*

X

Realität: Códigos que narran (Entrevista con el innovador estudio mexicano)

Por: Mitsy Ferrant - 08/23/2013

El estudio de investigación y experimentación Realität combina diseño con música, arte, arquitectura y medios digitales para generar metáforas de la realidad que tenemos el privilegio de vivir.

Screen Shot 2013-08-19 at 7.43.19 PM

El pasado sábado, durante las conferencias de OFFF MX tuve el honor de entrevistar a Juan Manuel Escalante, fundador de Realität, un estudio de investigación y experimentación en donde se combinan el diseño con la música, el arte, la arquitectura y los medios digitales. Es increíble la variedad, originalidad y calidad de los trabajos que Realität ha producido en los últimos 15 años, fusionando disciplinas y acercamientos. Pero más que el resultado, lo que más me fascina del estudio son sus procesos, aquello que los mueve. 

Antes que nada, ¿Qué es la post-digitalización? 

Tiene que ver con ya estamos en ese momento en donde los dígitos están totalmente instalados y que ya no es necesario andar invirtiendo en el discurso de cómo las tecnologías están cambiando todo, sino que ya hay que tomarlas y hacer algo al respecto…

Retomando lo que mencioné en la conferencia, en la Ciencia Ficción las ideas siempre preceden a la técnica. Es decir, ya se pensaba en enviar al hombre a la Luna antes de que existieran las herramientas para hacerlo, entonces yo creo que ahora estamos viviendo un periodo inverso, en donde tenemos herramientas impresionantes y… ¿para qué las estamos ocupando?

Necesitamos acercarnos de un modo critico a ellas y apropiarnos de ellas para hacer algo diferente. 

 

Realität explora mucho el “in between”, el estar entre dos cosas (pasado/futuro, análogo/digital, etc.): ¿Qué les genera tanta nostalgia que necesitan estar constantemente mirando a ambos lados? ¿Cual es la relación con la nostalgia? 

La Nostalgia como algo que ya no es pero estuvo.

El hecho de que ahora se pueda imprimir un órgano, un tejido, no sabemos dónde va a apuntar; esto nos hace preguntarnos: ¿Qué es lo humano? ¿Qué es lo que se ha perdido en ese trayecto?

Sobre el trabajo que hemos hecho y en lo análogo también, tiene que ver con nuevas formas de descubrir lo que la mano hacía, porque ahora con lo digital podemos encontrar nuevas formas de re-significar aquello que se hacía. Ahí hay una riqueza, hay una relectura.

La nostalgia para encontrar nuevos sentidos.

Cabe resaltar la presentación de “Procedencia” durante la conferencia. Un proyecto de improvisación audiovisual que presenta en vivo junto con Mr Eddy —dúo compuesto por Tana Barbier y Lisa Gervassi— que explora la forma narrativa y el discurso a partir de su procedencia. Narra las fracturas generadas en y por cada una de las relaciones que tenemos, con un interés particular en la nostalgia. 

 

Screen Shot 2013-08-19 at 7.42.42 PM

¿Qué alimenta al diseño? 

Supongo que al igual que en otras disciplinas donde la creatividad es algo crucial, pues yo creo que es el mundo exterior, el mundo que le toca a uno vivir, las circunstancias, no solo temporales sino también físicas. Nosotros ahora vivimos en México y son diferentes nuestras circunstancias a las que se viven en Ámsterdam, Tokio o Nueva York. Y aunque sea importante retomar algunas cosas que otros han descubierto, creo que uno tiene que generar respuestas para el mundo que a uno le toca vivir y tiene que afrontarlo acordemente. Entonces supongo que, como diría Slavoj Žižek, “el desierto de lo real” es lo que alimenta la creatividad.

 

El código como ADN, como estructura orgánica. En la conferencia nos hablas del código como entidad viva. ¿Cómo llegan ahí? 

Supongo que tiene que ver con una especie de guiño al arte procesual que se enfocaba más bien en el registro del proceso y no tanto en la obra… pero el código va más allá porque se trata de programar ese proceso, entonces es una aproximación diferente. Ahora que hay muchísimos dispositivos que están controlados por un sistema binario donde uno tiene la capacidad de interferir, no es gratuito que ahora las grandes fugas de información son hechas por personas que tienen 15, 16 años.  

 

Realität como colectivo. ¿Cómo vive la colaboración? 

Eso es algo de por sí fantástico en nuestros tiempos. De igual modo en el que se introduce un sistema totalmente siniestro de control, también se introduce su accidente, es decir, la posibilidad de darle la vuelta a ese sistema y comenzar a colaborar de diferentes maneras. La experiencia que hemos tenido es que al unir diferentes disciplinas podemos identificar diferentes procesos de acercarse a la realidad, o de lo que uno cree como real, y en torno a esos procesos enriquecernos. Es precisamente en esas periferias donde se choca en las disciplinas, donde las cosas todavía no pueden ser aprehendidas porque se salen. “Lo único permanente es el cambio”, eso decía Heráclito.

Creemos que en este choque es donde surge el hallazgo desde que el cual nosotros podemos sujetarnos para trazar un camino nuevo. 

 

Screen Shot 2013-08-19 at 7.21.38 PM

¿Como vive México en Realität? 

Creo que actualmente el país está experimentando una especie de decadencia, y esta decadencia se percibe en todo momento: al salir a la calle, al tomar el metro, al hacer un trámite, en nuestra interrelación. Hay algo que se está perdiendo, tenemos cosas fantásticas pero necesitamos actuar acordemente. México… ¿Qué te puede decir alguien que invirtió el himno nacional? [Juan Manuel Escalante alude al proyecto National Anthem in Reverse, también presentado en la conferencia].

Creo que México necesita reescribir no solo sus procesos creativos, sino otros tipos de procesos que nos ayuden a despertar un poco. Nos ha tocado una Ciudad llena de guetos privilegiados y no privilegiados, cercada de cinturones de miseria por todos lados y de una desigualdad enorme y nos corresponde actuar acordemente y ser congruentes con la realidad que nos ha tocado vivir, y también con el privilegio que nos tocó. 

 

¿Qué tienen en común Arvo Pärt, la lluvia, los gatos y los acetatos? 

Pues en lo personal que todos nos han hecho cicatrices. Las cicatrices como testimonio físico de lo que uno es, de lo que uno ha vivido.

 

 

Consejo para los lectores de Pijama Surf 

La búsqueda de la voz propia cualquiera sea la disciplina.

Que se tenga el valor de llegar al interior y de reconocer si hay algo, y si no hay algo actuar acordemente y hablar con esa voz propia, esa voz que sí va a ser singular, única, y que no se va a repetir, y de ese modo tendríamos un mundo mucho más auténtico y con menos copias. 

 

Definitivamente recomiendo seguirle la pista a Realität, explorar su pasado y estar pendientes de su futuro mientras buscan gozar un set de “Procedencias”.  

Aquí un enlace para bajar el EP “Disperse Deviations for an improvised piano”, piezas exquisitas con el justo toque nostálgico necesario para inspirarse en lo que es y puede ser, en vez de lo que ya no está.

Twitter de la autora: @ellemiroir 

Te podría interesar:
El despertar, ese momento que oscila entre la simpleza de la vida cotidiana y lo milagroso de la vida cotidiana, revela más de lo que creemos sobre nuestra personalidad; aquí un infográfico que parte de dicha premisa.

AlarmClock

Este es, quizá, un ritual que todos compartimos, uno que aunque puede manifestarse de múltiples, incontables formas, se reduce a una sola palabra, una sola acción: despertar. Algunos, la mayoría, lo hacen en la mañana; otros, los menos, más bien en la tarde, otros más de madrugada y algunos quizá por las noches. Pero todos, salvo por las excepciones obvias, tenemos que hacerlo, traspasar la frontera del mundo en el que nos encontrábamos, el del sueño y el descanso, para regresar a este, el de la vida diurna, el de la vida consciente, el de la vida a secas.

Y quizá por eso, porque el despertar mucho tiene de sagrado (uno de sus muchos sentidos tiene importantes resonancias en el hinduismo y el budismo), de milagroso incluso, se trata también, como quería Kafka, del momento “más arriesgado” del día, ahí donde contra toda probabiliad el mundo parece volver a acomodarse a la forma que tenía antes de que lo dejáramos:

Alguien me dijo, ahora no me acuerdo quién, que, cuando nos levantamos temprano, resulta extraño encontrarlo todo en el mismo sitio en que se dejó por la noche. La vigilia, al menos en apariencia, es un estado muy diferente al del sueño y, como ese hombre dijo con razón, se necesita una gran presencia de ánimo para, con los ojos abiertos, situar todos los objetos en el mismo lugar en que quedaron la noche anterior. Por esto mismo, el instante en el que despertamos es el más arriesgado, una vez que se ha superado, sin quedar desplazado del lugar, podemos seguir viviendo confiados el resto del día. A qué conclusiones llegó ese hombre ––ahora me acabo de acordar de quién era, pero su nombre es indiferente…

(El proceso, fragmento tachado)

Marcel Proust, en una coincidencia imprevisible pero afortunada, tenía una opinión similar a la del checo a propósito de este instante, como si ambos grandes escritores pertenecieran a una hermandad secreta y poseedora del mismo conocimiento reservado a unos pocos iniciados:

Se llama a esto un sueño de plomo, parece que uno mismo se haya convertido, por espacio de algunos instantes después de haber cesado un sueño así, en un simple monigote de plomo. Ya no somos personas. Entonces, ¿cómo es que al buscar uno su pensamiento, su personalidad, como quien busca un objeto perdido, acaba por recobrar su propio yo antes que otro alguno? ¿Por qué cuando empezamos a pensar de nuevo no es entonces la que encarna en nosotros otra personalidad que la anterior? No se ve qué es lo que dicta la elección y por qué, entre los millones de seres humanos que uno podría ser, va a poner precisamente la mano en aquel que era la víspera. ¿Qué es lo que nos guía cuando verdaderamente ha habido interrupción (ya haya sido completo el sueño o los sueños enteramente diferentes de nosotros)? Ha habido verdaderamente muerte, como cuando el corazón ha cesado de latir y unas tracciones rítmicas de la lengua nos reaniman. La habitación, desde luego, aunque solamente la hayamos visto una vez, despierta recuerdos de que penden otros más antiguos. ¿Dónde dormían en nosotros algunos de que adquirimos conciencia? La resurrección en el despertar —después de ese benéfico acceso de enajenación mental que es el sueño— debe de asemejarse, en el fondo, a lo que ocurre cuando se vuelve a encontrar un nombre, un verso, un estribillo olvidados. Y acaso quepa concebir la resurrección del alma allende la muerte como un fenómeno de memoria.

(El mundo de Guermantes)

Los anteriores párrafos nos permiten introducir un elemento, acaso, mucho menos solemne: un infográfico que promete develar el misterio de la personalidad a partir de la alarma que cada cual utiliza para "despertarse". Como sabemos por experiencia propia, muchos de nosotros necesitamos un artilugio que, acaso contra nuestra voluntad, nos devuelva al mundo de la vigilia, un objeto más bien ruidoso y, con todo, no siempre escuchado, que en la interacción que tenemos con él revela algo de lo que somos cuando regresamos a nuestra realidad colectiva. ¿Postergamos una y otra vez el momento de por fin levantarnos? ¿O tal vez triunfamos sobre la alarma y, por decirlo de algún modo, despertamos antes que ella? Acaso nada de esto y más bien eres de los que se ponen el pie a sí mismos y, en este caso, se equivocan al ajustar la hora en que tendrían que levantarse.

Sea como fuere, y antes de presentar el infográfico, un fragmento del gran Roberto Calasso que nos recuerda, para decirlo proustianamente, "la importancia del despertar":

No son muchos quienes viven el acto del despertar siempre renovado, en el interior de la vigilia, acto definitivo solamente en el Buda. Sólo de esos pocos, según se ha dicho, se puede decir que piensan, aunque todos experimenten el acto del despertar, del sacudirse del sueño. Pues el fenómeno que se manifiesta en todos, día tras día, es sólo un ejemplo, un bosquejo, una figuración aproximada del otro fenómeno, que la mayoría ignora.

K.

 

 

alarm-clock-personality-type-600x2949

 

En Faena Sphere: La guía de Proust para despertar cada mañana

Twitter del autor: @saturnesco

[TAXI]