*

X

Discapacitado reclama a político el lugar reservado de estacionamiento; este le revienta las llantas

Política

Por: pijamasurf - 10/07/2012

En Italia, un miembro del Popolo della Libertà, el partido de Silvio Berlusconi, no soportó que un hombre discapacitado le pidiera quitar su automóvil del lugar reservado para quienes padecen esta condición y, como respuesta, reventó con un cuchillo dos neumáticos del otro vehículo.

Para desgracia de los italianos, la corrupción de sus políticos en uno de los rasgos que los distingue ante el resto de mundo. A partir del nefasto ejemplo de Silvio Berlusconi, que dedicó varios años a fijar la tradición del cinismo y el escándalo públicos amparado en el poder de su investidura, la clase política italiano ha ido descendiendo en una espiral de soberbia que termina perjudicando a sus gobernados.

En un claro ejemplo de esta actitud, Antonio Piazza, un miembro del partido que preside Berlusconi, Popolo della Libertà, fue sorprendido por el sistema de videovigilancia de Lecco (una ciudad en Lombardía, al norte de Milán) reventando las llantas de un automóvil, un modesto Renault perteneciente a un hombre que tuvo el atrevimiento de denunciar al político por estacionarse durante tres años en el lugar reservado para las personas con alguna discapacidad motriz.

El denunciante mismo, Giuseppe Scuderi, es discapacitado, por lo que se encontraba en todo su derecho de reclamar para sí el lugar de estacionamiento ocupado por el ostentoso Jaguar de Piazza; luego de pedírselo educadamente y ante la iracunda reacción del político, Scuderi se vio obligado a pedir el auxilio de la policía, uno de cuyos agentes le concedió la razón y obligó a Piazza a mover su vehículo y pagar una multa de 80 euros.

Con esto Scuderi creyó poner fin a más de 3 años de abuso, tiempo durante el cual Piazza estacionó siempre su automóvil en el lugar reservado solo porque este queda a pie del lugar donde despacha.

Pero para Piazza el incidente no terminó ahí. Un par de horas después de discutir con el hombre y supuestamente haberse retirado, bajó sus oficinas con cuchillo en mano y, olvidando el sistema de circuito cerrado de televisión, desinfló y dejó inutilizados los dos neumáticos frontales del otro automóvil.

Luego de ser exhibido en tan arrogante y despreciable acción, el político se disculpó públicamente diciendo que había sido presa de un ataque de ira y que “hay personas que hacen peores cosas”.

[Telegraph]

Compañía privada ofrece comprar prisiones en EE.UU. si se le garantiza ocupación de 90%

Política

Por: pijamasurf - 10/07/2012

Corrections Corporations, la multimillonaria compañía que maneja una parte considerable de las prisiones en Estados Unidos, ofrece a los estados una jugosa suma por operar sus prisiones a cambio de que se le garantice un foro mínimo del 90% de prisioneros

La compañía Corrections Corporations, la más grande operadora de prisiones privadas en Estados Unido, ha enviado una propuesta a 48 estados ofreciéndoles comprar sus prisiones para solucionar los problemas presupuestales que atraviesan. La oferta está encaminada a inyectar un flujo de liquidez a los estados necesitados, mientras que la corporación gana un contrato que a largo plazo puede traerle muchos dividendos, siendo que en Estados Unidos, el país por mucho con la más grande población de reos, las prisiones son un gran negocio.

En una carta que obtuvo el Huffington Post, se remarca que la oferta, de hasta 250 millones de dólares, contiene una clausula con el compromiso para los estados de mantener sus prisiones con un mínimo del 90% de ocupación.  Esto último resulta inquietante, especialmente para los inmigrantes ilegales  (se calcula que 60% de todos los inmigrantes que están tras las rejas lo están en cárceles de Corrections Corporations ) y para los consumidores de drogas.  Especialmente cuando Corrections Corporations fondea el lobby American Legislative Exchange Council, un grupo de ultraderecha que se encarga proponer leyes más estrictas en contra de la inmigración.

Toda una estructura, en la que se diluye la frontera entre la burocracia y la empresa privada, en búsuqeda de más prisioneros, más leyes que se acomoden a sus intereses y cárceles más baratas, reduciendo costos y provocando que los internos no puedan salir por buen comportamiento. Este es el oscuro panorma de las prisiones en Estados Unidos,  donde una de las pocas luces recientes es la legalización de la marihuana en Washington y Colorado. Y es que en Holanda esto, entre otras cosas, se tradujo en que se cerraran algunas prisiones por falta de prisioneros, y aunque esto también significó pérdida de empleos, ¿qué lógica perversa es la que busca generar más prisioneros --criminales según la ley-- para alimentar a la industria penitenciaria?