*

X

Médico sugiere que es posible regresar a la vida después de estar muerto muchas horas

Por: corrector - 03/11/2013

El nuevo libro del doctor Sam Parnia explica que es posible revivir a alguien aún después de muchas horas sin actividad cardíaca.

Reviviendo a víctimas

Al ser humano lo acecha desde la prehistoria el temor a la muerte, pero más aún a no saber cuando y como llegaremos a ese estado. Cómo bien lo describió Edgar Allan Poe "Los límites que dividen a la vida y la muerte, son en el mejor de los casos, oscuros y vagos".

Desde hace siglos hemos intentando descifrar el preciso momento en el que morimos, al grado que en el siglo XVIII en Francia un médico francés sugirió que antes de enterrar a las personas, estas debían ser recostadas sobre tablas y observadas hasta que sus cuerpos se empezaran a pudrir. De una manera similar, en la época Victoriana había panfletos informativos que decían que hacer en el caso de ser enterrados vivos y los ataúdes tenían complejos sistemas con tubos, campanas y banderas que daban a la superficie para avisar que la persona enterrada no había muerto realmente.

El libro, Eliminando la muerte: la ciencia que está re-escribiendo los límites entre la vida y la muerte (Erasing Death: The Science That is Rewriting the Boundaries Between Life and Death), sugiere que es posible regresar a la vida varias horas después de que nuestro corazón deja de latir. El doctor Sam Parnia explica que “a pesar de que la mayoría de las personas creen que solo toma cuatro o cinco minutos para que mueran nuestras células cerebrales, ahora sabemos que esto puede tomar hasta 8 horas. Es solo hasta después de que una persona se convierte en cadáver que sus células empiezan a morir, si manipuláramos ese proceso, podríamos regresar a una persona a la vida.”

La cuestión no es si es posible o no regresar a alguien del borde de la muerte, ya que claramente lo es; podemos revivir a las personas una vez que se ha detenido su corazón. Pero: ¿es posible revivirlos después de una muerte clínica cerebral?

Un artículo publicado en el 2011 por el neurocientífico Dean Mobbs de la Universidad de Cambridge y Caroline Watt de la Universidad de Edimburgo, encontró que “experiencias cercanas a la muerte son una manifestación de una función normal del cerebro que se desvía”, por lo que la idea de sobrevivir a la muerte cerebral no es más que un mito.

Fácilmente se puede malinterpretar la teoría del Dr. Parnia ya que aunque habla de regresar a la vida después de la muerte, realmente solo se está refiriendo a hechos que se han sabido por décadas: la conciencia no se pierde cuando el corazón deja de latir.

El dilema que enfrentamos ahora, es establecer una división clara entre la vida y la muerte para así definir exactamente en qué momento cruzamos una frontera de la cual no podemos regresar y qué pasa con nuestra consciencia cuando lo hacemos.

[Beta News]

Te podría interesar:

Estamos al borde de un monopolio cervecero mundial

Por: pijamasurf - 03/11/2013

La enorme compañía AB InBev ha absorbido una buena cantidad de cervecerías en todo el mundo. Su siguiente plan es comprar a Grupo Modelo.

monopolyLas guerras frías no siempre involucran armas, en algunos casos los instrumentos de daño son simplemente estrategias. Las grandes firmas se están preparando para la conquista total del mercado global y al parecer ninguna de las leyes antimonopolios alrededor del mundo ha funcionado.

En el mercado cervecero está creciendo un monstruo voraz: Anheuser-Busch In Bev, dueño de Budweiser, y su siguiente ingesta es el Grupo Modelo.

En Estados Unidos el Departamento de Justicia está preocupado porque el conglomerado estadounidense se encuentra a un paso de ser un monopolio insaciable. En enero el departamento demandó a la compañía para prevenir que absorba al Grupo Modelo, una compañía de la que ya poseen 50 por ciento del capital.

El caso no se fundamenta con documentos acerca de algún plan secreto, o algo parecido, sino que economistas del Departamento de Justicia predicen a través de teorías y modelos complejos acerca del comportamiento de los conglomerados.

Durante décadas Anheuser-Busch ha empleado lo que muchos especialistas llaman una “estrategia de gatillo”, que es la destrucción mutua asegurada con anticipación. Anheuser Busch “advierte” a su competencia que si bajan sus precios comenzará una guerra de ventas. En 1988, Miller and Coors bajó sus precios y Anheuser Busch bajó el precio de Bud y todas sus demás marcas. En ese momento August Busch III dijo a la revista Fortune: “No queremos iniciar un baño de sangre, pero nosotros responderemos a lo que haga la competencia.” Miller and Coors pronto quitó el descuento de sus bebidas. La estrategia de gatillo es legal y muchos sectores industriales la ocupan para mantener sus precios inflados. 

Según el Departamento de Justicia, AB InBev quiere comprar a Grupo Modelo porque ser dueño de Corona permitiría al conglomerado elevar los precios de todas sus marcas y en caso de elevarlos, por ejemplo, un tres por ciento, obtendrían una ganancia de $1 billon de dólares al año.
La firma brasileña Companhia de Bebidas das Américas, o AB InBev surgió para debilitar a la competencia y canalizar las ganancias para comprarla. Esta compañía se tragó varias firmas latinoamericanas y, en 2004, se fundió con Interbrew, el gigante belga. Así nació InBev, que después absorbió a Anheuser-Busch, a la tercera cervecería China más grande y a la compañía canadiense Labatt. El objetivo de absorber Grupo Modelo es prepararse para gran pelea del mercado.

[The New York Times]