*

X
El acto de mudarse de casa representa una catártica oportunidad para repensar tu vida y rediseñar tu cotidianidad.


cajas-mudanza-50x40x40-nuevas_MLA-O-3117329138_092012Me he mudado aproximadamente 21 veces a lo largo de mis 34 años. Es una actividad con la que me he encariñado a lo largo de mi vida. La disfruto como ritual y la vivo como terapia.

Cuando te mudas, no solo te mudas de casa, reinicias –empiezas de nuevo en un espacio vacío que no te conoce. Todo es posible, las estructuras se flexibilizan, puedes ser quién tú quieras. Tienes la oportunidad de empezar de cero.

Antes de llegar a un nuevo espacio tienes que haber dejado otro.  Tuviste que pasar tiempo reencontrando, seleccionando, tirando, metiendo en cajas, procesando los fantasmas que fuiste dejando en él a lo largo de tu residencia. Pudiste re-encontrarte con la historia vivida en él, quizá entendiendo un poco más de donde vienes. El espacio que habitas es una entidad que se une a tu ser, se vuelve reflejo de tu esencia presente; va absorbiendo emociones, experiencias, olores, va guardando registro... Es escenario de tus  momentos más íntimos –probablemente la entidad que más honestamente te conoce.

Es importante cerrar bien los ciclos, despedirte de los recuerdos, tomar conciencia de los fantasmas que estás dejando atrás y de los que decides seguir cargando contigo. Es necesario desempolvar, limpiar, observar y escoger únicamente lo que crees que te va a ser útil en tu próxima etapa –no sólo eres el creador también eres el editor de tu realidad. Es un proceso intenso que afecta todos los niveles de tu ser, que reconfigura tu realidad desde lo más básico. Es importante agradecer al techo que te cobijó, rendirle tributo al papel que jugaron esas cuatro paredes en el hecho de que hoy eres quién eres, listo para ocupar un nuevo espacio.

Dice un proverbio español “No hay mudanza que pueda bien hacerse sin dosis buena de templanza.”

Te estás mudando todo tú –mente, cuerpo, espíritu y pertenencias. Es un terapia intensa y profunda, se establece un dialogo abierto con todos tus yos en diferentes tiempos y dimensiones. Palpas todo lo que has ido acumulando y decides que sigue contigo y que quieres quemar. Es ritual, es alquimia –estás preparándote para empezar un nuevo ciclo con nuevos elementos. 

Y una vez transmutado te encuentras listo para llegar a las cuatro paredes que a partir de ahora te permitirán empezar a acumular vida otra vez. Construirás y verás la vida desde un nuevo escenario, experimentarás con nuevos caminos, vecinos, sensaciones y olores. Empiezas de cero, de ti depende como se irán acomodando los elementos.   

Es magia pura ­–deberíamos de jugar a mudarnos*

 Twitter de la autora: @ellemiroir 

 

México tiene 145 mil millonarios y 2,540 multimillonarios (en dólares), de los cuales el 21.9% mantiene su riqueza fuera del país.

dinero

La firma WealthInsigh, dedicada a investigar a las personas más acaudaladas del mundo, publicó hace unos días un informe sobre los individuos poseedores de más de un millón de dólares –sin incluir su residencia principal. WealthInsigh cataloga a las personas que cumplen este requisito como individuos de Alto Valor Neto Individual (HNWI).

La compañía reveló que en México hay 145 mil personas con patrimonios elevados (HNWI), y 2,540 con patrimonios ‘muy elevados’ (UHNWI). Los estudios arrojaron también, que los mexicanos millonarios superaron el promedio mundial en este rubro. Además, durante los últimos cinco años, este sector aumentó en 32% –fenómeno reforzado, tal vez, por la inclusión de funcionarios públicos que supieron drenar el erario.

A finales de 2012, los millonarios mexicanos mantenían el 21.9 por ciento de su riqueza fuera del país. En México existen 16 personas con más de mil millones de dólares, 252 individuos con más de 100 millones de dólares y 2,272 con más de dos millones de dólares. Lo anterior se traduce en que el 1.2% de la población, posee 43% de la riqueza total del país.

La Ciudad de México es la que alberga a más millonarios y multimillonarios en el país, seguida de Monterrey y Guadalajara –las tres ciudades más grandes del país.

Para dimensionar la inequidad implicadas en las cifras anteriores, cabe recalcar que en México vive el hombre más rico del mundo, Carlos Slim con una fortuna de 73 mil millones de dólares –quien se propulsó tras adquirir la empresa telefónica paraestatal en condiciones ventajosas. México alberga alrededor de 112 millones de habitantes, de los cuales prácticamente la mitad, 52 millones, vive en pobreza.

Cuando hablamos de desigualdad en la distribución de la riqueza solemos pensar aquel "cliché" de que, indiscutiblemente los ricos le quitan a los pobres. La realidad es mucho más compleja- pues lo anterior depende del tipo de negocio y  del tipo de rico. Lo que es un hecho, es que  al gobierno le tocaría redistribuir la riqueza, mediante el cobro de impuestos que se traduzcan en servicios -priorizando a los históricamente desfavorecidos, en lugar de permitir y propiciar la condonación fiscal de los que más ganan.

Twitter del autor: @anapauladelatd