*

X

Software podría utilizar tus conversaciones para sugerirte publicidad -Intel y Samsung entre los inversionistas

Por: pijamasurf - 05/06/2013

El nuevo coto de inversión tecnológica podría estar en la anticipación de las necesidades del usuario --necesidades que podrían ser delatadas por sus conversaciones personales y su entorno.

expect

Expect Labs es una compañía de software que está creando un software que podría hacer de nuestras conversaciones en persona lo que Facebook hizo con nuestras relaciones en línea: convertirlas en sugerencias de publicidad y monetizar nuestras relaciones sociales e intereses. Para ello, Expect contará con el financiamiento estratégico de Samsung, Intel y Telefónica, tres gigantes interesados en el desarrollo del "anticipatory computing", del cual Siri para iPhone quedaría apenas como un juego.

Tim Tuttle, CEO de Expect Labs, afirmó que "estamos concentrados en construir software que escuche lo que está pasando en una habitación y ofrezca información a las personas antes de que sepan que la necesitan." Su último proyecto, MindMeld, está descrito en la página oficial como "comunicación en tiempo real con lo último en análisis de lenguaje y recopilación de información".

Tuttle afirma que la inversión estratégica en tecnología de análisis de lenguaje será fundamental en el futuro: "Samsung imagina un mundo no tan lejano donde existirá una pantalla lana en cada habitación", además de que la compañía está interesada en tecnología "que pueda utilizar comandos de voz como input, que pueda escuchar una conversación y ofrecer respuestas sin que le pregunte."

En el caso de Intel, la compañía de microprocesadores desarrolla lo que han llamado "computación perceptual", la cual utiliza voz y gestos para controlarse. Su involucramiento con Expect obedece a conseguir ventaja con respecto a su competencia, por lo que más que desarrollar chips de nueva generación buscan hacer lo propio con software de inteligencia artificial.

En el caso de Telefónica, la quinta compañía de telecomunicación móvil más grande del mundo, la respuesta es un poco más simple: "Ellos podrían utilizar ese software para escuchar conversaciones, de manera totalmente anónima, por supuesto, y ofrecerte información contextual, como Google Now. Excepto que será Telefónica quienes ahora pueden encontrar maneras de monetizar esta información."

Vivimos en un mundo en que cada superficie será una pantalla potencial en algún momento. Con cierto escepticismo podríamos pensar que nuestras conversaciones no son simplemente "información" que puede comprarse y venderse; pero hemos sido aleccionados por las redes sociales y los gadgets para confiar en que la tecnología podría hacer nuestra vida más fácil si la dejamos entrar. ¿Estarías dispuesto a que, además de publicidad en TV, Internet y apps, tus conversaciones también tuvieran espacios comerciales? ¿Existe una línea divisoria entre la publicidad y el espionaje? ¿Podría la inteligencia artificial ayudarnos a incluir aspectos, productos o servicios en la planeación de nuestros eventos o viajes de los cuáles no sabíamos que necesitaríamos? Cuéntanos qué piensas en los comentarios.

[The Verge]

¿El objeto imposible vuelto posible? Las escaleras que regresan al punto de origen del arquitecto Rafael Aboganda (VIDEO)

Por: pijamasurf - 05/06/2013

Uno de los lectores de Pijama Surf, Gerardo Soriano Palma, a quien agradecemos enormemente su interés, compartió al correo electrónico del sitio este video que recrea una de las ilusiones ópticas más celebres: la escalera que aunque parece subir, en realidad llega al mismo punto de origen.

El video, por supuesto, es un montaje. En primer lugar porque el supuesto arquitecto que ideó el artificio, un tal Rafael Nelson M. Aboganda, de origen filipino, es un nombre que no existe más allá del relato falseado y de este proyecto en sí (una ilusión dentro de la ilusión). En segundo lugar —y esta es la razón irrefutable— porque precisamente la definición topológica de objeto imposible es que se trata de un objeto que podemos trazar geométricamente pero no construirlo físicamente.

Con todo, es sin duda de un entretenimiento óptico disfrutable, una ilusión que, como todas, nos invita a dudar sobre los límites de nuestra percepción y, con estos, sobre los límites de la realidad misma.

Para más información al respecto recomendamos la nota Los objetos imposibles de Escher: una invitación a imaginar la posibilidad de la imposibilidad