*

X

6 innovadoras formas de modificar tu cuerpo que estarán disponibles para el 2022

Salud

Por: pijamasurf - 10/18/2012

Bajo la premisa de una vida llena de bienestar, la medicina crea, resuelve, modifica, construye e inventa nuevos métodos que, aunque parezcan irreales, serán aplicables en un futuro.

Durante la última década, los tratamientos estéticos han ido tornando en cuestiones que parecerían irreales en un principio, pero que gracias a la tecnología médica, los cirujanos son capaces de modificar prácticamente cualquier parte del cuerpo. Transplantes de cejas y pestañas, adelgazamiento de dedos de los pies, cambio de color de los ojos, son solo una pequeña parte de este biohacking que se propaga por todo el orbe, pero más allá de las cirugías estéticas, la medicina también apuesta por otras áreas de la salud que resultan de mayor importancia, como nuevos fármacos y métodos quirúrgicos alternos.

Los expertos aseguran que estos enhancements estéticos son solo una parte del futuro de la medicina, la cirugía plástica, la biotecnología y las modificaciones corporales. La convergencia de todas estas tendencias nos está conduciendo hacia un nuevo panorama médico ¿Qué tan increíble llegará a ser? De acuerdo a expertos, para el 2022 estos procedimientos extremos serán tan comunes como, actualmente, lo es una rinoplastía. 

Bionics sustitutos: si esto parece extraño, en los Juegos Olímpicos Londres 2012, en las pruebas de atletismo, su uso fue evidente cuando Oscar Pistorius corrió los 100 metros sostenido por dos piezas de fibra de carbono. Investigaciones actuales se centran en el desarrollo de miembros de este ligero y resistente material que puedan sustituir a miembros dañados o amputados. 

Implante de sostenes: las primeras versiones ya son palpables en el Reino Unido. Su naturaleza es similar a la de las mallas utilizadas en las cirugías de hernia. El llamado Breform se coloca dentro de la mama para ayudarle a mantenerse siempre arriba. Otro tipo de implantes están siendo desarrollados, como el de talón que, según los médicos, su uso permite caminar cómodamente. 

COG-Enhancers: las medicinas de mejora cognitiva están siendo desarrolladas, por lo que resulta asequible que para el 2022 una píldora mejorará dramáticamente tu concentración y otras capacidades mentales. En la actualidad se utiliza el Ritalin, pero en los próximos años los medicamentos estarán enfocados en potenciar el cociente intelectual, la memoria, la concentración y la productividad. 

Células madres: los científicos ya están utilizándolas en trasplantes de médula ósea y han comenzado a implementarlas en la cirugía estética, como en el aumento de senos y estiramientos faciales. Sin embargo, su uso podría aumentar el riesgo de desarrollar cáncer. Para el 2022, se espera que los efectos secundarios por su uso sean mitigados y se amplíe su gama de aplicaciones: desde un tratamiento a personas quemadas hasta una cirugía plástica. 

Bebés de diseño: parece inquietante, incluso tentador, pero los avances de ingeniería genética han hecho de esta fantasía un campo de estudio que, dentro de 10 años, se materialice, y así lo comprueban decenas de tratamientos genéticos que pueden prevenir enfermedades y padecimientos en el recién nacido. 

Modificaciones corporales: Existe un tendencia, entre la gente joven, a realizarse alteraciones físicas de varios tipos: implantes de cuernos de metal, lenguas viperinas, orejas de elfo, entre otras. El problema de esta actividad es que quienes realizan este tipo de "cirugías" estéticas, no son médicos. Sin embargo, es probable que dentro de 10 años algunos médicos lleven a cabo este tipo de intervenciones bajo métodos seguros y sanos. 

[Huffington Post]

 

 

Marigay, el gato sagrado de Burroughs que se salvó de la leucemia gracias a la medicina alternativa

Salud

Por: pijamasurf - 10/18/2012

Uno de los gatos más amados de William S. Burroughs, Marigay, su "gato sagrado", desarrolló en algún momento leucemia felina, de la cual se curó solo gracias a una mezcla de hierbas curativas conocida entre los indios ojibwe como té de Essiac.

William S. Burroughs con su gato Ginger, en el patio trasero de su casa en Lawrence, Kansas.

Como sabemos, la medicina alternativa cuenta en su historia con varios ejemplos de personas que, padeciendo alguna enfermedad, se ven libres de esta gracias al consumo no de medicamentos elaborados por las grandes farmacéuticas, sino de plantas, hongos u otros elementos afines que, administrados de acuerdo al conocimiento secular que se tiene de ellos, traen consigo el beneficio de la cura, una consecuencia todavía más sorprendente cuando se trata de padecimientos que usualmente consideramos graves e incluso terminales.

Y si bien no se trata de una persona como tal, este fue el caso de Marigay, el gato que William S. Burroughs no dudaba en calificar de “sagrado”.

Tratándose de mascotas Burroughs fue sobre todo un hombre de gatos, de los cuales tuvo varios a lo largo de su vida. Incluso se cuenta que alguna vez Allen Ginsberg le preguntó a Burroughs si querría ser amado y este, como hablando consigo mismo, respondió: “Depende… ¿por quién o qué? Por mis gatos, definitivamente”.

Sin embargo, como pasa en algunas ocasiones, la muerte del dueño significa para la mascota un destino poco claro. En el caso de los gatos de Burroughs la fortuna los llevó a las manos de Roger Holden, un amigo del escritor que al morir este se quedó con los felinos.

Hubo uno en especial que Burroughs entregó en vida a Holden, un gran gato blanco que no se llevaba muy bien con el resto de la manada y a quien dio el nombre de Marigay, aunque Holden también lo llamaba Butch, Butch Burroughs. El día en que Burroughs entregó el animal a su amigo,

[William] fue hasta su librero y sacó un libro llamado Cat in the Mysteries of Magic and Religion, de M. Oldfield Howey. Lo abrió en un capítulo sobre la historia de los gatos en la magia antigua y me dijo: “Este es Margaras, el Gato Blanco; el gato sagrado”, y que debería leer un poco sobre los gatos y su relación con la magia y la historia. De inmediato supe que este “Gato Blanco” que había encontrado era muy especial para él.

Por esta importancia, Holden supo que cuando Marigay contrajo leucemia felina, tenía que hacer todo lo posible y aun un poco más para curarlo. De ahí que una vez desahuciado por la medicina veterinaria, que un día de primavera de 1999 no le dio más que pocas semanas de vida, recurrió a la medicina tradicional, específicamente al uso de hierbas curativas.

Fue así como llegó a una mezcla de plantas conocida como té de Essiac, descubierto entre la etnia nativa norteamericana de los ojibwe. El gato recibió una buena dosis diaria del té y, tres semanas después, su conteo de glóbulos blancos había mejorado significativamente, para sorpresa tanto de los médicos como de Holden. Al final el remedio fue tan bueno que Marigay vivió por cinco años más, un periodo notablemente superior al que de inicio había marcado su veterinario.

En el fondo es posible que el carácter sagrado de Marigay encontrara una correspondencia perfecta con este tipo de medicina, mucho más ancestral, mucho más ritual, mucho más orientada  al reencuentro de la armonía perdida.

[VICE]