*

X

Científicos transferirán la conciencia de una abeja a un robot volador autónomo

Ciencia

Por: pijamasurf - 10/05/2012

Científicos ingleses construyen simulación computarizada del cerebro de una abeja que buscan trasladar a un mecanismo robótico autónomo, entre otros fines, para reparar la alarmante extinción de estos insectos que tiene consecuencias negativas en procesos como la polinización.

En Inglaterra, científicos de las universidades de Sheffield y Sussex planean construir la primera simulación acertada del cerebro de una abeja que después será transferida a un robot volador autónomo, en parte con el fin de reparar el alarmante descenso en la población mundial de abejas y sus consecuentes efectos en procesos como la polinización.

Así, el llamado “Green Brain Project”, cuyo costo supera el millón y medio de dólares, es un esfuerzo conjunto entre el Physical Sciences Research Council y NVIDIA corporation, esta última responsable de proveer las unidades de procesamiento gráfico de alto rendimiento, básicas para simular la manera en que el cerebro de las abejas opera.

La ambición principal de los científicos es que esta simulación sea tan precisa que incluso cumpla con las funciones de la visión y el olfato, con lo cual, piensan, el mecanismo robótico al que será transferida obtendrá completa autonomía, al permitir la relación entre el “cuerpo” (o la interfaz cerebral) y el entorno.

De alcanzar sus propósitos, los investigadores construirían el primer cerebro robótico capaz de realizar las acciones complejas de la especie que intentan imitar.

[Technocult]

Te podría interesar:

Ahora la policía podrá detectar borrachos a distancia con tecnología de reconocimiento facial

Ciencia

Por: pijamasurf - 10/05/2012

Usando tecnología infrraroja la policía podrá detectar si estas borracho a larga distancia; la clave está en la nariz.

Pronto la policía podrá saber si estas borracho en un evento público --y por supuesto impedir que en tu estado etílico asesines al presidente o incites un motín. Investigadores de la Universidad de Patras, en Grecia, desarrollan tecnología para proveer a la policía aún más biométricas para identifica "sujetos de interés". En este caso la tech se basa en imágenes infrarrojas de los rostros, con un soporte de algoritmos que detecta  oscilaciones de temperatura en diferentes regiones faciales.

En un estudio con 20 voluntarios antes y después de que se tomaran 4 cervezas, los investigadores descubrieron que la temperatura de la nariz era un indicador apropiado para medir los niveles de ebriedad de un sujeto. En todos los casos, las narices de los tomadores de cerveza aumentaron su temperatura. Y, útilmente, casi siempre las narices mostaron una diferencia de temperatura superior a la de las frentes, siendo este el patrón delatador.

Existe un factor de ruido en la data, algunas personas con circulación anormal o ciertos tipos de ejercicio puede confundir los resultados. Pero los investigadores creen que la información cotejada con el sentido común de un oficial de policía proporcionará resultados precisos.

La tecnología de detección de borrachos a distancia podrá ahorrara mucho del trabajo sucio a la policía. Por otra parte incrementa el número de herramientas de invasión de la privacidad y otorga cada vez más información biométrica al aparato de poder.  Quizás en un futuro veremos tecnología de resonancia magnética a distancia o  milimétricos lectores de frecuencias que podrán detectar lo que estamos pensando y habrá llegado la infame policía del pensamiento pronosticada por Orwell.  Por ahora quisas esto  sólo es anecdótico, a lo mucho promoviendo cierta responsabilidad en la cantidad de alcohol que se consume en público. Aunque ciertamente tener una nariz hirviendo por haber bebido algunas cervezas no necesariamente significa que seas un ente peligroso para la sociedad.

[Business Insider]