*

X

Nueva tendencia en Japón: modificar quirúrgicamente las líneas de la mano para cambiar el destino

Por: corrector - 07/22/2013

Superstición o subversión del destino, una nueva técnica de modificación corporal busca retar al destino a través de la quiromancia quirúrgica.

manos

Una nueva tendencia místico-cosmética se apodera poco a poco de los consultorios de cirugía plástica en Japón --y es que desde hace un par de años los japoneses acuden a los cirujanos para tratar de cambiar su destino haciéndose modificar las líneas de la mano.

La creencia en la quiromancia (adivinación del destino por medio de las líneas de la mano) está lejos de ser sólo una superstición, y la gente paga alrededor de $1,000 dólares para tratar de modificar ese destino a su propio antojo. El procedimiento consiste en hacer más largas las líneas asociadas con la suerte, el dinero o el matrimonio a través de un escalpelo eléctrico.

El doctor Takaaki Matsuoka, cirujano plástico de la clínica de belleza Shinjuku en Tokyo afirma que "si tratas de crear líneas de la mano con un láser, estas se curan, y no dejan una marca limpia. Debes usar un escalpelo eléctrico y hacer una incisión temblorosa a propósito, porque las líneas de la palma nunca son completamente rectas."

Pero aunque el número de personas que se han sometido a este procedimiento ha ido en aumento, solamente unas 40 se han realizado en la clínica Shinjuku, con una duración de entre 10 y 15 minutos para modificar entre 5 y 10 líneas. Hombres y mujeres por igual han acudido a realizarse esta operación, la cual tarda aproximadamente un mes en sanar completamente (aunque nos preguntamos a partir de cuánto tiempo se empezarán a sentir los efectos en la modificación del propio destino...).

[Fox News]

Entender la inequidad de la riqueza es el primer paso para transformarla

Por: pijamasurf - 07/22/2013

A través de videos y materiales gráficos, Inequality.is trata de hacer más comprensible la inequidad en la riqueza y empoderar a la población para hacer algo al respecto.

Entender cómo funciona la economía no es un lujo o un privilegio: es algo que debería preocuparnos a todos para no ser esclavos de la ideología que ciegamente nos impulsa a valorar la acumulación de capital económico a costa de la explotación de los menos favorecidos. Este esquema no es accidental: sitios como Inequality.is muestran de qué manera la ignorancia de la población respecto a sus propios derechos ha permitido que la inequidad en la riqueza crezca a niveles de desproporción que sobrepasan los de cualquier otra etapa histórica.

Al menos en Estados Unidos, entre 1983 y el 2010, el top 5% de inversionistas y millonarios han visto su riqueza crecer 74.2%, mientras que los dos tercios de la escala más baja de ingresos vieron su riqueza contraerse. La diferencia entre inequidad en el ingreso y en la riqueza se explica en que la primera es volátil (pues depende del trabajo, el cual puede desaparecer de un momento a otro dadas las condiciones volátiles de los medios de producción y la cada vez mayor dificultad para que los trabajadores de bajos o medianos ingresos se organicen en esquemas de sindicatos, admitiendo el uso de mano de obra por outsourcing, sin ningún tipo de prestaciones laborales), y la segunda es el capital estable que está sujeto a fluctuaciones, pero que tiende a acumularse y a afectar la brecha del ingreso macroeconómicamente.

Si esto parece rebuscado, pensemos simplemente que en Estados Unidos el 10% de la población tiene el 48% de la riqueza. Esta inequidad no apareció por accidente: existe en función de las políticas públicas de los gobiernos, de los impuestos y del comercio. Esta situación puede arreglarse teóricamente cambiando las variables anteriores, pero el primer punto es comprender y compartir la información a la mano: nuestra única arma contra la explotación es la información.

[Fast Co.Exist]