*

X

Así se ve la Tierra desde Saturno, a 1.5 mil millones de kilómetros de distancia (FOTOS)

Ciencia

Por: pijamasurf - 07/24/2013

El pasado 19 de julio la sonda espacial Cassini tomó una fotografía a la Tierra, pero en este caso se trató de un retrato peculiar, en cierto modo irrepetible, al menos solo por la distancia desde la cual se realizó: 1448409600 kilómetros o 900 millones de millas, enmarcada además por los portentosos anillos de Saturno, planeta que Cassini orbita y estudia desde el 1 de julio de 2004 (luego de haber sido lanzada el 15 de octubre de 1997).

“Probablemente no podemos ver continentes individuales o personas en este retrato de la Tierra, pero ese pálido punto azul es un sumario suscinto de dónde estuvimos ese 19 de julio”, dijo al respecto Linda Spilker, una de las científicias involucradas en el proyecto. Y abundó:

La imagen de Cassini nos recuerda cuán pequeño es nuestro hogar planetario en la vastedad del universo, pero también da testimonio de la ingenuidad de los ciudadanos de este pequeño planeta al ser capaces de enviar una nave robótica tan lejos de su casa a tomar una fotografía de la Tierra y estudiar un mundo distante como Saturno.

Esta es apenas la tercera ocasión en que la Tierra posa como protagonista de un retrato. La primera fue en 1990 para la lente de la Voyager-1 y la segunda para la misma Cassini en 2006.

Cabe hacer notar que, a pesar de las apariencias, la imagen no es tan fácil de obtener, pues entre otras circunstancias la cercanía de la Tierra al Sol pone en riesgo los sensores de las cámaras, más o menos en la misma posibilidad de daño que se presenta con la retina humana. El 19 de julio el Sol se encontraba detrás de Saturno con respecto al punto de ubicación de Cassini, con lo cual el retrato pudo realizarse.

En Faena Sphere: Un “Pálido Punto Azul” en la inmensidad del cosmos

[The Independent]

Te podría interesar:

¿Tocas la columna vertebral? Nuevos instrumentos musicales prostéticos

Ciencia

Por: pijamasurf - 07/24/2013

Investigadores han desarrollado una extravagante serie de instrumentos que puedes tocar como si fueran una extensión de tu cuerpo.

0af7de76-56cc-4bb8-9307-f4d8d0b90715-460x276

Algunas veces, al ver músicos tocando bien un instrumento, podría parecer que éste es una extensión de su cuerpo; como si ese violín hubiera crecido de su clavícula, o la forma de esa tuba fuera la forma del aire que la recorre. Con esto en mente, un grupo de investigadores de la Universidad McGill llevaron esa idea un paso más lejos al desarrollar una serie de instrumentos musicales prostéticos que brotan directamente de los cuerpos de los músicos como si fueran nuevos miembros futurísticos.

“Pensamos que los instrumentos tratan menos del objeto en sí mismo que de los gestos corporales que invitan”, apunta el doctor investigador Ian Hattwick, quien ha trabajado en el proyecto por los últimos tres años. “Estamos llevando esa idea hasta donde podamos, haciendo instrumentos que tratan literalmente con el movimiento de los músicos”.

Brillando con fantasmales luces blancas, una espina dorsal traslúcida emerge de la espalda de una persona, ondulando mientras ella se mueve por el piso para manipular el sonido sintetizado de su instrumento. El equipo ha creado columnas vertebrales, cajas torácicas y visores que son sensibles al tacto, permitiendo que los músicos ajusten el sonido tanto manualmente como motrizmente. Construidos con transmisores de data inalámbricos, las prótesis mandan señales a un sistema de software que convierte los gestos en sonido.

Los instrumentos prostéticos apenas salieron al mercado, pero con tecnologías futurísticas como Google Glass ya con un público considerable, seguramente encontrarán audiencia en poco tiempo. Sería interesante también ver cómo pueden funcionar como prótesis reales para personas con algún miembro amputado. Algo así como hacer música de los miembros fantasmas. 

 

[The Guardian]