*

X

¿Las modelos son las personas más inseguras de su cuerpo? (Sobre la construcción social de la belleza)

Por: pijamasurf - 05/19/2013

¿Qué se siente ser una persona físicamente bella, que puede aprovechar los beneficios de la lotería genética y dedicarse al modelaje profesional? Para Cameron Russell, la respuesta no es precisamente agradable.

Cameron-Russell-in-lingerie--10-560x754

Los filósofos y poetas han agotado por siglos los márgenes de la belleza, ya sea tratando de definirla o de producirla. En lo que toca a la belleza física, los criterios son étnicos, culturales e históricos: las modelos de anchas caderas del Renacimiento han sido reemplazadas por un modelo ideal de cintura breve y más cercana a la inanición que a la plenitud carnal de sus predecesoras del siglo XVI.

La lotería genética juega un importante papel en la percepción de la belleza. Asociamos un fenotipo, una edad y una imagen con ciertos estereotipos deseables. Asociamos, por ejemplo, la piel blanca con la abundancia económica, y la piel negra con la criminalidad. Es algo que todos sabemos, pero que en el interior del mundo de la belleza profesional es mucho más patente, según la modelo de Victoria's Secret y Chanel, Cameron Russell.

A través de una charla en TED, la modelo cuestiona la construcción social de la belleza en nuestra sociedad a través de pequeños performances en escena. Por ejemplo, se cambia de ropa de un atuendo negro a una falda floreada y un suéter, que la hacen lucir más apta para la escena en que se encuentra, aunque la gente no sepa decir por qué. Del mismo modo, Russell pasa lista a una serie de preguntas que las modelos siempre deben contestar (y donde al parecer siempre mienten, u omiten en gran medida.)

Valiéndose de varias fotografías de pasarela y portadas de revista, la modelo demuestra que la imagen que aparece en los medios no es la imagen de ella misma: de un lado de la pantalla, una glamurosa portada de Vogue, traje de baño de una pieza y gafas oscuras; del otro lado, una fotografía de ella a los 18 años o menos, despeinada y sin maquillaje, como una joven adolescente en domingo.

La imagen de las revistas y pasarelas, afirma la modelo, precisamente está modelada por un equipo de profesionales de la imagen. Russell dice esto sin ningún resentimiento: admira de sus compañeros la pasión y creatividad, al tiempo que advierte que la imagen que vemos en las revistas es más cercana a los planos de un edificio o al boceto de un guión de cine que a una persona "de carne y hueso".

cameron-russell-2

Y mientras nos preguntamos si podría existir tal cosa como "personas de carne y hueso", en el universo de las personas las hay "bellas" y no bellas. Pero la belleza es precisamente esa ingeniería de la imagen, la luz precisa, la ropa, el star system --el Photoshop es apenas un detalle dentro de una galaxia de circunstancias que mantienen a las estrellas en órbita.

La belleza, pues, es una construcción profesional. Russell no habla de "la belleza interior" como la verdadera belleza innata de las personas ni nada de eso; se va a la yugular:

Aquello que nunca decimos frente a las cámaras [cuando nos preguntan por qué somos modelos] ... es "yo soy insegura". Y lo soy porque tengo que pensar todos los días en cómo luzco. Y si ustedes se preguntan, "oh, si tuviera los muslos más delgados o el cabello más brillante", bueno, deberían juntarse con un grupo de modelos. Ellas tienen los muslos más delgados y el cabello más brillante y la ropa más cool pero probablemente sean las mujeres físicamente más inseguras del planeta.

El argumento no es superficial cuando pensamos que más de la mitad de las chicas de 17 años en Estados Unidos no están seguras de su cuerpo y su apariencia; y a la vez, que la belleza es una cualidad que debe manifestarse de un modo u otro a todas horas, pues de eso depende la apariencia del sistema mismo, así como su vigencia: revistas de espectáculos, escenografía teatral, ropa que debe usarse no en relación a su funcionalidad sino al periódico relevo de las estaciones, cuyos desfiles alimentan la industria. 

A pesar de que la modelo no se muestra apologética respecto al mundo de la moda (de hecho afirma que la gente como ella --es decir, las modelos, se aprovechan de la lotería genética para su propio beneficio incluso en la vida real, como siendo amables con la policía para evitar multas de tránsito), tampoco la demoniza como tal. De lo que se trata es no creer que todo lo que vemos en los medios es real, y que la belleza es el espejismo más brutal de todos.

Aquí la charla completa:

[TED]

 

Te podría interesar:

Los investigadores OVNI han promovido leyes más estrictas de acceso a la información de la CIA en EU

Por: pijamasurf - 05/19/2013

La mayor agencia de inteligencia del mundo ha sido forzada a compartir todos los documentos relativos a cualquier solicitud de la gente, incluyendo el fenómeno OVNI. ¿Esta transparencia será parte de la conspiración?

ufo

La relevancia de la investigación alrededor del fenómeno OVNI es tal que los investigadores y fanáticos han provocado cambios en las leyes y en el sistema burocrático, al menos en Estados Unidos, para que el gobierno adopte una postura de transparencia y difusión del material relacionado con objetos voladores no identificados y posible vida extraterrestre.

Mediante el bando de libertad de información (FOIA, por sus siglas en inglés), los estadunidenses pueden solicitar documentos a diversas agencias militares y gubernamentales respecto a cualquier tema o asunto de su interés, y el gobierno está obligado a dar respuesta. "Todas las mayores agencias militares reciben enormes cantidades de solicitudes sobre OVNIs, dice Kel McClanahan, un abogado especializado en seguridad nacional y leyes sobre privacidad.

John Greenwald Jr., escritor y productor de televisión de 32 años, ha solicitado documentos al gobierno desde que tenía 15 años. Hoy, a sus 32 años se ve en posesión de una impresionante colección de 700 mil páginas de documentos del gobierno respecto al fenómeno OVNI, la mayoría de los cuales pueden ser consultados en su página web.

El caso paradigmático ocurrió en 1981. William Spaulding, líder de un pequeño grupo de aficionados OVNI, alegó que la CIA resguardaba información sobre el "panel Robertson", un comité de inteligencia gubernamental que investigó avistamientos OVNI en 1953. El grupo sometió su solicitud a través de una FOIA y la CIA fue forzada a buscar exhaustivamente documentos al respecto del caso, sentando un precedente judicial que sigue siendo usado hoy en día.

Sin embargo, según el sitio web de la CIA no se trata de ninguna teoría de conspiración. Los OVNIS son "mucho como el asunto del asesinato de John. F. Kennedy. No importa cuánto material publique la Agencia y no importa que plana y prosaica sea la información, la gente continúa creyendo en una conjura de la Agencia o una conspiración."

En otro caso del 2007, un hombre demandó a la NASA por no entregarle documentos históricos concernientes a cierto objeto supuestamente caído del cielo en Kecksburg, Pasadena, en los 60. La corte determinó que la NASA no cumplió con la tarea de buscar adecuadamente los documentos, y los obligó a hacerlo. El gobierno también ha sido obligado a hacer más comprensivos sus motores y términos de búsqueda para entregar la información que los ciudadanos solicitan.

Pero en lo relativo al fenómeno OVNI parece que el mayor "logro" de estos grupos ha sido que la CIA y la Agencia de Seguridad Nacional publiquen los cables relativos a OVNIs directamente en sus sitios web. Para John Greenwald Jr., "todas mis solicitudes han sido exitosas, de cierto modo. Incluso una respuesta negativa te cuenta una historia y ofrece evidencia. Respecto a los OVNIs, siempre hay algo qué buscar."

Un verdadero teórico de la conspiración no podría conformarse con la buena fe del acceso a la información, pero tampoco tiene otras vias (al menos legales) para acceder a esta documentación. ¿Será que verdaderamente la CIA no cuenta con nada de información que pueda probar la presencia de vida extraterrestre en nuestro planeta o es que dicha información es mantenida en secreto por todos los medios posibles para que no sea dada a conocer? La moneda sigue en el aire.

[The Week]