*

X

Los países más corruptos son los que mejores propinas dan

Sociedad

Por: pijamasurf - 09/18/2012

Un estudio reveló que los países más corruptos son más propensos a retribuir al personal de servicio con grandes dádivas, en pos de un mejor servicio en el futuro --en una especie de soborno civilizado.

“Yo no doy propina porque la sociedad dice que tenga que hacerlo. Lo hago cuando realmente alguien la merece. Si ellos se esfuerzan, les daré algo extra. Quiero decir, esto de dar propinas automáticamente es para los tontos”, dijo Mr. Pink en la película Perros de reserva.

De acuerdo a Mr. Pink, la propina es un extra que algún mesero o personal de servicio tiene que ganarse con su buen desempeño. Aunque, en algunas ocasiones, la propina es el medio para garantizar un mejor servicio en el futuro, como un guiño para que se nos recuerde como alguien generoso.

Magnus Torfason, miembro de Harvard Business School, ahondó más en este asunto. Para ello estudió el comportamiento de 32 países respecto a los pagos extras en algún servicio.  Magnus comprobó que en aquellos países donde la corrupción es notoria e imperante, las propinas suelen ser más comunes.

Quizá esto pueda parecer extraño. Sin embargo, el mecanismo de una propina es similar al del soborno. A menudo, las remuneraciones de los mafiosos y políticos suelen ser cuantiosas y recurrentes.

Para comprobar esta hipótesis, el equipo de Torfason se centró en dos países de igual rankeo en el asunto de propinas: India (grandes propinas, mucha corrupción) y Canadá (grandes propinas, poca corrupción).

El estudio reveló que los indios, a diferencia de los canadienses, utilizan la propina como un medio para garantizar un mejor servicio, o algún beneficio, en el futuro, muy similar al funcionamiento del soborno.

“Los estudios reportaron que un mecanismo psicológico podría ser la respuesta  que lleve a entender la relación que existe entre las propinas y la corrupción”, dijeron los investigadores.

Finalmente, la propina, en países corruptos, no es una remuneración por un buen servicio, sino una especie de inversión a futuro que asegure mejores beneficios, cuando en realidad tendría que ser el pago por algo que una persona te está brindando. 

[Bps]

Te podría interesar:

Mujeres con menor nivel educativo también viven menos, según estudios recientes

Sociedad

Por: pijamasurf - 09/18/2012

Si los estadounidenses de raza blanca antes presumían de su esperanza y calidad de vida, ahora las tendencias han ido a contracorriente, ya que desde 1990 se ha reducido 4 años, especialmente en mujeres con menor grado de estudios.

En los Estados Unidos, investigadores y sociólogos han documentado que las personas con más acceso al estudio tienen la posibilidad de incrementar su esperanza de vida, pero datos han demostrado que este mecanismo se ha descompuesto, especialmente en aquellos denominados “blancos”; ahora este grupo es el target de un retroceso que afecta en especial a aquellos con poca educación. Las razones de esta caída no son claras, pero los investigadores intuyen que el uso de medicamentos, el tabaquismo y la obesidad están íntimamente relacionados con este fenómeno.

“El mayor descenso ocurrió en el grupo de mujeres que no estudió la secundaria. De 1990 al 2008, su esperanza de vida se redujo 5 años”, dijo S. Jay Olshansky, profesor de la Universidad de Illinois. En el 2008, las mujeres de raza negra sin secundaria tenían la posibilidad de vivir más tiempos en comparación a las mujeres blancas que contaban con el mismo grado de estudios.  

Pero existen datos que revelan aún más el nivel de decadencia por el que atraviesa este sector poblacional: para los hombres blancos que solo cuentan con secundaria, la esperanza de vida se redujo 3 años, mientras que para los hispanos y negros aumentó.

En la actualidad, los blancos constituyen una proporción poblacional cada vez menor. La últimas estadísticas mostraron que la esperanza de vida  para una mujer blanca sin secundaria es de 73.5 años mientras que para una con título universitario es de 83.9. Para los hombres blancos la diferencia era aún mayor: 67.5 para los que contaban con menos estudios y 80.4 para quienes poseen un título universitario o de nivel superior.

Las expectativas de vida para las mujeres blancas han sido desalentadoras también en el rankin mundial: en 2012, figuraban en el lugar 41; en 1985, en el 14. Davis Cutler, profesor de economía de Harvard, no tiene una respuesta que satisfaga, aunque la mayoría de las hipótesis están relacionadas con el estilo de vida y con la alimentación, pero afortunadamente el grupo de mujeres con un nivel de estudio bajo se ha reducido desde 1990, de un 22% a un 12%.

El profesor Olshansky afirma este dato, pero dijo que la caída no se detendrá. “La buena noticia es que en este grupo hay menos gente; la mala, que aunque sean pocos, mueren rápidamente”.

James Jackson, director del Instituto de Investigaciones Sociales de la Universidad de Michigan, ofrece un panorama distinto de este escenario. El sociólogo propone que esta tendencia posiblemente se deba a que las mujeres con menos estudios optan por conductas más arriesgadas. Además, indica que desde 1990 el consumo de fármacos se ha disparado desproporcionadamente entre los blancos, especialmente entre las mujeres, quienes, además, fuman en mayor cantidad y con más frecuencia. Aun con estos datos, no se sabe con exactitud el porqué de este descenso.

Gran parte de los investigadores mencionan factores físicos como principal causante de este retroceso, ¿y los factores espirituales, mentales y emocionales? Probablemente la esperanza de vida ya no solo se determine por cuestiones económicas, sino también por cuestiones que van más allá de lo tangible. 

[NYT]