*

X

La creencia es el Prozac del alma

Por: Jasun Horsley - 08/15/2013

La vigilia es considerada como la realidad -y el sueño como la ilusión-- fundamentalmente porque creemos en ella; pero quizás el sueño al acercarse más a lo atemporal y entrando en contacto directamente con el inconsciente podría considerarse como una experiencia con mayor riqueza informativa y perceptual, por lo tanto más "real".
hallo-beholder

Hallo Beholder, de Jared von Hindman (sitio)

Cuando dormimos, el control que el ego tiene sobre nosotros se relaja y aunque estamos removidos del contacto directo con la realidad física, estamos mucho más cerca de una experiencia sin filtro de la realidad psíquica. Es bastante simétrica (y solo aparentemente paradójica), porque la manera de entender la naturaleza de la experiencia egóica de la vigilia es utilizando la metáfora del sueño. En nuestra vida ordinaria durante la vigilia somos sonámbulos interactuando con las imágenes subliminales de nuestro inconsciente (el pasado), incorrectamente identificando lo que percibimos como “real” en el presente.

Pero no hay un momento presente aparte de aquella intersección infinitesimal entre el pasado y el futuro, ambos de los cuales, como lo escribe Jed McKenna, tienen el encanto peculiar del no-existir. El ego mantiene nuestra consciencia atada al tiempo, y si el tiempo es una ilusión, entonces todo lo demás lo es también, porque nada puede existir sin el fondo del tiempo-espacio para existir dentro de él.

En los sueños, el tiempo no fluye de una manera lineal, estamos más cerca de la (no) existencia líquida de la psique. Sin embargo, ya que estamos interactuando en forma más directa con los contenidos de nuestro inconsciente, estamos más cerca de la verdadera conciencia y por lo tanto de la realidad.

El ego se ve a sí mismo como representando a la conciencia y la psique como estando inconsciente. Es un prejuicio sin fundamento, una creencia que provee sus propias pruebas, pruebas que le parecen irrefutables.

Ese prejuicio entonces también invierte lo real e irreal, ya que se tiene que ver a sí mismo como real, entonces se otorga a sí mismo el falso poder de definir la realidad (lo que es real e irreal).

Todo lo que no sea “Estoy percibiendo algo” es una creencia. Todo. No podemos saber nada más allá de esto.

La creencia tienen la cualidad especial de reducir la consciencia: mientras más invirtamos en la creencia, nos volvemos más tontos y menos sensibles.

El estado del sueño es uno de incertidumbre en el que cualquier cosa es posible y nada es cierto. Esto lo hace más cercano a la realidad que el estado de vigilia.

El tener una experiencia de “abducción”, o cualquier otro tipo de encuentro trascendental, bueno, malo o indiferente, y tratar de entenderlo como “real” es ir en la dirección contraria a la que la psique (el alma), a través de esas experiencias, trata de llevarnos.

La creencia es el Prozac del alma.

Twitter del autor: @JaKephas

 

Te podría interesar:

Hombre construye ilegalmente una montaña sobre un edificio de Beijing

Por: pijamasurf - 08/15/2013

Un poderoso doctor de Beijing, China, construye una montaña encima de su casa, un edificio residencial de 26 pisos de altura.

Beijing es una ciudad en la que reina la geometría y cada departamento se parece al otro. Y mientras la mayoría de los propietarios tienen suerte si los dejan levantar una pequeña barda, una pared o plantar algunos árboles sin pedir permiso del gobierno, hay un excéntrico doctor que deliberadamente construyó una montaña encima de un edificio residencial de 26 pisos. Esto lo hizo, obviamente, sin pedir permiso ni de los residentes del edificio ni de las leyes locales.

mountain-4

La enorme adición cubre mil metros cuadrados del techo, y fue construida utilizando rocas artificiales pero árboles y plantas reales. Tomó seis años de quejas de los vecinos, quienes sufrieron del ruido de maquinaria pesada, fugas de agua y otras molestias para finalmente tener la atención de las autoridades, quienes le dieron al hombre quince días para quitar la montaña.

mountain-2

La historia, no obstante los peligros pragmáticos que conlleva, es increíble. Este doctor en lugar de irse a vivir a una montaña (claramente tenía los recursos para hacerlo), decidió traer la montaña a su casa. Tener un refugio místico de la ciudad geométrica, imponente, donde se está tan lejos de la naturaleza.

 mountain-3

[Colossal]