*

X

Tu teléfono es en realidad una comuna bacteriana portátil

Buena Vida

Por: pijamasurf - 10/25/2012

Seguramente has notado en tu teléfono esa capa de grasa que se forma en la pantalla. Este recubrimiento dista mucho de ser solo oleosidad facial. Su componente, en su mayoría, es un caldo de cultivo que puede afectar tu salud si no lo remueves constantemente.

Cuando combinas la proximidad de tu nariz, boca y oídos con un teléfono, más allá de establecer cualquier tipo de comunicación, estás engendrando con tu calor una serie de bacterias que pueden desencadena gripe, conjuntivitis, diarrea y otro tipo de enfermedades. Así lo afirmó Jeffery Caine, Presidente de la Academia Americana de Médicos de Familia.

La pulcritud es una característica valorada por la sociedad. Una persona limpia suele destacarse por encima del promedio y, sin embargo, diversos tipos de parásitos y bacterias permean en el entorno cotidiano.

Específicamente el teléfono móvil es uno de los objetos donde la concentración de entes parasitarios es mayor. Mientras miles de productos se comercializan como limpiadores para este gadget, en ocasiones lo único que logran es dañar la pantalla del aparato sin eliminar el 100% de gérmenes que en él habitan.

A pesar de que las computadoras, llaves, bolígrafos y teléfonos fijos son también una importante fuente microbiana, el teléfono móvil va más allá de ello, ya que su portabilidad y el hecho de que lo llevemos a cualquier lugar, permite que tenga contacto prácticamente con cualquier superficie y objeto.

“Estamos alimentado a los pequeñas criaturas”, dice Michael Schmidt, profesor y vicepresidente de microbiología e inmunología de la Universidad Médica de Carolina del Sur. “Todos hemos visto la mancha grasienta en la pantalla táctil. Donde hay grasa, hay bichos”.

Para analizar con más detenimiento este fenómeno, se seleccionaron al azar 8 teléfonos de una oficina de Chicago. Los aparatos no mostraron presencia de E.coli o estafilococos, aunque hubo altos números de coliformes, bacteria que indica contaminación fecal.

De los 8 teléfonos analizados en el laboratorio, las unidades de este tipo de bacterias osciló entre 2700 y 4200n unidades. En el agua potable, el límite es de menos de 1 unidad por cada 100 ml de agua.

Una vez llegaron a esta conclusión, los científicos se dispusieron de analizar los principales métodos de limpieza: agua, alcohol, Windex y toallas húmedas Nice n' Clean. El alcohol fue el que mejor calificación obtuvo, ya que su uso elimina casi el 100% de bacterias. El agua, en comparación, resultó ser el peor método de limpieza.

“La gente tiene las mismas posibilidades de enfermarse por su teléfono que a partir de las manijas del baño”, dijo el Dr. Cain, miembro de la Academia Americana de Médicos de Familia. “Estas son las consecuencias no deseadas de la nueva tecnología"

Por su parte, los fabricantes advierten sobre el uso de productos de limpieza del hogar en los teléfonos. “Es realmente problemático porque las marcas no te informan sobre esta capa de suciedad”, dijo el Dr. Schmidt. “Es difícil saber si un algodón con alcohol remueve la grasa y no daña la pantalla”.

El fabricante de pantallas Gorilla Glass dice que su producto tiene un revestimiento fácil de limpiar y soporta muchas "pasadas"”.

De acuerdo a un portavoz de Apple, el manual del propietario prohíbe limpiar la pantalla con Windex, aerosoles, disolventes, alcohol, amoniaco y abrasivos; BlackBerry afirma lo mismo.

El portavoz de Google afirma que los distintos fabricantes para su plataforma telefónica no tienen una política oficial sobre métodos de asepsia. Todos los representantes de las compañías más importantes dijeron no tener una marca preferida ni un producto para la limpieza de los equipos.

Derek Meister, agente de soporte técnico de una conocida tienda de aparatos electrónicos, sugiere un desinfectante UV: dispositivo que utiliza estos rayos para matar las bacterias sin tocar el teléfono. 

[Wall Street Journal]

Entre lo bizarro y lo cómico se esconde el terror: 10 disfraces vintage para este Halloween

Buena Vida

Por: pijamasurf - 10/25/2012

La risa puede ser también fuente del terror, porque nunca se espera que transmute hasta su punto más opuesto.