*

X

La influencia de la astrología en los matrimonios

Sociedad

Por: pijamasurf - 07/23/2013

¿Qué signo eres?, ¿realmente importa? Cientificos del reino Unido se dedicaron a estudiar esta superstición en realción con el matrimonio.

image032

Es lógico pensar que la ciencia no se mete en asuntos de astrología porque es pura superstición, pero no es así. Precisamente porque millones de personas leen su horóscopo regularmente y además leen el horóscopo de la persona que les interesa, un equipo de la Universidad de Manchester se avocó a descubrir qué efectos tiene esto en las relaciones de pareja. Su investigación, llamada “Diez millones de matrimonios: un test de los “signos de amor” en la astrología” utilizó data de censos del Reino Unido para analizar a 10 millones de matrimonios, infiriendo sus signos astrológicos con base en sus fechas de nacimiento.  

Los astrólogos tienen ideas específicas acerca de qué signos hacen las mejores parejas (un sagitario y un leo son perfecta pareja, por ejemplo, pero no los juntes con un cáncer porque es pésima combinación). Sobre esto, la Universidad de Manchester encontró que, en realidad, los signos astrológicos no influyen en lo más mínimo. Que se dé una buena combinación entre dos personas no tiene nada que ver con sus fechas de nacimiento. El estudio incluye el siguiente análisis:

Esta investigación demuestra que el signo astrológico no tiene ningún impacto en la probabilidad de matrimonio –o de permanecer casado a—alguien de cualquier otro signo. Por décadas, astrólogos populares han promovido la idea de “signos románticos”: compatibilidad entre parejas con cierta combinación de fechas de cumpleaños. Si las más de 20 millones de personas casadas en Inglaterra y Gales no ofrecen alguna indicación, comoquiera, los corazones solitarios que se preocupan por el zodiaco están perdiendo su tiempo.   

Lo único que quizá olvidaron estudiar en Manchester es el poder sugestivo de la mente humana. Es decir: si una mujer realmente cree que está destinada a estar con un picis, esto podría afectar sus relaciones románticas con personas de otro signo. Así, mientras el éxito de un matrimonio seguro no tiene mucho que ver con los horóscopos ni con la posición de Venus, las revistas para mujeres podrían tener más influencia de lo que la gente quiere admitir.

[Smithsonian]

Te podría interesar:

La estupidez de la multitud a la hora de tomar decisiones

Sociedad

Por: pijamasurf - 07/23/2013

Nuevo estudio revela que a la hora de tomar decisiones fáciles y evidentes, los grupios tienden a irse por lo menos bueno.

caravana-hormigas-arrieras2

Plataformas de información como Wikipedia o sistemas democráticos de gobierno se basan en la “sabiduría de la multitud” como premisa máxima. Y esto es acertado en la mayoría de los casos: decisiones tomadas por muchos son usualmente mejores que aquellas tomadas por pocos o uno. Sin embargo, un nuevo estudio llevado a cabo por la Universidad del Estado de Arizona revela una interesante vertiente de esto.

Los resultados revelan que, mientras las multitudes pueden de hecho ser sabias cuando se trata de tomar decisiones difíciles o arriesgadas, son mucho peores que los individuos al escoger entre dos opciones en las que una de ellas es vastamente superior a la otra. En otras palabras: cuando la decisión es fácil, los grupos pueden ser bastante estúpidos.

Para el estudio los investigadores utilizaron hormigas, dada su propensión a actuar como grupo. A los insectos se les puso la tarea buscar una nueva casa (algo muy parecido a una actividad humana). Específicamente, tenían que mudarse de su casa existente hacia una nueva, y como opción les pusieron dos troncos huecos de árbol: uno más oscuro que el otro. Y, si eres una hormiga, entre más oscuro mejor.

Las hormigas, después de checar las dos opciones y de reclutar a sus compañeras, escogieron la menos oscura. Suficientes hormigas se encontraron en la casa inferior y el resto de ellas simplemente lo aceptaron como “no tan malo”. El mismo experimento se llevó a cabo pero con dos troncos en que la diferencia era mínima; uno era mejor que el otro, pero por detalles muy mínimos. En este caso las hormigas sí escogieron la mejor casa, ya que la confusión popular no era tan marcada.

Mientras tanto, cuando las hormigas actuaron individualmente siempre tomaron la mejor decisión ya que no había nadie que los llevara por mal camino. Este es una tabla de cómo la toma de decisiones de individuos supera a la de los grupos una vez que la diferencia entre dos opciones es  fuerte.

Screen Shot 2013-07-29 at 2.30.06 PM

El paralelismo más evidente con los seres humanos se podría ilustrar cuando compramos la edición más popular de un libro, por ejemplo, en lugar de comprar una evidentemente mejor pero menos famosa. Nos dejamos llevar por las decisiones que tomaron aquellos antes de nosotros.

“A menudo nos dejamos engañar por otros”, apuntó Sasaki, líder investigador de este estudio.  

[The Atlantic]