Jeffery

“Esto les da mucha ventaja cuando se trata de rastrear depredadores, lo cual puede salvar su vida”, apuntó Jeffery. “Es la primera vez que se ha visto un cambio de color de este tipo en mamíferos. Al cambiar el color de sus ojos, los venados tienen flexibilidad para adaptarse mejor a las diferencias extremas entre los niveles de luz de su hábitat con el paso de las estaciones”.

La analogía de colores entre el ambiente y los ojos (dorado en el sol, azul marino en la noche) sugiere una suerte de diálogo simbólico entre los venados y el astro: un intercambio de luminosidad que insinúa correspondencia.

 

En el video Jeffery explica el proceso de su investigación (en inglés):