*

X

Científicos transferirán la conciencia de una abeja a un robot volador autónomo

Ciencia

Por: pijamasurf - 10/05/2012

Científicos ingleses construyen simulación computarizada del cerebro de una abeja que buscan trasladar a un mecanismo robótico autónomo, entre otros fines, para reparar la alarmante extinción de estos insectos que tiene consecuencias negativas en procesos como la polinización.

En Inglaterra, científicos de las universidades de Sheffield y Sussex planean construir la primera simulación acertada del cerebro de una abeja que después será transferida a un robot volador autónomo, en parte con el fin de reparar el alarmante descenso en la población mundial de abejas y sus consecuentes efectos en procesos como la polinización.

Así, el llamado “Green Brain Project”, cuyo costo supera el millón y medio de dólares, es un esfuerzo conjunto entre el Physical Sciences Research Council y NVIDIA corporation, esta última responsable de proveer las unidades de procesamiento gráfico de alto rendimiento, básicas para simular la manera en que el cerebro de las abejas opera.

La ambición principal de los científicos es que esta simulación sea tan precisa que incluso cumpla con las funciones de la visión y el olfato, con lo cual, piensan, el mecanismo robótico al que será transferida obtendrá completa autonomía, al permitir la relación entre el “cuerpo” (o la interfaz cerebral) y el entorno.

De alcanzar sus propósitos, los investigadores construirían el primer cerebro robótico capaz de realizar las acciones complejas de la especie que intentan imitar.

[Technocult]

Te podría interesar:

Dragón surca el cielo: esta noche, la lluvia de estrellas de las Dracónidas

Ciencia

Por: pijamasurf - 10/05/2012

Las Dracónidas regresan: este 7 de octubre de 2012 el hemisferio norte podrá observar una de las lluvias de estrellas más características del otoño, el Dragón que toma la forma de meteoritos precipitándose desde el cielo.

Las Dracónidas de Octubre es el nombre que recibe una conocida lluvia de meteoritos que ocurre en este mes, aunque de frecuencia anual variable: a la de 1998 siguió la de 2005, después la de 2011 y finalmente ahora, en este 2012, entre el 7 y el 8 de octubre.

Asimismo, la lluvia de las Dracónidas es un evento astronómico propio del hemisferio norte, donde se avista en todo su posible esplendor. Su nombre, como en otros casos, lo debe a la constelación desde la que parecen surgir del cielo: el Dragón, la octava más grande de las que podemos observar desde nuestro planeta y la cual envuelve a la Estrella del Norte y la Polar, cerca de la Osa Menor y la Mayor.

Este año se espera que la lluvia de estrellas alcance su punto máximo, en Estados Unidos, el 7 de octubre a las 10 de la noche, según el tiempo del Este de Estados Unidos (3:00 GMT).

El promedio de caída será de entre 10 y 20 meteoritos por hora.

[NatGeo]