*

X

Hombre va al médico y descubre que en realidad es una mujer que no puede embarazarse

Salud

Por: pijamasurf - 06/04/2013

La improbable coincidencia de dos trastornos genéticos hizo de que esta mujer incapaz de embarazarse tenga todo el aspecto de un hombre.

hospitalEn Hong Kong un hombre de 66 años acudió al médico por un dolor en su abdomen provocado al parecer por una protuberancia que podía sentir al tacto. Para su sorpresa, el médico que lo atendió descubrió que el hombre en realidad era una mujer y la hinchazón un quiste en uno de sus ovarios.

En su caso tan extraña condición se debió a una combinación de dos desórdenes genéticos extraños en sí mismos y mucho más en esta inusual coincidencia. Se trata, por un lado, del síndrome de Turner y por otro de la hiperplasia adrenal congénita (HAC). Turner se caracteriza por provocar que una mujer pierda algunas de sus capacidades características (por ejemplo, quedar embarazada) y la hiperplasia por potencializar el efecto de las hormonas masculinas y, en consecuencia, hacer que una persona tenga un marcado aspecto masculino (aunque se trate de una mujer).

“Por definición el paciente es una mujer que no puede embarazarse. Pero ella también tiene HAC, lo cual le da la apariencia de un hombre”, declaró al respecto Ellis Hon Kam-lun, profesor de pediatría de la Universidad China, quien además aseguró que este se trata de un caso tan raro, que difícilmente podrá tenerse otro en el futuro.

El “hombre”, por su parte, es un chino nacido en Vietnam de 66 años, de cerca de 1.37 metros de altura, al parecer con barba y un pene pequeño pero sin testículos.

[South China Morning Post]

Te podría interesar:

Embolia cerebral hace que hombre sea feliz para el resto de su vida

Salud

Por: pijamasurf - 06/04/2013

Luego de sufrir un ataque, el cerebro de un hombre inglés de 69 años perdió la capacidad de sentir tristeza, por lo cual parece que será solo feliz durante el resto de su vida.

embolia

Luego de pasar 19 semanas en un hospital a causa de una embolia cerebral, un hombre de 68 años quedó incapacitado para volver a sentir tristeza, ya que como consecuencia del ataque se desactivó la región del cerebro que procesa esta emoción.

De acuerdo con los médicos, es sumamente común que después de un incidente de este tipo la persona sufra algún cambio en sus capacidades psicológicas, emocionales y aun de comportamiento.

En el caso de Malcolm Myatt, el nombre del paciente, apenas salió del sanatorio notó una afectación en su memoria a corto plazo y solo con el paso de los días se dio cuenta de que “nunca estaba deprimido”.

“De cualquier modo estar triste no ayudaría. Definitivamente preferiría estar feliz todo el tiempo que lo otro. En realidad es una ventaja”, declaró al respecto Myatt.

Por su parte la neuróloga del hospital de Charing Cross explicó que durante una embolia la interrupción del flujo sanguíneo al cerebro provoca una muerte de células irrecuperables, y dado que cada ataque afecta regiones cerebrales distintas, las consecuencias son impredecibles.

[Telegraph]