*

X

La mutación de los logos más famosos a través del tiempo

Buena Vida

Por: corrector - 10/12/2012

Se requiere de un toque especial para lograr la alquimia creativa que conjugue la identidad de una marca con un diseño que logre insertarse en la psique de los consumidores para permanecer viva hasta la posteridad. Estos logos han logrado eso y más ya que, con solo mirarlos, de inmediato reconocemos el producto, en una especie de reminiscencia (o manipulación) que activa el recuerdo solo con mostrar una pequeña parte de sí, ya sea una figura, los colores o la tipografía, y como todo en este deambular mundano, también han pasado, desde su invención hasta la actualidad, por procesos de modificación. Dicen que los logos de las marcas son modernos sigilos, emblemas de brujería.
Te podría interesar:

Inquietante joyería hecha de "piel humana" crea efectos alucinantes en quienes la portan (y la ven)

Buena Vida

Por: pijamasurf - 10/12/2012

Partiendo de que la ropa y demás accesorios de moda son una parte medular en la identidad humana, un proyecto escolar de la Universidad de Birmingham se remonta 100 mil años atrás para de nuevo crear joyas a partir de restos humanos.

 

¿Qué podrías pensar sobre unos aretes que parecieran que, al colocártelos, pendieran de ti restos de piel humana? Así lo muestra este conjunto de broches, llaveros y otros objetos que forman parte de "Secret Skin", una línea de joyería hecha a partir de un caucho de silicona que, por su textura y calidad, pareciera ser un clon de epidermis. 

Los creadores afirman que su trabajo trata de discutir el comportamiento humano hacia la estética, especialmente el camino que la gente utiliza para expresarse a través de su forma de vestir.

A partir de la idea filosófica que se refiere a la piel como esa "cáscara" que contiene nuestro verdadero yo, los diseñadores, bajo la premisa que considera a la ropa, zapatos y demás accesorios como esa segunda piel que mejora (o empeora) nuestra identidad, decidieron darle un spin con una estética sórdida para crear un efecto de contradicción y quizá hasta de repugnancia entre quienes aprecien este tipo de joyería. 

 

[Wired]