*

X

Premio Ig Nobel 2012: la cara irreverente y absurda de la ciencia

Ciencia

Por: pijamasurf - 09/21/2012

¿Por qué si te inclinas hacia la izquierda la Torre Eiffel se ve más pequeña? ¿Por qué cuando caminas en círculos con una taza de café se derrama el líquido? ¿Por qué en Anderslöv, Suecia, el cabello de las personas se torna verde? Preguntas que, aunque parezca increíble, científicos se han empeñado en responder seriamente: son los premiados con el Ig Nobel este 2012.

Probablemente la ciencia ha quedado empantanada en un círculo que parece no tener fin. Descubrir nuevas materias, cyborgs, la robótica, expediciones espaciales son, por ahora, el principio de una era que promete descubrimientos impensables. Sin embargo, las llamadas ciencias duras también poseen una cara que revela inocencia, curiosidad, morbo e incluso cierto sinsentido (a pesar de ser, supuestamente, la cima de la razón cartesiana: lógica y metódica).

Los convencionalismos, sin embargo, la han convertido en algo inaccesible y ajeno a la vida cotidiana. ¿En qué momento la ciencia comienza a perder su carácter elitista para mutar en circunstancias mundanas donde las mayorías podrían reflexionar sobre los mecanismos químicos, naturales y físicos que nos rodean?

En ese sentido, los premios Ig Nobel se han encargado, bajo el lema “primero hacer reír y después hacer reflexionar”, de premiar a las investigaciones poco “importantes” en el campo de la ciencia. Este galardón, más allá de exponer descubrimientos bizarros y absurdos, tiene como principal motivación desmitificar la complejidad con la que las ciencias duras han sido estigmatizadas.

¿Por qué la Torre Eiffel parece más pequeña cuando se le mira inclinándose hacia la izquierda? ¿Por qué cuando caminas en círculos con una taza de café se derrama el líquido? ¿Por qué el cerebro del salmón sigue registrando actividad aun cuando este ha muerto? Preguntas que tienen como respuesta una investigación seria y fundamentada en la que, de acuerdo al cabal proceso de selección, ha sido comprobada como si se tratase de la energía oscura y la expansión acelerada del universo.

Más que un reconocimiento, los Ig Nobel podrían ser una fiesta donde los científicos y organizadores (y los premiados, por supuesto) celebran que, para fortuna de la humanidad, la ciencia puede tener como escenario lo lúdico, lo irreverente y lo irónico.

La siguiente lista enumera a los 10 ganadores que fueron premiados con el Ig Nobel 2012. Las distintas ramas en que se repartió este reconocimiento van desde la dinámica de fluidos hasta la literatura.

Psicología: Anita Eerland, Rolf Zwaan y Tulio Guadalupe, quienes descubrieron que “inclinarse a la izquierda hace que la Torre Eiffel parezca más pequeña”.

Paz: The SKN company, por desarrollar “tecnología para convertir municiones rusas en diamantes”.

Acústica: Kazutaka Kurihara y Koji Tsukada, los inventores de “SpeechJammer, la máquina que desenmaraña el diálogo y lo retarda".

Neurociencia: Craig Bennett, Abigail Baird, Michael Miller y George Wolford, “Demostrando que mediante el uso de instrumentos complejos y estadísticas simples se puede registrar la actividad cerebral en cualquier lugar, incluso en los salmones muertos".

Química: Johan Pettersson, quien “resolvió el rompecabezas de por qué, en determinadas casas de Anderslöv, Suecia, el cabello de las personas se torna verde”.

Literatura: La Oficina General de Contabilidad del Gobierno de los Estados Unidos, “Emitiendo el reporte del reporte del reporte que recomienda la preparación sobre el reporte del reporte del reporte".

Física: Joseph Keller, Raymond Goldstein, Patrick Warren y Robin Ball, “Calculando la correlación de fuerzas que dan forma y movimiento a una coleta de cabello humano”.

Dinámica de fluidos: Rouslan Krechetnikov y Hans Mayer, “Estudiando la dinámica del líquido para saber lo que sucede cuando una persona camina con una taza de café”.

Anatomía: Frans de Waal y Jeniffer Pocorny, “Descubriendo que los chimpancés pueden identificar a otros chimpancés mirando sus fotografías desde sus extremos posteriores”.

Medicina: Emmanuel Ben Soussan, “Asesorando a los médicos que realizan colonoscopías para reducir el riesgo de explosión de sus pacientes”.

[Guardian]

Te podría interesar:

Reloj eterno podría mantener el tiempo incluso después de que el universo muera

Ciencia

Por: pijamasurf - 09/21/2012

Físicos encuentran la manera de construir un reloj eterno que sobrevivirá la sentencia de la entropía y el consecuente fin del universo, manteniendo el tiempo consigo.

Aunque el tiempo es uno de los enigmas más elusivos de nuestra realidad, de alguna manera todos intuimos (o sospechamos) que su existencia está ligada no solo a la nuestra propia sino a la del universo mismo. El tiempo comenzó con el Big Bang, aseguran algunos, con la materia y el movimiento y, siguiendo este razonamiento, parece lógico que termine con el universo mismo, fin que la ciencia contemporánea pronostica e incluso considera inevitable.

Sin embargo —y aunque esto pareciera a primera vista un contrasentido—, recientemente un grupo de investigadores dio a conocer el diseño de un reloj que podría mantener el tiempo para siempre, incluso después de que el universo muera.

Se trata de un “cristal de espacio-tiempo” de cuatro dimensiones. En los cristales de tres dimensiones convencionales, como los diamantes y los copos de nieve, los átomos están dispuestos en patrones que se repiten, estructuras periódicas que se expresan en esas mismas tres dimensiones. En el caso de este singular reloj, dicha repetición se da tanto en el espacio como en el tiempo.

A comienzos del año el físico del MIT Frank Wilczek propuso la idea, aunque solo teóricamente. Pero ahora el equipo dirigido por Xiang Zhang, del Lawrence Berkeley National Laboratory, encontró una manera de hacerlo realidad.

Zhang y sus colegas sugieren que un cristal con estas características podría construirse utilizando un campo eléctrico que atrapara átomos cargados (iones) y tomando ventaja de la repulsión natural entre dos partículas con la misma carga (la llamada repulsión columbina).

“Bajo la influencia de un campo magnético débil, este cristal de iones en forma de anillos comenzaría una rotación que nunca se detendría. La rotación persistente de iones atrapados produciría un orden temporal, llevando a la formación de un cristal de espacio-tiempo en el estado más bajo de energía cuántica”, explicó Zhang.

Dicho estado mínimo de energía significa también la creación de un sistema sin desorden, es decir, sin entropía, esa parte de la energía que no puede utilizarse para producir trabajo que crece paulatinamente y que, eventualmente, acabará con el universo —pero al parecer no con este reloj ni con el tiempo ahí contenido.

[Scientific American]