*

X

Se descubre planeta similar a la Tierra en Alfa Centauri, el sistema solar más cercano

Ciencia

Por: pijamasurf - 10/18/2012

A poco más de 4 años luz de distancia se encuentra Alfa Centauri, un sistema solar de tres estrellas en el que recientemente se descubrió un planeta de masa similar a la Tierra, nuestro vecino cósmico más cercano, un hallazgo que alimenta la probabilidad de encontrar, en algún punto del universo, otro planeta como el nuestro.

El descubrimiento de nuevos cuerpos celestes siempre será noticia, pero el interés aumenta cuando existe la posibilidad de que se encuentre un punto en el espacio de condiciones similares a las de la Tierra.

Ese es el caso de un exoplaneta recién descubierto en el sistema trinario Alfa Centauri, el más cercano a nuestro sistema solar, a 4.3 años luz de distancia.

De acuerdo con astrónomos europeos destacados en el Observatorio de La Silla, en Chile, perteneciente a la Organización Europea para la Investigación Astronómica, el planeta tiene una masa similar a la de la Tierra, aunque el periodo de su traslación es de poco más de 3 días (es decir, su “año” dura menos de la mitad de una semana nuestra), por lo cual su tamaño podría ser menor y la temperatura en su superficie superar los 700 °C. Y aunque su temperatura parece demasiado alta para hospedar vida como la conocemos, es posible que este planeta, por su órbita sea una especie de Mercurio que nos lleve a otros planetas en el sistema binario de Alfa Centauri: alguno de ellos podría tener vida o albergar condiciones para que pueda ser la primera colonia interestelar.

Alfa Centauri es el sistema solar conocido más cercano al nuestro, aunque en su caso se rige por tres estrellas distintas Alfa Centauri A, Alfa Centauri B y la mítica Proxima Centauri. Un poco por esta razón el planeta fue descubierto por su gravedad, pues su periodo de traslación —que efectúa en torno a Alfa Centauri B— es tan rápido, que su detección se confunde con la de la propia estrella.

A propósito de la trascendencia del hallazgo y la posibilidad, examinada por astrónomos, de que este planeta sirva como una base a partir de la cual la exploración espacial se amplíe, inicialmente con unidades robóticas, Sara Seager, profesora de física y ciencias planetarias en el MIT, confiesa su emoción por haber descubierto un planeta orbitando a una distancia relativamente cercana al nuestro, un vecino cósmico que alimenta la esperanza de que cada estrella tenga al menos un cuerpo de condiciones similares y, eventualmente, se descubra que la Tierra no es tan única como pensamos.

También en Pijama Surf: ¿Cuáles son los planetas con mayor probabilidad de albergar vida extraterrestre?

Con información de io9. La entrevista completa con Sara Seager en el sitio The Atlantic.

Mover tus manos altera lo que tu cerebro escucha

Ciencia

Por: pijamasurf - 10/18/2012

Investigador encuentra que mover la mano derecha o la izquierda altera el contenido de lo que el cerebro escucha, un fenómeno en el que están involucradas las habilidades de procesamiento de lenguaje repartidas en ambos hemisferios.

Mover las extremidades es uno de los primeros impulsos con que el cuerpo responde a la música. De acuerdo con ciertos neurólogos, esto se debe a que la música conecta directamente con nuestros comportamientos primitivos reminiscentes asociándose con la percepción de alarma y riesgo, por lo cual una buena cantidad de sangre se dirige a dichos miembros, en caso de huida o combate —solo que, como usualmente no sucede ni uno ni otro, nuestros dedos tamborilean sobre la mesa o nuestros pies se mueven casi involuntariamente al ritmo de lo que escuchamos (en el mejor o peor de los casos, llevándonos incluso a bailar).

Sin embargo, una investigación reciente llevada a cabo por Peter Turkeltaub, investigador del Centro Médico de la Universidad de Georgetown, asegura que mover las manos durante la audición podría alterar el contenido de lo que se escucha.

El experimento por el que se llegó a estos resultados consistió en pedir a ciertos voluntarios que, con presionar un botón, indicaran el momento en que escucharan el cambio de un sonido disimulado entre ruido de fondo; el equipo de investigación variaba la velocidad de dicho cambio, haciéndolo más rápido o más lento según fuera el caso.

De acuerdo con lo observado, quienes presionaban el botón con su mano derecha escucharon los cambios rápidos de sonido con mayor frecuencia que quienes realizaban dicha operación con la mano izquierda, quienes a su vez mostraron cierta ventaja para detectar los cambios lentos.

“El hemisferio izquierdo prefiere los cambios rápidos de sonido, como las consonantes, y el derecho los lentos, como las sílabas o la entonación”, según explica Turkeltaub, un fenómeno en el que están involucradas tanto las habilidades de procesamiento de lenguaje que se encuentran repartidas en ambos hemisferios de nuestros cerebro, como el control del cuerpo que estos ejercen.

“Es muy impresionante. Imagina que estás agitando una bandera estadounidense mientras escuchas a uno de los candidatos presidenciales. El discurso sonará ligeramente distinto dependiendo de donde esté la bandera, si en in mano derecha o en la izquierda”, agrega el investigador.

Pero más allá de este ejemplo (¿ahora los políticos podrán a su auditorio a agitar banderas o mover las manos para que su mensaje sea mejor recibido?), el hallazgo podría servir para mejorar los tratamientos de discapacidades lingüísticas como la dislexia o en personas que pierden el habla luego de un ataque.

[Wired]