*

X
Con 138 países a favor, 9 en contra y 41 abstenciones, la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas reconoció este 29 de noviembre a Palestina como un Estado observador, medida simbólica que evidencia aún más la ilegitimidad de la ocupación por parte de Israel del territorio palestino.

Suhaib Salem/Reuters

Este 29 de noviembre la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU), reunida en Nueva York, reconoció a Palestina como “Estado observador” en una votación de 138 países a favor, 9 en contra y 41 abstenciones, lo cual marca uno de los pasos simbólicos más importantes en el proceso de pacificación entre Palestina e Israel luego de más de 40 años de ocupación y conflicto.

La categoría de “Estado observador” no convierte a Palestina en un miembro con plenos derechos —admisión que corresponde al Consejo de Seguridad de la ONU—, pero de algún modo pone fin a décadas de ignorancia implícita por parte de la comunidad internacional, en buena medida por presión del gobierno de Estados Unidos.

Entre los votos a favor destacan los algunos países que integran la Unión Europea (entre ellos España, Francia, Italia y Portugal), aunque otros también importantes como Alemania y el Reino Unido prefirieron abstenerse.

Por su parte la embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Susan Rice, minimizó la decisión tomada por el pleno al asegurar que dicha “resolución no crea un Estado que no existe ni cambia la situación sobre el terreno”.

Para otros analistas, sin embargo, esta medida hace todavía más evidente la ilegitimidad de la ocupación israelí de territorio palestino, la imposibilidad de seguir defendiendo este proceso de violencia en contra de un pueblo y sus derechos aun cuando Israel tenga como aliado a Estados Unidos.

[El País]

La Casa Blanca rechaza la construcción de una Estrella de la Muerte

Política

Por: pijamasurf - 11/29/2012

Petición ciudadana para construir la afamada "Death Star" no recibe la respuesta querida por parte del gobierno de Estados Unidos

El gobierno de Estados Unidos ha declinado la petición ciudadana de construir una "Estrella de la Muerte", publicando una serie de argumentos en contra de esta arma de defensa espacial en su sitio oficial. La petición para construir la famosa Death Star, arma satelital del tamaño de la Luna que aparece en la Guerra de las Galaxias y capaz de destruir un planeta entero con un rayo de la muerte, había sido apoyada por más de 25 mil ciudadanos en menos de 30 días lo que automáticamente obliga al gobierno a responder. Los ciudadanos, evidentemente fanáticos de la saga de George Lucas, habían argumentado que la construcción de la Estrella de la Muerte sería una importante fuente de trabajo, además de ayudar a garantizar la seguridad de la Tierra de una invasión maligna.

Paul Shawcross de la Casa Blanca contestó que aunque el gobierno comparte la inquietud por generar más empleos y dinamizar el sector tecnológico, la construcción de la Estrella de la Muertes es implausible --ha sido estimada en un costo de  $850,000,000,000,000,000. Por otro lado la administración no está de acuerdo con la noción de destruir  planetas. La Casa Blanca en cambio hizo referencia a la Estación Espacial Internacional y a los proyectos de exploración espacial como muestras de lo que se está realizando en esta materia. 

Anteriormente la Casa Blanca había contestado a una versión conspiratoria que circulaba señalando que Obama había sido teleportado a Marte

[Casa Blanca]