*

X

Mujer “muerta” despierta en la cirugía en la que le retiraban sus órganos para donarlos

Por: pijamasurf - 07/10/2013

Luego de supuestamente haber declarado la muerte cerebral de una mujer de 41 años, el equipo médico de un hospital en Nueva York llevó el cuerpo al quirófano para quitar los órganos que serían donados; la mujer, sin embargo, despertó poco antes de que el procedimiento iniciara.

cirugia_Los casos de personas que despiertan luego de haber sido declaradas muertas ocurren de tanto en tanto, suscitando la sorpresa un tanto ominosa ante ese hecho que se considera definitivo por antonomasia.

Recientemente en Estados Unidos un equipo médico del St. Joseph’s Hospital Health Centre, que se localiza en Syracuse, Nueva York, pronunció la muerte clínica de Colleen Burns, de 41 años, por sobredosis de Xanax y Benadryl. Luego de supuestamente comprobar que su corazón se había detenido y que la mujer presentaba muerte cerebral, los doctores notificaron el deceso a los familiares y, con el consentimiento de estos, conectaron el cuerpo a una máquina de vida artificial para poder retirar los órganos vitales útiles para ser donados.

Sin embargo, para sorpresa de todos los que se encontraban en el quirófano, Colleen despertó en medio del procedimiento, al parecer en respuesta a las brillantes luces que usualmente se encuentran sobre la mesa de operaciones. Por supuesto los médicos detuvieron todo y llevaron a la mujer a otra sala, donde recibió la atención necesaria para que dejara el hospital 2 semanas después.

La familia de Colleen decidió no entablar una demanda contra el hospital, aunque este fue multado con 6 mil dólares por el incidente. Asimismo, se obligó a la institución a contratar un equipo de neurólogos que enseñaran al personal cómo diagnosticar correctamente una muerte cerebral, esto porque al parecer antes de llevarla a cirugía una enfermera pasó su dedo por la parte inferior del pie de la mujer, notando que los dedos se movieron hacia abajo, como cerrándose.

[Red Ice Creations]

Top: 5 improbables objetos inanimados para tener sexo que podrían llevarte a la cárcel

Por: pijamasurf - 07/10/2013

La atracción erótica que pueden producir los objetos inanimados puede resultar en cargos criminales si se realizan en público.

Al igual que se representa en el cuento Tripas de Chuck Palahniuk, el utilizar objetos inanimados para autogratificarse sexualmente puede resultar una práctica sumamente estimulante para algunas personas, siempre y cuando el resto no se entere: las consecuencias podrían ir desde tener que explicar una situación bochornosa (como en el caso del cuento antes citado) o, como ocurre con los siguientes casos, a enfrentar consecuencias legales por exposición indecente en la vía pública (sin contar los peligros intrínsecos de tener "sexo", digamos, con un helicóptero).

1. "Love seat"

Gerard Streator de Winsconsin fue hallado culpable y sentenciado a 5 meses de prisión cuando fue encontrado "frotando su área pélvica" contra un sillón, al lado de la carretera a Winsconsin. El hombre había sido arrestado previamente por "gratificarse sexualmente al frotar su pene entre dos colchones".

2. El amante de las bicicletas

Otro reincidente de la "autogratificación" con objetos inanimados vive en el pueblo sueco de Edstrom y tiene especial inclinación por montar bicicletas de perfectos desconocidos para saciar su deseo.

3. Rápido y furioso

sex

Edward Smith de Washington es todo un casanova de los automóviles, afirmando haber tenido sexo con más de 1,000 vehículos, incluyendo un helicóptero. Smith afirma no tener ojos para miembros de la especie humana, pues a decir de sí mismo, es "un romántico: sé lo que hay en mi corazón y no tengo deseo de cambiar."

4. Amor acuático

Edwin Tobergta de Ohio fue atrapado en septiembre del 2011 teniendo sexo con la balsa inflable de su vecino. Su única defensa fue decirle al vecino que tuviera piedad de él, diciéndole "tengo un problema".

5. Sexo en el parque

Art Price, también de Ohio, fue capturado en video teniendo sexo con una mesa de picnic en un parque público. No hay mucho más que añadir al respecto, más que el video. Lo que vuelve criminales estos actos es el hecho de que hayan sido realizados en público, en presencia de menores de edad (un argumento que suele utilizarse para imputar cargos).

[Huffington Post