*

X

Cómo ordenar bebidas en un bar utilizando lenguaje no verbal

Buena Vida

Por: pijamasurf - 09/23/2013

La ciencia te dice cómo dejar de gritar en la barra sin que el barista te preste atención.

Happy-Hour-Los-Angeles

Investigadores de la universidad de Bielefeld en Alemania intentaron extraer del lenguaje corporal humano aquellos rasgos que indudablemente atraen la atención de los bartenders en las atestadas barras de los bares; esto con la finalidad de construir un robot barista que pudiera ser capaz de identificar a los consumidores potenciales y servirlos, más allá de la comunicación verbal.

Tenemos la imagen: uno o dos bartenders van de un lado a otro de una barra, digamos, de unos 10 metros de largo, llena de hombres y mujeres empujándose y gritando al mismo tiempo, mientras otros simplemente disfrutan de su trago o platican con alguien. ¿Cómo puede saber el bartender el orden para atenderlos e identificarlos claramente, a su vez, para diferenciarlos de los demás y no confundir las órdenes?

Según Sebastian Loth, director del estudio, los consumidores se identifican a sí mismos en esta situación precisa mediante su comportamiento; para ello, dos señales son indudables de que desean pedir algo al bartender: “Primero, los consumidores se posicionan directamente en la barra y, segundo, miran a la barra/bartender.”

No parece que hayamos avanzado mucho… Sin embargo, la obviedad es sólo aparente: Loth y su equipo analizaron 105 intentos de ordenar bebidas en bares de Alemania y Escocia, evaluando el comportamiento de los consumidores 35 segundos antes de que pidieran una bebida. Estar en la barra y mirar al camarero fue la ruta más exitosa para que les sirvieran tragos: en 95% de los casos, el consumidor se coloca frente a la barra (sin darle la espalda, sin ofrecer el perfil, sino colocando el pecho y la mirada hacia el frente) y observa al bartender.

Inclinarse ligeramente hacia adelante también es una estrategia útil, pero es irrelevante si no se está de frente a la barra. Técnicas como mirar atentamente el menú o sacar la cartera para llamar la atención del camarero tuvieron éxito variable, pero sólo exitoso entre el 3 y el 7% de las veces.

El estudio buscará programar correctamente al robot bartender, “James”, que deberá reconocer y responder el lenguaje no verbal de los consumidores en los bares.

Un gran caso de ciencia aplicada a la fiesta.

Estos países son los predadores más importantes del mundo

Buena Vida

Por: pijamasurf - 09/23/2013

Los siguientes infográficos muestran el consumo de carne de acuerdo a cada país del mundo, y es increíble observar cómo ha cambiado este hábito en los últimos cincuenta años.

20130909141832_9334759301156112612

Los humanos somos parte de la cadena alimenticia, aunque a veces parece que lo olvidemos. Los siguientes infográficos muestran los niveles tróficos (conjuntos de especies o de organismos de un ecosistema que coinciden por el lugar que ocupan en el flujo de energía y nutrientes) del ser humano. Al parecer nuestros hábitos de consumo han variado muchísimo en los últimos cincuenta años. Los datos fueron publicados en La Academia Nacional de Ciencias, que también documentó a un mundo cada vez más hambriento de carne.

3023061-inline-trophicgraph

Para explicarlo mejor: los niveles tróficos cubren el espectro de los hábitos alimenticios, de herbívoros a los predadores más carnívoros. Un nivel trófico de 1 significa que eres una planta o un plancton, un nivel de 2 significa que te alimentas del nivel 1. Un nivel de 2.5 significa una dieta mezclada de plantas y comedores de plantas, y un nivel trófico de 5.5 (el más alto) significa que eres algo así como un oso polar. Los humanos estamos entre el nivel 2 y el 2.6, lo cual significa que ocupamos el mismo lugar en la cadena que los puercos y las anchoas.

3023061-inline-landanimal1961

Así, contrario a lo que muchos piensan, no somos el depredador número 1 del mundo. Lo que los mapas muestran es la historia de consumo de energía a través de nuestras bocas por los últimos 49 años. Un nivel trófico más alto significa que estamos agotando más recursos naturales, y subsistiendo de comida que, para hacerse, requiere la mayor energía de la cadena alimenticia.

3023061-inline-landanimal2009

En suma, el nivel trófico mediano ha crecido 3% durante los últimos cincuenta años, y la mayoría de ese crecimiento viene de India y China, mientras poblaciones de Norte América, Europa, Australia y Nueva Zelanda, que llevaban la delantera en los resultados de 1961, han declinado en cuanto a niveles tróficos. Debido también a la conciencia de los riesgos cardiovasculares por consumir demasiada carne, los niveles de Estados Unidos han declinado también. Pero al parecer el mundo aún no pone suficiente energía en cultivar vegetales.

3023061-inline-ustrophicgraph